Cómo hacer helados saludables

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Preparar helados en casa es una forma estupenda de disfrutar de un postre sano y delicioso, ya que nos aseguramos de que todos los ingredientes sean naturales.

¿A quién no le gustan los helados durante el verano? Incluso, hay personas que no dejan de disfrutarlos aunque haga frío. En el siguiente artículo aprenderás diferentes recetas para hacer helados saludables en casa y con pocos ingredientes. Así, podrás tenerlos listos para cuando desees sin tener que salir a comprar.

Helados frutales frente a helados de crema

No es necesario estar a dieta para querer disfrutar de un helado de fruta o ‘de agua’, como se puede conocer en algunos lugares. Estos son los que más refrescan y quitan la sed en un día caluroso, ya sea en la oficina, en la playa o en el campo.

Además, si los vamos a hacer nosotros mismos, es mucho más sencillo, porque entre los ingredientes están las frutas de temporada. Este tipo de helados son bajos en grasas, colesterol, calorías y azúcar.

También tenemos a disposición los helados cremosos, que llevan, en su mayoría leche, y sirven tanto para tomar como postre como para disfrutar en lugar de la merienda, por ejemplo. Estos no quitan la sed y hay que tener cuidado con la cantidad de azúcar que se le añade. Sin embargo, suelen ser los preferidos por su consistencia y sabor.

Helados saludables

Helados saludables caseros y naturales

Podemos elaborar en casa deliciosos helados saludables y hasta puede convertirse en una actividad para hacer con los niños. Hay tres tipos de preparación: con frutas; con frutas y leche y con infusiones.

Te puede interesar: Cómo preparar un helado de coco sin lácteos

Helados con frutas

En la primera opción tenemos los helados con frutas. Se suelen usar las frutas de verano, ya que son abundantes de agua y tienen un sabor dulce. Por ejemplo, se recomienda hacer helado con sandía, melocotón, frambuesas, limón, etc., o hacer un mix de varios ingredientes como puede ser melón, pera y manzana, o cereza y naranja.

En estos casos, tienes que trocear las frutas, añadir hielo y mezclar en la batidora, formando un postre frío en minutos. Recuerda que cuantos menos aditivos lleve la receta, más natural y sano será el helado.

helado5

Helados con leche o yogurt

La segunda alternativa para disfrutar de helados saludables es la más popular debido a su consistencia y a que parece el helado que se compra. La leche y el yogur sirven como saborizantes y espesantes, además de ser ingredientes que siempre solemos tener en la nevera.

Desde un punto de vista nutricional, los helados de base láctea son una buena opción frente a otro tipo de dulces. Esto es debido a que su contenido en leche los convierte en una fuente interesante de calcio y de proteínas de buena calidad, y así lo señala este libro coordinado por por la profesora Mª Carmen Vidal, doctora en Farmacia y catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universitat de Barcelona.

Se les puede añadir huevo para sumar proteínas y consistencia, y se puede usar cualquier fruta que se desee, sobre todo, banana, durazno o piña, es decir, las más carnosas.

Helados con té o infusiones

Por último, podemos preparar helados saludables con infusiones o tés granizado. Lo único que tenemos que hacer es el té como de costumbre (en hebras o en un saquito), dejar que se enfríe y, después, mezclar con hielo picado, igual que con las frutas. Las sugerencias para helados más deliciosos son el de té verde, el de canela, el de manzana, el de té negro, el de menta o el de hierbabuena.

helado4

Las mejores recetas de helados saludables

1. Helado de durazno

Es bueno para los niños y se hace de forma muy sencilla. Es un tipo de helado que se puede hacer en verano, que es cuando la fruta se consigue en el mercado. Los ingredientes son:

  • Dos tazas de leche en polvo descremada.
  • Una taza de leche descremada.
  • Una taza de azúcar (se puede usar 2/3 de edulcorante).
  • Un huevo batido.
  • ¼ de cucharada de extracto de vainilla o de almendras.
  • Dos duraznos medianos o una taza de duraznos picados.

Preparación:

Mezcla las leches, el azúcar, el huevo y la vainilla, y bate bien hasta que se forme una mezcla homogénea. Puedes usar batidora o licuadora. Añade los duraznos en trozos y vierte en un recipiente que llevarás al congelador. Deja una hora, por lo menos, antes de servir.

2. Helado de limón

Un clásico que ayuda a quitar la sed y es delicioso. Los ingredientes son:

  • Una taza y media de leche descremada.
  • Media taza de zumo de limón recién exprimido (algunos optan por el que viene en botella).
  • Media taza de crema de leche batida.
  • Una pizca de sal.
  • Una lata de leche condensada descremada.
  • Seis galletas graham trituradas.
  • Si se desea, rodajas de limón.

Preparación:

Combina la leche con el zumo, la crema, la sal y la leche condensada con batidora o licuadora. Coloca media hora en el refrigerador. Cuando esté semi firme, mezcla con las galletas y vuelve a llevar al congelador durante, al menos, una hora. Puedes adornar con las rodajas de limón y con 1 galleta por porción.

helado3

Quizá te interese: Ya existe el helado que no se derrite

3. Helado de banana, uno de los helados saludables más queridos por los niños

Sin lugar a dudas, una forma diferente de disfrutar de esta fruta que se consigue todo el año y es una de las preferidas por los niños. Los ingredientes son:

  • 1 banana o plátano mediano cortada en rodajas.
  • Tres cucharadas de leche descremada.
  • Una cucharada de nueces picadas.

Preparación

Corta la banana y llévala al congelador durante dos horas. Después, coloca en el procesador de alimentos junto a la leche y mezcla bien. Incorpora las nueces y sigue batiendo. Coloca nuevamente en el refrigerador hasta la hora de servir.

4. Helado de kiwi

Aunque no lo creas esta es una fruta deliciosa para hacer helados saludables. Para prepararlo solo necesitas:

  • 200 gramos de kiwis.
  • 100 cl de agua.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Medio sobre de gelatina sin sabor.

Preparación

Licúa todo excepto la gelatina, que se añade cuando lo demás está bien integrado. Llena los moldes y lleva al congelador. Deja pasar una hora y añade los palitos (opcional). Después, es conveniente mantenerlos en el congelador al menos dos horas más.

5. Helado de frutilla y naranja, uno de los helados saludables más sencillos de realizar

Si deseamos un helado muy refrescante y delicioso, podemos intentar esta combinación tropical, ideal para días calurosos. Para ello, precisas:

  • 200 gramos de fresas o frutillas.
  • 100 cl de zumo de naranja.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • Medio sobre de gelatina sin sabor.

Preparación

Licúa los tres primeros ingredientes y luego añade la gelatina. Vierte la mezcla en los moldes y llévala al congelador. Cuando pase una hora, coloca los palitos y luego déjala allí dos horas más.

helado6