Cómo hacer patatas fritas crocantes

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
A continuación te revelamos varios trucos para que puedas disfrutar de unas ricas y deliciosas patatas fritas crocantes. ¡Apunta!

A la mayoría de nosotros nos encantan las patatas fritas crocantes. Son el mejor acompañamiento para la mayoría de los platos que consumimos. No obstante, odiamos cuando quedan con una consistencia tierna, las hace desagradables al comerlas.

Aquí aprenderás unos excelentes consejos para que, a la hora de que se te antoje cualquier plato o comida, puedas acompañarlas con unas deliciosas patatas fritas crocantes. ¡Toma nota!

Lo que debes saber sobre las patatas

Aunque la patata es una gran fuente de carbohidratos, no quiere decir que no sea nutritiva. Como lo destaca una publicación en Critical Reviews in Food Science and Nutrition, es una de las fuentes más abundantes de vitaminas C, vitamina B6 o piridoxina, tiamina, niacina, ácido pantoténico y folato.

Asimismo, es una fuente interesante de minerales como manganeso, fósforo, cobre, potasio, magnesio y hierro. Sin embargo, su consumo debe ser regulado, pues en exceso pueden contribuir a un aumento de peso.

Patatas fritas crocantes en aceite de cacahuete

En esta receta, para hacer que tus patatas fritas queden crocantes, se necesita freír con aceite de cacahuete. Este es uno de muchos trucos que existen para que tus patatas queden con la consistencia deseada.

El aceite de cacahuete es uno de los aceites más utilizados en la cocina, pues es usado para freír, saltear, o simplemente para añadir un suave sabor a nuez a todos tus platillos. Los ácidos grasos en el aceite de cacahuete son similares a los que están presentes en el aceite de oliva.

Además, como puede observarse en SELF Nutrition Data, este aceite contiene vitamina E y fitoesteroles que ayudan a proteger el cuerpo contra los efectos del estrés oxidativo.

Cómo hacer patatas fritas crocantes

Las patatas fritas crocantes, si están bien hechas, son una delicia para nuestros paladar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no dejan de ser un snack alto en calorías, por lo que su consumo debe ser moderado y ocasional. Sabiendo esto último, pueden disfrutarse sin remordimientos.

Ingredientes

  • Una olla o sartén, trata que sea gruesa o de fondo pesado.
  • 3 tazas de aceite de cacahuete o vegetal (300 mL).
  • 6 patatas de piel blanca (900 g).
  • 2 ó 3 cucharaditas de sal (15 g).

Truco nº 1

patatas

  • Primeramente, para poder obtener las patatas fritas crocantes, debes cortar las patata en tiras (largas) y luego lavarlas en agua bien fría. Recuerda secarlas bien con un paño para quitar todo exceso de agua.
  • No debes congelar las patatas crudas, éstas tienen que estar pre cocidas para que puedas llevarlas al congelador. Las patatas fritas quedarán más crujientes si las congelas.
  • Lo que debes hacer es freír las patatas unos minutos (sin dorarlas), y retíralas del aceite poniéndolas en una toalla o papel absorbente. Luego, introduce todas las patatas en una bolsa o bol tapado y congélalas unas horas.
  • No importa si al sacarlas del congelador, las patatas se pegan. Cuando las vuelvas a freír, se separarán por sí solas. Con esto verás que las patatas te quedarán muy doradas y crocantes.
  • Finalmente, puedes esparcir la sal (todo depende de tu gusto).

Ver también: 12 sorprendentes usos del almidón de maíz o maicena

Truco nº 2

  • Si quieres saber otro truco para que tus patatas fritas queden crujientes, lo que debes hacer es, rociarles sal antes de freírlas.
  • Sigue los pasos del primer truco antes de llevarlas a la sartén, y luego salpica un poco de sal sobre tus patatas; fríelas en abundante aceite caliente hasta que pongan doradas.
  • Seguidamente, te darás cuenta de que las patatas obtienen una cubierta crocante. No obstante, no dejes que las patatas se enfríen por mucho tiempo, pues la sal también hará que se pongan tiernas cuando se enfríen. (Así que te aconsejamos que no les agregues mucha sal).

Truco nº 3

patatas fritas avlxyz

  • Otro truco ideal para que las patatas fritas queden crocantes y no se quemen es, freírlas en una sartén con aceite muy caliente para darles una primera cocción. Después, aléjalas del aceite y en otra sartén con aceite caliente, culmina de freír tus patatas.
  • Esto funciona para evitar que el aceite se enfríe rápidamente y que no tenga burbujas al terminar de cocinarlas. Te aseguramos que, las patatas fritas crocantes te saldrán doradas y apetitosas.

Truco nº 4

  • Hay personas que utilizan otro tipo de estrategia para que el aceite se mantenga bien caliente y consigan tener las patatas fritas crocantes. Solo debes añadirle al aceite vegetal 2 cucharadas de manteca.
  • Esto permitirá que el aceite se mantenga caliente y las patatas salgan más crujientes.

Te recomendamos leer: 4 recetas de puré de patatas y verduras al vapor

Truco nº 5

Patatas fritas

  • Otra manera de tener tus patatas fritas crocantes consiste en pasarlas por harina de trigo o maicena.
  • Pero antes de freír las patatas, lávalas con abundante agua fría con sal para que estas absorban bien el sodio y no sientas que no tienen sabor al momento de comerlas.

Finalmente, esperamos que estos consejos sean útiles a la hora de preparar tus patatas fritas. Escoge el que más fácil te parezca y lúcete en la cena con unas deliciosas y crujientes patatas fritas. Sin embargo, no olvides moderar las porciones para evitar excederte con las calorías.

  • Camire, M. E. (2016). Potatoes and Human Health. In Advances in Potato Chemistry and Technology: Second Edition (pp. 685–704). Elsevier Inc. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-800002-1.00023-6
  • Ezekiel, R., Singh, N., Sharma, S., & Kaur, A. (2013). Beneficial phytochemicals in potato - a review. Food Research International50(2), 487–496. https://doi.org/10.1016/j.foodres.2011.04.025
  • Ezekiel, R., Singh, N., Sharma, S., & Kaur, A. (2013). Beneficial phytochemicals in potato - a review. Food Research International, 50(2), 487–496. https://doi.org/10.1016/j.foodres.2011.04.025