Cómo hacer remedios con laurel para mejorar tu salud respiratoria

Solimar Cedeño · 23 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 22 mayo, 2019
Aunque el uso tópico y oral del laurel puede ser muy efectivo para aliviar malestares respiratorios, no se recomienda su consumo para mujeres embarazadas o lactantes.

El laurel (Laurus nobilis L.) es una planta de la familia de las lauráceas. Está compuesta por carbohidratos, grasas y proteínas, así como vitamina C y minerales como el calcio, el hierro, el fósforo o el potasio, entre otros. Todos estos nutrientes permiten que no solo tenga usos culinarios, sino también medicinales. Por ello, existen numerosos remedios con laurel.

Esta planta desde hace miles de años para aliviar distintas molestias, desde gases hasta digestiones pesadas.

Se dice que sus hojas ayudan a estimular el apetito. Por ello, se ha utilizado en ciertos tratamientos de fitoterapia, destinados a personas que necesitan ganar peso. Concretamente, las hojas se aprovechan para preparar infusiones que deben consumirse antes de las comidas.

Según los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), «del fruto, que parece una oliva pequeña negra, se extrae una sustancia muy aromática constituida por pineo y cineol, principios que se utilizan en farmacología».

Además de utilizarse como digestivo, también se han aprovechado sus propiedades medicinales para el alivio de ciertos problemas respiratorios.

Vahos de laurel para expulsar la mucosidad

Los vahos pueden ayudar a expulsar la mucosidad en caso de sufrir congestión. La humedad es lo que viene a generar el alivio, no obstante, hay quienes consideran que ciertos compuestos de las hojas de laurel también realizan cierto aporte.

Baño facial de vapor.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite de laurel

Preparación

  • Hierve los 2 vasos de agua y, cuando llegue al punto de ebullición, retira del fuego y añade 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite esencial de laurel.
  • Vierte el agua caliente en un bol.
  • Cubre tu cabeza con una toalla y coloca la cara cerca del bol (a una distancia prudente) de manera que puedas inhalar el olor del vapor de laurel.
  • Repite tantas veces consideres necesario para obtener el alivio.

Lee también: 7 propiedades de las hojas de laurel que no conocías

Jarabe casero de laurel para la tos

Según creencias populares, el laurel también es un buen ingrediente para elaborar jarabes para la tos productiva. Puedes hacerlo tú mismo en casa, pues es muy sencillo de preparar.

Ingredientes

  • 6 hojas de laurel
  • El jugo de 1 limón
  • 1 tazas de agua (250 ml)
  • 6 cucharadas de azúcar moreno (90 g)

Preparación

  • Toma una olla y agrega las 2 tazas de agua y las hojas de laurel. Deja que hierva 15 minutos.
  • Una vez cocidas las hojas, cuela el agua y dejar enfriar.
  • A continuación, vierte el líquido en un recipiente y agrega 6 cucharadas de azúcar moreno y el jugo de un limón orgánico.
  • Después de mezclar e integrar todo muy bien, ya estará listo el jarabe casero. Solo te queda envasar y guardar al frío durante 7 días. Luego, podrás tomarlo cuando sientas tos o malestar de gripe.
  • Consulta con tu médico antes de comenzar a consumir este tipo de remedios caseros, ya que estos podrían causar interacciones con ciertos medicamentos y alimentos.

Te puede interesar: El laurel y sus propiedades digestivas

Compresas con hojas de laurel

Puedes preparar una infusión con hojas de laurel para elaborar tus propias compresas. Estas pueden ayudarte a aliviar algunas molestias puntuales, de intensidad leve.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 3 hojas de laurel frescas

Preparación

  • Primero, en una olla calienta 2 tazas de agua hasta que empiece a hervir.
  • A continuación, añade las hojas de laurel frescas al agua hirviendo y déjalas reposar durante unos minutos.
  • Empapa un paño con la infusión y colócalo como compresa sobre el pecho.
  • Otra opción es remojar las hojas de laurel en agua caliente y colocarlas directamente en forma de compresas sobre el pecho.
  • Finalmente, cubre tu pecho con una toalla y calienta las hojas nuevamente cada vez que se enfríen.

Aceite de laurel

Se dice que el aroma del aceite de laurel puede ayudar a aliviar molestias varias en caso de gripe, catarro, resfriado y otros. Su olor penetrante permitirá respirar mejor. 

Para preparar el aceite de laurel, debes tener un tarro de cristal y limpiarlo bien porque será el recipiente para almacenar el aceite hasta que se acabe.

Ingredientes

  • 4 o 5 hojas de laurel
  • 2 tazas de aceite de almendras dulces (500 ml)

Preparación

  • Introduce las hojas de laurel en el recipiente y añade el aceite de almendras dulces. Es importante que las hojas estén limpias.
  • Luego cierra herméticamente y deja macerar el aceite por 40 días.
  • Una vez tengas el aceite de laurel podrás usarlo cuando sientas malestar en las fosas nasales o desees mejorar la respiración. Este remedio es sencillo y efectivo.
remedios con laurel para la salud respiratoria

Nota final

Antes de comenzar a utilizar los remedios caseros con laurel, es recomendable consultar con el médico. De lo contrario, nos arriesgamos a que estos causen interacciones.

Por otra parte, recuerda que no debes sustituir el tratamiento pautado por el médico con ningún remedio casero, por muy beneficioso que se comente en el ámbito popular.

  • Nayak, S., Nalabothu, P., Sandiford, S., Bhogadi, V., Adogwa, A. (2006). Evaluation of wound healing activity of Allamanda cathartica. L. and Laurus nobilis. L. extracts on rats. BMC Complementary and Alternative Medicine, 6(12)
  • Fittall, K. (2014). Herbs that heal. Good Health, 80-81