Cómo hacer remedios con laurel para mejorar tu salud respiratoria

Aunque el uso tópico y oral del laurel puede ser muy efectivo para aliviar malestares respiratorios, no se recomienda su consumo para mujeres embarazadas o lactantes

El laurel (Laurus nobilis L.) es una planta de la familia de las Lauráceas. Está compuesta por carbohidratos, grasas y proteínas, así como vitamina C y minerales (calcio, hierro, fósforo o potasio, entre otros). Sus propiedades permiten que sus usos sean múltiples, y no sólo para la cocina. Existen numerosos remedios con laurel.

Las propiedades medicinales del laurel ayudan a prevenir y aliviar ciertas afecciones. Uno de sus beneficios es que ayuda a la digestión y previene la acidez. Sus componentes, como el cineol y el eugenol, reducen los gases presentes en el conducto digestivo.

Las hojas de laurel también permiten mejorar y estimular el apetito. En ciertos tratamientos de fitoterapia destinados a personas que necesitan ganar peso, se recomiendan las infusiones de laurel antes de las comidas.

Son múltiples los beneficios del laurel, pero enfocaremos en sus propiedades en relación a problemas respiratorios. El laurel tiene efectos bactericidas, antisépticos, expectorantes y antiinflamatorios. Por esta razón, está recomendado para ayudar en las afecciones del aparato respiratorio como, por ejemplo, gripe, faringitis o bronquitis.

Si sufres de problemas respiratorios, te diremos cómo hacer remedios con laurel para mejorar tu salud respiratoria.

Inhalar vapor de laurel para aliviar la gripe, la congestión y la mucosidad

El vapor del laurel sirve como expectorante ya que ayuda a abrir las vías respiratorias. El olor de las hojas de laurel es refrescante y genera alivio en las fosas nasales.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite de laurel

Preparación

  • Hierve los 2 vasos de agua y, cuando llegue al punto de ebullición, retira del fuego y añade 6 hojas de laurel o 5 gotas de aceite esencial de laurel.
  • Vierte el agua caliente en un bol.
  • Cubre tu cabeza con una toalla y coloca la cara cerca del bol de manera que puedas inhalar el olor del vapor de laurel.

Lee también: 7 propiedades de las hojas de laurel que no conocías

Baño facial de vapor.

Jarabe casero de laurel para la tos

Otro de los remedios con laurel para ayudar en el tratamiento de la tos seca es el jarabe. Puedes hacerlo tú mismo y es muy sencillo de preparar.

Ingredientes

  • 1 tazas de agua (250 ml)
  • 6 hojas de laurel
  • 6 cucharadas de azúcar moreno (90 g)
  • El jugo de 1 limón orgánico

Preparación

  • Toma una olla y agrega las 2 tazas de agua y las hojas de laurel. Deja que hierva 15 minutos.
  • Una vez cocidas las hojas, cuela el agua y dejar enfriar.
  • A continuación, vierte el líquido en un recipiente y agrega 6 cucharadas de azúcar moreno y el jugo de un limón orgánico.
  • Después de mezclar e integrar todo muy bien, ya estará listo el jarabe casero. Solo te queda envasar y guardar al frío durante 7 días. Luego, podrás tomarlo cuando sientas tos o malestar de gripe.

Compresas con hojas de laurel

La hoja de laurel es una de las mejores partes de la planta, ideales para hacer remedios herbales muy simples. Prepara un té con hojas de laurel para hacer compresas.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 3 hojas de laurel frescas

Preparación

  • Primero, en una olla calienta 2 tazas de agua hasta que empiece a hervir.
  • A continuación, añade las hojas de laurel frescas al agua hirviendo y déjalas reposar durante unos minutos.
  • Empapa un paño con la infusión y colócalo como compresa sobre el pecho.
  • Otra opción es remojar las hojas de laurel en agua caliente y colocarlas directamente en forma de compresas sobre el pecho.
  • Finalmente, cubre tu pecho con una toalla y calienta las hojas nuevamente cada vez que se enfríen.

Ver también: El laurel y sus propiedades digestivas

Aceite de laurel

El aceite de laurel es uno de los remedios con laurel muy útil. Al inhalar el olor, ayudarás a abrir las vías respiratorias. Su olor penetrante permitirá que respires mejor. Para hacer el aceite de laurel, debes tener un tarro de cristal y limpiarlo bien porque será el recipiente para el aceite.

Ingredientes

  • 4 o 5 hojas de laurel
  • 2 tazas de aceite de almendras dulces (500ml)

Preparación

  • Introduce las hojas de laurel en el recipiente y añade el aceite de almendras dulces. Es importante que las hojas estén limpias.
  • Luego cierra herméticamente y deja macerar el aceite por 40 días.
  • Una vez tengas el aceite de laurel podrás usarlo cuando sientas malestar en las fosas nasales o desees mejorar la respiración. Este remedio es sencillo y efectivo.
remedios con laurel para la salud respiratoria

Estos remedios son muy fáciles de preparar y sus beneficios serán múltiples. Si deseas ayudarte con remedios naturales, el laurel será un gran aliado para tratar las afecciones respiratorias.

Descubre sus beneficios y atrévete a realizar estos remedios con laurel que te ayudarán a mejorar tu salud respiratoria.

  • Nayak, S., Nalabothu, P., Sandiford, S., Bhogadi, V., Adogwa, A. (2006). Evaluation of wound healing activity of Allamanda cathartica. L. and Laurus nobilis. L. extracts on rats. BMC Complementary and Alternative Medicine, 6(12)
  • Fittall, K. (2014). Herbs that heal. Good Health, 80-81