¿Cómo preparar sopas saludables?

Francisco María García · 17 abril, 2018 · Última actualización: 5 enero, 2019 5 enero, 2019
Es importante aprender a controlar además qué ingredientes benefician más a la persona. Por ejemplo, es posible elaborar sopas que contengan elementos nutritivos y saludables. 

Alimentarse de manera sana y equilibrada ayuda al cuerpo a disminuir el exceso de tejido adiposo. También protege frente al riesgo de padecer determinadas enfermedades, entre otras las cardíacas.

Por ello, es importante aprender a controlar además qué ingredientes benefician más a la persona. Por ejemplo, es posible elaborar sopas que contengan elementos nutritivos y saludables. 

Del mismo modo, existe la posibilidad también de hacer uso de alimentos que ayudan a perder peso. Lo cual puede facilitar el control o la pérdida de peso en los adultos.

Cabe mencionar que estos alimentos no son remedios milagrosos. Únicamente con su consumo no se conseguirán los objetivos. En concreto para perder peso es necesario seguir una dieta estricta y realizar mucho ejercicio. También será fundamental acudir a un especialista que ayude a preparar y controlar la misma dieta.

La sopa como alimento desintoxicante

 

La sopa, dependiendo de con qué alimentos se realice, puede convertirse en una gran aliada para ayudar a desintoxicar el cuerpo. Es esta la razón por la que muchos especialistas la recomiendan antes de una intervención quirúrgica.

Esta interesante preparación, se realiza a base de verduras que contienen vitaminas y minerales. Además, también puede aportar propiedades antioxidantes y diuréticas. Esto es muy beneficioso para agilizar el metabolismo.

Tomates, apio, pimentón verde, col o repollo y cebollas son ingredientes a utilizar. También se pueden incluir especias como el chile o cayena, pimienta negra y jengibre y podemos tomarla fría o caliente.

Una gran aliada en la dieta diaria

Como se ha mencionado anteriormente, antes de iniciar una dieta es fundamental consultar a un especialista. Cada persona es diferente y es importante determinar qué es lo más beneficioso para cada uno.

Independientemente, la sopa puede ser utilizada dependiendo de los ingredientes con los que se haya preparado. Habitualmente, las más recomendadas se acompañan con frutas frescas de bajo contenido de azúcar.

Como vemos, este tipo de sopas son muy buenas de cara a combatir la acumulación de grasas y líquidos en el cuerpo. Muchas veces, esos excesos tienen que ver con el alto consumo de alimentos procesados, que pueden poner en riesgo la salud.

¿Cómo preparar sopas saludables?

Con cebolla y tomates

Sopa de ajo.

Ingredientes

  • Jengibre y aceite de oliva.
  • 4 litros de agua.
  • Pimienta o cayena y 1/2 repollo, 200 gramos.
  • 6 cebollas grandes, 300 gramos y 6 tomates pelados, 200 gramos.
  • 2 pimientos verdes grandes, 150 gramos.
  • Un poco de sal.
  • 2 o 3 tallos grandes de apio fresco, 150 gramos.

Elaboración

En primer lugar, se debe colocar en una olla el agua suficiente para que cubra las verduras, previamente lavadas y cortadas en trozos pequeños. Después, hay que sofreír todas las verduras picadas en un poco de aceite de oliva.

Seguidamente, pon agua a calentar e incorpóralas cuando empiece a hervir. Es importante mantener fuego bajo con la cacerola tapada, hasta que las verduras estén bien cocidas. Agrega la sal, la pimienta o cayena, y el jengibre al gusto

Las verduras pueden conservar el tamaño o pueden triturarse para obtener una crema. Tiene un efecto más saciante y favorece el tránsito intestinal. Guardar en el congelador en porciones para cada día

Te recomendamos leer: Deliciosos aros de cebolla rellenos de queso

Con zanahoria y calabacín

Ingredientes

  • Sal, pimienta y 2 cebollas.
  • 1 calabacín y 2 zanahorias.
  • 2 dientes de ajo y 1 pimiento verde.
  • Aceite de oliva virgen extra y 1 cucharadita de romero.
  • 5 tallos de apio picados y 1 repollo cortado en tiras.
  • 3 cucharadas de perejil picado.
  • 2 tazas y 1/2 de caldo de pollo.

Elaboración

En primer lugar, en una olla coloca a hervir el caldo de pollo. Entonces, rehoga en aceite la cebolla bien picada, el pimiento y el apio, también picados. Cuando hierva el líquido, agrega la cebolla.

Cinco minutos después incorpora el repollo. Espera otros 5 minutos y agregar las zanahorias cortadas. Pasados otros cinco minutos se agregan los pimientos, el apio cortado en trozos y el calabacín.

Cuando hayan transcurrido 25 minutos de cocción, se incorporan el perejil picado, el romero, sal y pimienta al gusto. Al cumplirse los 30 minutos, se baja del fuego y se deja enfriar a temperatura ambiente.

Opcionalmente, se puede agregar un chorrito de aceite de oliva al servir.

Descubre la dieta de la sopa quemagrasa.

Lee también: 3 tips sencillos y originales para disfrutar del plátano

  • Kell, D. B. (2004). Metabolomics and systems biology: Making sense of the soup. Current Opinion in Microbiology. https://doi.org/10.1016/j.mib.2004.04.012
  • Mattes, R. (2005). Soup and satiety. Physiology and Behavior. https://doi.org/10.1016/j.physbeh.2004.09.021
  • https://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20180716/45869914237/cebolla-alimentos-propiedades-beneficios-valor-nutricional.html