¿Cómo hacer un suavizante de telas libre de toxinas?

Aprende cómo preparar tres tipos diferentes de suavizantes naturales para tus prendas de ropa; una alternativa ecológica, económica y eficaz.

Cada vez más buscamos alternativas ecológicas en nuestro día a día. La realidad es que casi todos los productos que encontramos en el mercado podemos realizarlos de forma sencilla y con materiales naturales en casa.

En esta ocasión, queremos hablar del suavizante ecológico, es decir, la alternativa natural a los suavizantes comprados que están repletos de agentes químicos que dañan el medio ambiente. Estos productos químicos pueden afectar a nuestra salud sin que nos demos cuenta, haciendo aparecer alergias o reacciones graves en nuestra piel.

Para evitar estos inconvenientes, queremos indicarte cómo realizar un suavizante casero, el cual te aportará iguales o mejores resultados que el que uses normalmente. Comprobarás por ti mismo cómo es de sencillo realizar en casa un suavizante para ropa y telas libre de toxinas.

Para empezar, es necesario que sepas que este tipo de suavizantes se puede elaborar a partir de materiales naturales y muy económicos. Además, resulta sumamente versátil, ya que sirve para todo tipo de prendas y para cada programa de tu lavadora, al igual que para aquella ropa que se debe lavar a mano.

Es necesario saber cómo limpiar y cuidar nuestra lavadora.

¿Cómo realizar un suavizante libre de toxinas para tus telas?

Existen varias formas de hacer este tipo de producto en casa; además, seguramente tengas en tu despensa todos los ingredientes necesarios.

Por eso, a continuación te mostraremos diferentes alternativas con distintos ingredientes. Lo ideal será que pruebes todos y puedas elegir aquel que mas se ajuste a tus necesidades y te ofrezca mejores resultados.

Antes de realizarlo, deberás disponer de un recipiente hermético o un envase para guardar los preparados. Para ello, puedes reciclar los botes de tus antiguos suavizantes y detergentes o ayudarte de botellas de agua vacías.

Por otra parte, recuerda que se recomienda introducir justo antes de que el programa empiece con el ciclo de enjuague, y no administrarlo al inicio de cada lavado.

1.- Suavizante casero de vinagre blanco

Para llevarlo a cabo se necesitan los siguientes ingredientes:

  • ½ litro de vinagre blanco
  • 1 litro de agua mineral
  • 2 cucharadas de bicarbonato

Preparación:

  • Mezclar el agua con el vinagre.
  • Echar poco a poco el bicarbonato. Dejar que la espuma se disuelva y desaparezca.
  • Una vez que estén los tres ingredientes bien mezclados, estará listo para usar.

El vinagre, además, actúa sobre las manchas como un potente quitamanchas y olores. Así, puedes aplicarlo sobre la prenda que deseas lavar, ya sea porque tenga una mancha de café, vino o sudor, y dejar que repose alrededor de 10 minutos. Seguidamente, lávalo normalmente en la lavadora.

Te puede interesar: Las 5 mejores soluciones de limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre.

2.- Suavizante de vinagre blanco y aceite esencial

En esta ocasión necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 litro de vinagre blanco
  • 10 gotas de aceite esencial del aroma que más te guste

Esta versión es muy sencilla de elaborar, tan solo hay que mezclar los dos ingredientes y ya estará listo para usar.

Vinagre blanco para combatir los hongos de la cabeza.

3.- Suavizante de bicarbonato, sal marina y aceite esencial

La tercera opción que te ofrecemos precisa los siguientes ingredientes:

  • 15 gotas de aceite esencial del aroma que más te guste
  • 250 gramos de sal marina sin refinar
  • 75 gramos de bicarbonato de sodio

Preparación:

  • En primer lugar, añadir las 15 gotas de aceite esencial a la sal marina.
  • Remover hasta que el aceite esté bien absorbido por la sal.
  • A continuación, agregar el bicarbonato y volver a remover hasta conseguir una mezcla homogénea.

Cuando esté todo bien integrado, tendrás listo tu suavizante. Añade en cada lavado entre 2 y 3 cucharadas soperas justo antes del enjuague.

Estos tres suavizantes libres de toxinas son ideales también para la ropa de tu bebé, ya que no contendrán ningún elemento que no conozcas previamente.

Por otro lado, si eres una persona que sufre alergias en la piel, puedes animarte a preparar estos suavizantes caseros y a no arriesgarte a sufrir ninguna reacción cutánea. Además, los ingredientes son muy fáciles de conseguir y no requieren grandes inversiones de dinero.

Por último, otra de sus ventajas es que son capaces de acabar con las bacterias que pueden quedar en el tambor de la lavadora. De esta manera estarás contribuyendo no solo a cuidar de tus prendas de ropa, sino también de tu máquina de lavar.

Anímate a prepararlos en casa y a quedarte con el que más te guste. Son eficaces, rápidos de hacer y su elaboración no es nada compleja. ¡Son todo ventajas!

Te puede gustar