¿Cómo hacer tarjetas de regalo bonitas?

Ivan Aranaga Amengual 25 marzo, 2018
A continuación te comentamos cómo puedes hacer tarjetas bonitas para todos tus seres queridos de una forma fácil, rápida y, sobre todo, única.

Las tarjetas son un detalle muy significativo que se elaboran en poco tiempo y con pocos materiales. Por supuesto, todo depende de nuestros gustos y de nuestro espíritu creativo.

Las tarjetas personalizadas sirven para expresar nuestros sentimientos de una forma única. Se trata de un gesto con el que le hacemos saber a la persona que es apreciada, que nos importa, y que por ello nos tomamos un tiempo para hacer, con nuestras propias manos, este detalle.

Los materiales que necesitas para hacer una tarjeta de regalo suelen conseguirse en casa o en cualquier papelería a un bajo costo. Lo más importante es tener claros cuáles son los elementos clave de las tarjetas. 

Elementos clave de las tarjetas de regalo

  1. Diseño.
  2. Tamaño.
  3. Combinación de colores.
  4. Mensaje o dedicatoria para la persona que la recibe. 
  5. Firma, fecha y lugar. (Estos elementos ayudarán a la persona cuál fue la ocasión y el lugar en el que recibió tu obsequio).

Tu dedicación valdrá la pena, te lo aseguramos. Solo necesitas poner a volar tu imaginación, consolidar un diseño en tu mente y darte la oportunidad de sacar lo mejor de ti. ¡Exprésate!

Lee también: Día de la familia: el mejor regalo que nos puede dar la vida

¿Cómo hacer tarjetas de regalo bonitas?

7 juguetes para niños hechos con material reciclado

Recuerda que una manualidad puede ser mucho más apreciada que cualquier regalo comprado en una tienda. A veces es necesario simplificarse para transmitir mucho más (y mejor) nuestras ideas. 

Con estos sencillos pasos podrás hacer tantas tarjetas como lo desees. Asegúrate de contar con los siguientes materiales:

Materiales

  • 1 lápiz.
  • Pegamento.
  • Rotuladores.
  • 1 par de tijeras.
  • Purpurina (opcional)
  • Folios blancos (tamaño carta).
  • Foamis (de los colores que quieras).
  • Cartulinas (de colores) lisas ó corrugadas.

Procedimiento

  1. Toma un folio blanco tamaño carta y diseña tu tarjeta con tantos detalles como quieras. Dóblalo y haz tantas pruebas como quieras en este folio, que vendrá a ser tu ”prototipo”.
  2. Toma otro folio, colócalo en sentido horizontal y dóblalo a la mitad. Así tendrás el lienzo sobre el que trabajarás el diseño de tu tarjeta de regalo. Imagina cómo te gustaría que luciera la portada y el interior y crea un boceto en otro folio.
  3. Adapta la decoración de la tarjeta al motivo de la celebración.
  4. Escribe tu mensaje especial.
  5. Firma.

La combinación de colores 

La combinación de colores

El colorido de una tarjeta de regalo es muy importante, porque el color transmite mucho. Además, escoger una buena paleta de colores puede ayudarte a que tu obsequio se vea mucho más bonito.

Por ejemplo, para un cumpleaños, se recomienda usar tonos llamativos y vivos que combinen con la celebración de un año más de vida. El amarillo, naranja, azul, verde, fucsia y morado son algunos de los colores vivos que sirven para motivos de celebración.

En cambio, si la tarjeta es para tu pareja puedes utilizar rojos y rosados. Emplea las cartulinas de colores para crear las figuras decorativas, y los rotuladores para destacar palabras u oraciones especiales de la dedicatoria.

Visita este artículo: 7 manualidades con cajas para decorar

¡Atrévete a hacer tarjetas con relieve!

Un buen consejo es que utilices diferentes materiales, con texturas varias y distintos relieves para que tu tarjeta sea más atractiva a la vista y al tacto. No temas añadir purpurina, botones, estambres, fieltros y cintas.

El foami y la cartulina corrugada permiten crear una tarjeta bonita con texturas llamativas. Con estos materiales puedes recortar y pegar las figuras que hayas escogido para decorar tu creación.

Una buena primera impresión

Una buena primera impresión

La portada es el preámbulo del contenido de la tarjeta. No olvides que es lo que primero que verá tu destinatario. Así que asegúrate que la portada de tu tarjeta destaque y produzca una buena primera impresión.

Una portada llamativa debe tener un color de fondo y una frase especial en el centro de la tarjeta. Para el fondo, recorta una cartulina de uno de los colores de la paleta que seleccionaste a la medida de la portada.

Pega el rectángulo cuidadosamente sobre el folio blanco de la portada, y tendrás un bonito color  de fondo. Ahora es una buena idea incluir frases como “¡Feliz cumpleaños!” o “¡Felicidades!” junto con nuestro mensaje personalizado.

Escribe de corazón

La dedicatoria de la tarjeta no es menos importante que la decoración, los colores y los materiales que puedes usar. El mensaje que decidas dedicar debes escribirlo de corazón.

Recuerda que en la dedicatoria debes expresar tus sentimientos y buenos deseos para sacarle una sonrisa a tu destinario. Reserva un lugar especial para escribir la dedicatoria de tu tarjeta.

Evita copiar dedicatorias de Internet y dedica un tiempo para dejar salir las palabras que expresen lo que sientes por esa persona: felicita, agradece, celebra, y haz que tu escrito hable por ti.

Recomendaciones para tus tarjetas

Una buena recomendación es no sobrecargar la tarjeta de mucho texto ni de demasiadas figuras de decoración. Tu diseño debe ser diferente y llamativo. Recuerda que, en el caso de los diseños minimalistas, la calidad de la hechura está por encima de la cantidad de adornos.

Las tarjetas de regalo son fáciles de hacer y te pueden sacar de un aprieto más de una vez. Estimula tu creatividad y hazles saber tu cariño y aprecio a tus seres queridos. 

Te puede gustar