Cómo hacer tónico facial de agua de arroz

El agua de arroz es un tónico hipoalergénico que nos ayuda a calmar irritaciones. Además, favorece la eliminación de impurezas, combate el acné y el exceso de brillo

Vamos a aprender a hacer un tónico facial de agua de arroz. Si has escuchado algo acerca de las bondades del agua de arroz, quizá en este artículo puedas descubrir más acerca de él. Y, si no sabes nada de sus propiedades, te invitamos a que las conozcas.

Muchas personas que han usado el agua de arroz afirman que es una extraordinaria loción natural antienvejecimiento. De hecho, este preparado es conocido como uno de los mayores secretos de belleza de la piel en las mujeres asiáticas. Aparte de eso es muy fácil de preparar y bastante económico.

Beneficios del agua de arroz

Al usar el agua de arroz como tónico facial puedes limpiar tu piel suavemente, retirar impurezas como puntos negros, combatir el acné y el exceso de brillo en el rostro. Este tónico es hipoalergénico, por ende, ayuda a calmar irritaciones.

El agua de arroz contiene también inositol, el cual ayuda al crecimiento de las células e incita el flujo de la sangre. Esto contribuye a disminuir la apariencia de los poros abiertos y le da mucho más vitalidad a tu rostro.

Lee también: Cómo hacer tónico facial de agua de arroz

El tónico facial de agua de arroz también nos ayuda a eliminar las manchas en la piel ocasionadas por el sol y los cambios hormonales. Actúa como astringente natural, es rico en niacina (vitamina B3), la cual tiene un efecto blanqueador en la piel sin presentar efectos secundarios.

Para aquellas personas que sufren de la alteración en la piel conocida como rosácea, este tónico es ideal para calmar las irritaciones y suavizar la piel.

¿Cómo preparar el tónico facial de agua de arroz?

Agua-de-arroz

Como ya hemos mencionado, el tónico de agua de arroz es muy fácil de preparar y es bastante económico, ya que se hace con ingredientes que por lo general tenemos fácilmente en casa.

Para preparar el tónico de agua de arroz lo único que necesitas es:

  • Un recipiente apropiado para mezclar el arroz y el agua, mejor con tapa.
  • Media taza de arroz, a ser posible arroz orgánico.
  • Un vaso de agua; se recomienda que sea agua destilada.
  • Un escurridor o colador.

Preparación

Teniendo lo necesario para prepararlo, debes proceder a mezclar el agua y el arroz en el recipiente, luego tápalo y déjalo reposar durante toda una noche. Pasado éste tiempo debes colar el contenido.

Otra manera de prepararlo es hirviendo el arroz en agua, luego de haberlo hervido cuela el líquido y obtendrás exactamente el mismo resultado. La mezcla puede durar entre una semana o dos si la reservas en un lugar adecuado.

Para aplicarte el tónico debes tomar un poco de algodón, sumergirlo en el agua de arroz y pasarlo por todo tu rostro. Si quieres, también por todo tu cuello; esto beneficiará tu piel, la hará ver más suave, libre de grasa y luminosa.

Si quieres saber más, lee: El uso del arroz en la cosmética casera

Otros usos

Lavado-del-cabello

Este tónico a base de agua de arroz también se puede utilizar en el pelo. Muchas personas que lo han usado, aseguran que le da un brillo único y una suavidad sin precedentes. Aplícalo después de lavarte el cabello y deja el tónico un par de minutos, luego enjuágatelo.

Recomendaciones

Para potenciar los efectos del tónico de agua de arroz, recuerda que debes limpiar muy bien tu piel todos los días y retirar los excesos de maquillaje.

Procura realizarte una exfoliación regularmente para promover la eliminación de las células muertas y aquellas impurezas que pueden afectar la salud de la piel.

El tónico facial de agua de arroz puede convertirse en nuestro mejor aliado para evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Pero hay que complementarlo con una dieta saludable, actividad física y los buenos hábitos que son claves para mantenernos jóvenes por más tiempo.

No olvides que para obtener resultados favorables con este poderoso tónico facial, debes aplicarlo frecuentemente, limpiando previamente tu piel.

Te puede gustar