Cómo hacer tu propio deshidratador solar

El proceso de deshidratar se practica desde hace miles de años. Se trata de uno de los métodos de conservación de alimentos más antiguos.

¿Deseas conservar mejor algunos alimentos de tu despensa? Si es el caso, quizás debas considerar optar por un deshidratador solar o secador.

Deshidratar los alimentos es el proceso mediante el cual se elimina toda la humedad de los mismos para su preservación. De esta manera, los alimentos se pueden consumir a lo largo de un determinado periodo de tiempo, en lugar de tener que hacerlo inmediatamente.

¿Se te suele estropear la comida?

Cuando estamos en el supermercado, lo que queremos es llenar la despensa y no contamos con que, a veces, no es posible consumir todos los alimentos antes de que caduquen.

Así que lo recomendable es deshidratarlos para quitarles un  porcentaje de agua y preservarlos sin tener que recurrir a conservantes.

Está claro que estamos en una época en la que prima lo natural y cada vez son más las personas que se apasionan por llevar una dieta equilibrada

Todos desean aprovechar los beneficios de los alimentos. Desde las vitaminas y minerales que nos ofrecen las frutas, hasta las proteínas de los  vegetales y las carnes.

Pero, ¿qué tan bueno es consumir alimentos deshidratados?

  • A pesar de que los alimentos deshidratados tienen un sabor dulce, el azúcar que contienen no es procesada y conservan vitaminas y minerales (potasio, magnesio, fósforo y calcio.
  • Además, el proceso no altera el contenido de hierro y fibra.

Los alimentos secos proporcionan el doble de energía que los frescos y por ello se han vuelto los favoritos a la hora de consumir aperitivos.

Además, sus propiedades los hacen más fáciles de digerir para el organismo y excelentes aliados para bajar esos kilos de más.

Otras razones para hacer un deshidratador

deshidratador

Cuando utilizas un deshidratador de alimentos ya no necesitas recurrir a la refrigeración o congelación, pues los alimentos se mantienen en buen estado en la alacena y conservan sus propiedades nutricionales.

Los alimentos deshidratados son un sustituto de las golosinas y son bajos en grasas ya que no pasan por procesos industriales. Por otra parte, son buenos acompañantes en diversos platos.

Visita este artículo: 9 alimentos que no necesitan refrigeración para conservarse

¿Cómo hacer un deshidratador casero?

Cómo hacer un deshidratador casero

Para realizar tu propio deshidratador solar no necesitarás herramientas rebuscadas ni seguir instrucciones complicadas. Solo necesitarás algunos utensilios caseros.

Utensilios

  • Malla.
  • Grapas.
  • Bisagras.
  • Taladro.
  • Tornillos.
  • Broca corona.
  • Cajón de madera.
  • 4 tacos de madera.
  • Puntas para taladro.
  • 8 tablillas de madera.
  • Plástico transparente.
  • Una bolsa de basura negra.

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, con ayuda del taladro y la broca, tienes que hacer dos agujeros en los laterales del cajón de madera. Justo en la mitad de cada lado.
  • A continuación cubre con malla los hoyos y ajusta con las grapas.
  • Forra la base del cajón con la bolsa negra. Debes tener cuidado para que no se rasgue ni quede alguna área descubierta.
  • Coloca los cuatro tacos de madera en los laterales pequeños, uno en cada esquina, para que quede un segundo nivel.
  • Después, con las tablillas de madera, haz un marco exactamente del mismo tamaño del cajón. Pon la punta en el taladro y atornilla muy bien las esquinas.
  • El siguiente paso es forrar el marco con el plástico transparente y engrapar por todos los laterales para que quede bien sujeto.

Es muy importante que verifiques que no tenga ningún orificio, puesto que de este depende la entrada de calor.

  • En uno de los laterales largos sitúa las bisagras con los tornillos, una en cada esquina para abrir y cerrar el cajón.
  • Posteriormente haz un marco unos centímetros más pequeño que el cajón, de tal manera que se introduzca para ponerlo sobre los cuatro tacos y se forme la segunda base.
  • Para terminar, forra el marco interior con la malla y engrapa muy bien los laterales.

¿Quieres conocer más? 8 limpiadores caseros para la madera

¿Cómo usarlo?

Cómo usarlo

Para aprovechar al máximo el deshidratador es necesario tener en cuenta la dirección del sol, con el fin de que entren los rayos por los hoyos en los laterales.

Si deseas resultados inmediatos hay que buscar una zona donde corra el aire caliente y poca humedad. 

Recomendaciones

  • Selecciona aquellos alimentos que desees deshidratar. Evita los que estén muy maduros.
  • Lava los alimentos seleccionados.
  • Corta en tiras, trozos o cubos pequeños para que el proceso sea más rápido.
  • Coloca los alimentos en la malla de manera uniforme para que el secado sea el mismo.
  • Retira aquellas que no respondan a la deshidratación para que no afecten el resto.
  • Una vez que están secos hay que envasarlos enseguida para que no se llenen de humedad.
  • Anota la fecha en que hiciste el proceso y no consumas después de un año.

Y bien, ¿listo para utilizar tu deshidratador solar de alimentos?