Cómo hacer un bálsamo labial de chocolate y menta

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 6 marzo, 2019
Prepara en tu casa un estupendo bálsamo labial a base de chocolate y menta que mantendrá tus labios hidratados y saludables. ¡Fácil, económico y atractivo!

Hacer un bálsamo labial en casa es algo tan fácil como divertido. La opción que sugerimos aquí es elaborarlo a base de chocolate y menta. La combinación es tan atractiva como beneficiosa para la salud de los labios. Suaviza, tonifica, hidrata y trata cualquier tipo de inflamación. Tener este tipo de bálsamo labial cada día en tu bolso te aportará esa protección tan indispensable y atractiva de la que ya no podrás prescindir.

También lee Cómo preparar mascarillas naturales para la piel seca

¿Qué necesito para hacer mi bálsamo labial de chocolate y menta?

Como-hacer-un-bálsamo-labial-de-chocolate-y-menta

1. Manteca de cacao

Puedes encontrarla en muchas tiendas de belleza natural o en herboristerías. Se trata de una manteca elaborada a base de semillas del árbol del cacao. Gracias a sus propiedades, se logran labios más suaves y flexibles. Además de la manteca de cacao, se necesita una cucharada de chocolate negro rallado.

2. Cera de abeja

También la encontrarás en tiendas naturales de belleza, no es cara y puede tener múltiples usos en tu día a día. La cera le aporta al bálsamo labial hidratación y nutrición, además de propiedades antisépticas y antibacterianas. También tiene vitamina A que ayuda a conseguir labios atractivos y sanos.

4. Aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta se consigue en tiendas de belleza, tiendas naturales o herboristerías. Es muy adecuado para tratar la piel en general y también para recursos de belleza como este bálsamo labial.

Además, la menta es una gran antibacteriana, alzándose como un excelente antiséptico, antiinflamatorio, analgésico y antimicrobiano.

También lee Conoce todos los beneficios que trae el aceite de menta para tu salud corporal

5. Aceite de vitamina E

Lo puedes encontrar en cápsulas, tanto en farmacias como en tiendas naturales. La vitamina E protege, nutre y es un emoliente genial para todo lo relacionado con la cosmética por sus propiedades antioxidantes.

Como vamos a usar muy poquito, tener vitamina E en casa es muy rentable ya que tiene otras aplicaciones, por ejemplo para el cabello y las uñas.

Cómo preparar el bálsamo labial de chocolate y menta

balsamo

Ingredientes

Las siguientes cantidades permiten obtener más o menos 1,5 oz (40 g) de bálsamo labial

  • 1 cucharada de manteca de cacao.
  • 1 cucharada de chocolate negro rallado (15 mg).
  •  15 gotas de aceite esencial de menta.
  • 1 cucharadita de cera de abeja rallada (5 g).
  • 2 gotas de aceite de vitamina E.
  • Pequeña olla o cazuela
  • Frasquito de vidrio

Elaboración

  1. Primero coloca en la olla la manteca de cacao, el chocolate rallado y la cera de abeja.
  2. Luego, ponlo a fuego lento hasta que la mezcla esté completamente derretida y bien homogénea.
  3. A continuación, quita del fuego y añade el aceite de menta y la vitamina E, mientras remueves poco a poco.
  4. Inmediatamente vierta la mezcla en el frasquito de vidrio limpio antes de que se enfríe.
  5. Luego, deja que se enfríe completamente en el refrigerador antes de taparlo. En un par de horas lo tendrás listo.
  6. Si ha quedado un poco líquido, vuelve a calentarlo y añade un poquito más de cera de abeja.
  7. Por el contrario, si ves que está muy duro, añade un poco de aceite esencial de menta.
  8. Este bálsamo labial dura muchas semanas. Puedes llevarlo en el bolso todo el día para usarlo cuando lo desees.

balsamo-labial-chocolate

Otras opciones para el bálsamo labial

Si sueles padecer de labios agrietados y castigados, prueba el bálsamo labial de rosa mosqueta. Es muy curativo ya que tiene propiedades hidratantes que dan muy buen resultado. Para elaborarlo solo tienes que sustituir la manteca de cacao por cera de abejas blanca.

En este caso no incluyas el chocolate ni el aceite de menta, en su lugar añade dos gotas de aceite esencial de rosas.

¿Quieres conocer un truco más? Si quieres que tu bálsamo labial tenga algo de color, añade durante la cocción un trocito de remolacha. Da un resultado muy atractivo.