Cómo hacer un buen gyros en casa

El secreto para que tu gyros quede jugoso es que la carne no se reseque. Opta por una con algo de grasa, o bien puedes darle aceite con una brocha

El gyros es un plato callejero típico de Grecia. Te contamos cómo prepararlo en casa y algunas cosas más.

El gyros del griego consiste en carne asada de forma vertical y servido con pan de pita, de sándwich y diferentes tipos de salsas, la más común es el tzatsiki,  y verduras. Se diferencia del Döner kebab turco en que el gyros puede llevar carne de cerdo. Por otro lado, el shawarme árabe y los tacos al pastor mexicanos son platos muy similares.

Historia del gyros:

Según los historiadores griegos los soldados de Alejandro Magno se preparaban este delicioso bocadillo. En el siglo XIX un bocadillo similar se preparaba en Bagdad con el nombre de Judhaba. Y desde el año 2010 los historiadores afirman que el gyros se originó en los años 50 en Livadiá (Grecia Central) y en Nueva York a principios de los 70.

Cómo elaborar el gyros en casa:

tacos caseros

Trucos para hacer un buen gyros en casa:

  • Como en casa no tenemos el aparato con el pincho vertical, una buena forma de hacerlo es cortar la carne en trozos y ensartarla en pinchos con aceite de oliva, un poquito de ajo y sal.
  • Puedes hacerlo de cordero, vaca o de ambos. Para los comensales más “lights” puedes incluso hacerlos con pechuga de pavo o pollo.
  • Haz la carne poco a poco para que no se reseque y si eliges una carne con poca grasa, úntala de vez en cuando con algo de aceita con una brocha. Si quieres que tu plato sea saludable, opta por el aceite de oliva.
  • Humedece un poquitín los panes de pita y pásalos por una sartén, una plancha o al horno para que estén más ricos y sabrosos.
  • El tomate, la lechuga y la cebolla deben estar a temperatura ambiente, mientras que la salsa debe estar fría.
  • Opta por cebolla blanca y cebolla morada. Además del sabor le da un color muy bonito.
  • Puedes esparcir sobre la carne cuando esté hecha algo de queso feta desmigado.
  • También puedes añadir una vez montado el plato un poquito de paprika o pimentón dulce, espolvoreado por el bocadillo para darle más color y sabor.
  • Si quieres que la carne tenga mucho sabor, lo mejor es que la marines. Puedes prepararlo de noche. El marinado lo puedes hacer con tocineta, cebolla roja picada, ajo picado, y un poco de pimienta, pimentón dulce, comino, nuez moscada, orégano y un chorrito de limón. Pon la carne con todos los ingredientes en un bol y déjalo unas 12 horas en la nevera. De esta forma le aportarás sabor al plato.

Cómo preparar la salsa Tzatsiki:

kebab

Se mezcla el yogur griego con bastante pepino rallado, aceite de oliva, ajo machacado, jugo de limón y menta o perejil picados.

Otras salsas: En el norte de Grecia la salsa Tzatsiki se sustituye por mostaza o salsa de tomate, y también puedes sustituir el Tzatsiki por alioli, mayonesa o ketchup, eso ya será a tu gusto, aunque te recomendamos que siempre que puedas mantengas la receta original.

Cómo hacer una cena griega con el gyros como el plato principal:

En una buena comida griega hay ciertas cosas que no pueden faltar; la típica ensalada griega, las aceitunas kalamata, bebidas típicas griegas y de postre baklava.

Cómo preparar la ensalada griega: tomate, cebolla morada, pepino, pimiento verde, aceitunas kalamata y queso feta. Aceite de oliva, sal y vinagre o limón.

Qué bebidas incorporamos a nuestra cena: Ouzo, Retsina, Raki y café de postre.

Cómo preparar un baklava sencillo:

Aunque el baklava lo toman los griegos como tentempié y no como postre, podéis usarlo en vuestra cena griega. Todo lo que necesitas es pasta filo, mantequilla, nueces pistachos, azúcar, canela, miel y cáscara de limón y naranja.

Tan fácil como triturar los frutos secos, añadirles el azúcar y una cucharadita de canela. Poner en una fuente untada con mantequilla la pasta filo y añadir un poco de mezcla y otra lámina de pasta filo, haciendo capas y siempre pintando cada capa con mantequilla. Termina el pastel con 2 capas de pasta filo. Se corta en forma de rombos y se hornea a 180ºC. Cuando lo saques le echas por encima un jarabe, también muy fácil de hacer: miel, agua y un tubito de canela. Y listo, súper sencillo y 100% griego.

 

Te puede gustar