Cómo hacer un dentífrico remineralizante para blanquear los dientes - Mejor con Salud

Cómo hacer un dentífrico remineralizante para blanquear los dientes

Para mejorar nuestra salud bucal es imprescindible que cuidemos nuestra alimentación pero, a su vez, que reduzcamos el uso de dentífricos industriales y los sustituyamos por recetas naturales

Quizás no lo sepas, pero los dentífricos que compramos habitualmente en las tiendas no son 100% buenos para tu salud oral. Esto se debe a que los compuestos usados para crear la fórmula no sólo son químicos, sino que también dañan la película protectora de los dientes.

Seguro que has leído que sirven para blanquear o para eliminar la placa y esto es verdad, sólo que el precio que pagas es muy alto (y no es el valor indicado en la factura). ¿Quieres saber cómo hacer un remineralizante y enjuague bucal para blanquear los dientes? Entérate en este artículo.

¿Qué es la remineralización?

Para explicarlo mejor, debemos citar el trabajo de Weston A. Price, quien viajó por el mundo en la década de 1930 en busca de tribus primitivas libres de caries y enfermedades degenerativas. No sólo las encontró sino que halló un vínculo entre las tribus que eran más saludables.

Las vitaminas liposolubles eran la respuesta. Cada una de las 14 culturas, esparcidas en todo el mundo y que nunca habían conocido o escuchado hablar de las demás, llevaba una dieta similar: pescados y mariscos, leche cruda y quesos.

El Dr. Price descubrió más tarde que en estos alimentos es donde existe más concentración de vitaminas liposolubles A, D, E y especialmente vitamina K2 . Por lo tanto, esa era la clave para asimilar los minerales (mineralización). La vitamina K2 desempeña un papel importante para “indicar al cuerpo” dónde colocar los minerales (dientes y huesos) y donde no (arterias).

Como-tener-dientes-sanos-y-fuertes
¿Por qué los dentistas modernos creen que la remineralización no es posible? Hay una gran cantidad de opiniones sobre este tema y puede deberse, por ejemplo, a la influencia que tienen de las marcas de dentífricos y productos para la “salud” bucal.

En nuestra sociedad las grasas tradicionales se encuentran en la mantequilla, los embutidos, el tocino, el pescados y los mariscos, etc. Entonces, si quieres mantener un peso saludable, estar sano y, sobre todo, tener dientes fuertes y ricos en minerales debes, como primera medida, reducir el uso de dentífricos industriales, cambiarlos por recetas naturales o caseras y a la vez, comer mejor.

Receta de pasta casera para remineralizar, blanquear y fortalecer los dientes

Incluso si estás comprando un dentífrico natural, observa la etiqueta, probablemente tenga glicerina. El objetivo es hacer que la pasta sea suave y homogénea, pero también crea una capa fuerte en los dientes, que puede dificultar la remineralización.

De hecho, según afirma el Dr. Ramiel Nagel en su libro, en 30 días de uso, se puede desprender completamente el esmalte de los dientes. Todo dependerá de tu dieta (y cuántas grasas consumas), tu nivel de estrés, sueño, metabolismo y el estado general de salud. Es importante hacer grandes cambios en la alimentación y en los hábitos para revertir la remineralización.

¿Quieres dientes fuertes? Mira a la naturaleza. ¿Sabías que los perros alimentados con una dieta de carne cruda tienen dientes perfectos sin caries? ¿Y que cuando alimentamos a nuestros animales domésticos, que están diseñados para comer como carnívoros, con pienso, desarrollan caries? Lo mismo ocurre con los seres humanos. Necesitamos nuestra dieta autóctona. Somos omnívoros, así que tenemos una gran variedad de alimentos ricos en nutrientes en las plantas y animales.

La naturaleza nos ha dado el dentífrico casero más eficaz para mantener el esmalte de los dientes perfectos, impermeables a la caries. Para ello debemos comer una dieta rica en calcio, fósforo, vitaminas liposolubles y evitar los alimentos procesados.

Cómo hacer enjuague casero blanqueador y Remineralizante

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas polvo de carbonato de calcio.
  • 1 cucharadita de cristales de xilitol.
  • 10 gotas concentradas de trazas de minerales líquidos.
  • 10 gotas de aceite esencial de menta.
  • 5 gotas de aceite esencial de limón.
  • 2 tazas de agua filtrada (500 ml).

En un vaso grande mezcla los cristales de calcio en polvo y el xilitol. Añade los líquidos minerales y los aceites esenciales. Agrega el agua y revuelve. Vierte la mezcla en una botella o frasco de vidrio. Cierra firmemente la tapa y agita los ingredientes juntos durante unos 30-60 segundos para que se disuelva el xilitol. Agita bien antes de usar cada vez. Puedes guardarlo en el refrigerador hasta dos semanas. 

Cepillar dientes
¿Por qué estos ingredientes?

  • Carbonato de calcio en polvo: para remineralizar los dientes.
  • Critales de Xilitol: para proteger los dientes y las encías.
  • Concentrado líquido de minerales: para remineralizar los dientes.
  • Aceite esencial de menta: sabor y aliento fresco.
  • Aceite esencial de limón: para dientes más blancos y brillantes.

¿Qué buscar en un enjuague bucal casero?

1. Debe ser de menta. Algunas personas optan por otros aceites esenciales, como de eucalipto y también puede ser buena idea. Recuerda que el aliento fresco es muy importante.
2. Debe ser algo dulce. No quiere decir que esté repleto de azúcar (porque eso traería más caries), pero si con un sabor agradable.
3. Debe remineralizar. La saliva limpia nuestros dientes y les aporta los minerales perdidos por la comida, bebida, cigarrillos, etc. Entonces, un buen enjuague bucal nos debe aportar minerales para ayudar a la saliva a cumplir su función.
4. Debe blanquear. Para una sonrisa brillante como la de los comerciales. ¡Pero sin utilizar ningún kit de blanqueamiento químico!
5. Debe proteger contra las caries. Entonces, debe limpiar a fondo los restos de comida que quedan atrapados en las muelas y dientes.
6.Debe ser natural. Esto quiere decir que lo tenemos que hacer en casa. Usa la receta indicada antes y disfruta de mejores resultados que con los dentífricos que se venden en los mercados.