Cómo hacer un desinfectante de sábila y lavanda para las manos

28 julio, 2018
El desinfectante de sábila y lavanda es una opción natural muy efectiva para mantener una higiene continua de las manos cuando no tenemos agua cerca.

Cada vez es más frecuente el uso de desinfectantes de manos para mantener los gérmenes patógenos lejos de nuestro organismo. No obstante, la mayoría de ellos contienen mucho alcohol, el cual reseca las manos, además de otros ingredientes y aditivos químicos. Por este motivo, recomendamos elaborar nuestro propio desinfectante de sábila y lavanda.

En este artículo compartimos una sencilla receta para hacerlo en casa nosotros mismos. Tanto la sábila como la lavanda son ingredientes medicinales que, además de prevenir infecciones, también nos aportarán otras propiedades para la piel y la salud. 

La sábila

La sábila o aloe vera es una planta medicinal que deberíamos tener siempre al alcance, gracias a sus múltiples propiedades para tratar diferentes problemas. De hecho, es muy beneficiosa en el tratamiento interno de algunos trastornos y también es un remedio eficaz para aplicar sobre la piel.

Las ventajas que presenta se resumen en sus virtudes cicatricantes, calmantes, hidratantes, antioxidantes y regeneradoras. De este modo, es muy eficaz en el tratamiento de heridas, quemaduras, eccemas, picaduras, arrugas, acné, etc.

Para elaborar este desinfectante natural, el aloe vera es el mejor ingredientes principal, gracias a su textura untable y refrescante sin ser oleosa. Además, se mezcla muy bien con cualquier ingrediente. En este sentido, la sábila combate las infecciones por virus y hongos gracias a su poder antiséptico. 

Descubre: 8 alimentos que debes evitar si sufres de inflamación

La lavanda

Desinfectante de sábila y lavanda

La lavanda es una planta medicinal y aromática muy popular en la cosmética casera y natural gracias a sus propiedades terapéuticas y su delicioso y relajante aroma. De su característica flor violeta se extrae un aceite esencial que es imprescindible en la mayoría de tratamientos naturales. También se utiliza en muchos productos de higiene y limpieza.

El aceite esencial de lavanda se puede utilizar a nivel externo combinado con otros ingredientes y también sin diluir. Su virtud principal es la de prevenir y combatir infecciones de la piel. No obstante, también es un gran relajante ideal para casos de nerviosismo y estrés. Al mismo tiempo, revitaliza la piel, facilita la cicatrización de heridas y lesiones y calma las inflamaciones y el dolor.

Desinfectante de sábila y lavanda

Ingredientes

Para elaborar este desinfectante de sábila y lavanda deberemos usar los siguientes ingredientes:

  • 1 taza de gel de sábila o aloe vera (250 ml).
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 3 cucharadas de aceite vegetal (coco, oliva o almendra) (45 ml)

Podemos comprar el gel de sábila, en cuyo caso recomendamos que sea lo más natural posible y que tenga por lo menos un 95 % de aloe. En caso de extraer nosotros mismos la gelatina de la penca de la planta, deberemos tener en cuenta que tendremos que mantenerlo en la nevera para que no se estropee. También podemos hacer la mitad de cantidad si no lo vamos a usar a diario.

El aceite vegetal no es imprescindible, ya que los principales ingredientes de esta loción son el aloe y la lavanda. No obstante, si añadimos un aceite conseguiremos también una crema nutritiva para mantener las manos hidratadas a la vez que limpias. Además, el aceite de coco también suma sus propiedades antibacterianas.

Preparación

Desinfectante de sábila y lavanda

  • Si vamos a utilizar gel de aloe vera extraído de la planta deberemos pelar la penca y eliminar la savia amarilla que la separa de la gelatina. Este líquido es muy fuerte y puede resultar irritante, por lo que lavaremos bien la gelatina. Después, la batiremos y colaremos.
  • Mezclar el gel de aloe vera con el aceite esencial de lavanda y el aceite de coco. Emulsionar bien para que se integren los componentes.
  • Guardar en un frasco con cierre hermético. Si el aloe es fresco, lo mantendremos en la nevera.

¿Cómo lo usamos?

Lee: 5 trucos para desinfectar la casa de modo natural

  • Podemos usar este desinfectante de sábila y lavanda en cualquier momento que queramos tener las manos limpias. Por ejemplo, al llegar a casa, después de acariciar a nuestras mascotas, antes de jugar con niños pequeños, etc.
  • También podemos utilizar este producto para limpiar algunas superficies delicadas.
  • Gracias a las propiedades relajantes de la lavanda, esta loción también es relajante. Por lo tanto, es una buena opción para un masaje antes de acostarnos y también para los niños.
  • Por el mismo motivo, y gracias también al poder antiinflamatorio del aloe, es muy adecuada para aplicar después de una picadura o quemadura.
Te puede gustar