Cómo hacer un galón de jabón líquido económico

Puedes sustituir la glicerina por aceite de oliva para que el jabón sea más humectante.

Si eres de familia numerosa o sueles comprar cosas al por mayor para nunca quedarte desabastecida, entonces, seguro sabrás que el jabón es un elemento que se consume bastante en el hogar. Para ahorrar un poco de dinero o tener una alternativa más saludable, puedes hacer un galón de jabón líquido económico y rápido. ¿Cómo? Presta atención al siguiente artículo.

Recetas de jabón líquido

El jabón líquido se puede usar tanto para la higiene personal como para lavar los platos (tipo detergente) o la ropa. Puedes conseguir recetas muy asequibles y a la vez evitar comprar a cada rato un producto de primera necesidad en el hogar.

Receta N° 1 de jabón líquido para higiene personal

Los ingredientes que necesitarás son un recipiente con dispensador, un jabón en pastilla de cualquier fragancia, algunas cucharadas de glicerina líquida (o aceite de oliva) y agua destilada.

Ralla el jabón con un rallador de queso o bien despedázalo lo más que puedas. Caliente el agua destilada en una cacerola. La proporción es de tres tazas de agua por cada taza de jabón rallado. Introduce el jabón y calienta a fuego lento. Remueve con una cuchara hasta que el jabón se disuelva. Retira del fuego y añade la glicerina vegetal.

Para que sea más humectante y no tengas que salir a comprarla, puedes usar aceite de oliva. Si quieres que además tenga algún aroma en particular, le puedes añadir unas gotas de aceite esencial como de lavanda. Deja que se enfríe y luego vierte en el envase con dispensador (puede ser de un jabón que se haya terminado).

Lavar-las-manos-y-eliminar-bacterias

Receta N° 2 de jabón líquido para higiene personal

Esta opción es similar a la anterior, solo que no tienes que calentar la mezcla. Precisas 65 gramos de jabón rallado, 330 ml de agua destilada, 30 ml de aceite de almendras (ideal si tienes la piel seca) y 20 gotas de aceite esencial a elección. Coloca todo en la licuadora o batidora y mezcla bien (también puede ser enérgicamente con una cuchara). Ya está listo para utilizar.

Receta N° 3 de jabón líquido para higiene personal

En este caso obtendrás mayor cantidad de producto que en las anteriores recetas. Necesitas un litro de agua, 25 gramos de soda o sosa cáustica en escamas, 125 ml de aceite de oliva y una pizca de sal. Coloca el agua en una botella de plástico (allí es donde almacenarás el jabón), añade de a poco la soda cáustica. Recuerda cubrirte la nariz y la boca y usar gafas protectoras para los ojos.

En tercer lugar añade el aceite y por último la sal. Tapa bien la botella y agita enérgicamente para que todo se integre. Durante 15 días debes remover dos veces al día y mantener en un sitio oscuro y fresco. Una vez pasado este tiempo, aromatiza con aceites esenciales.

Lavar las manos

Receta N° 4 de jabón líquido para higiene personal

Con esta idea podrás “convertir” una barra de jabón en cerca de 4 litros de jabón líquido. ¡Un ahorro importante para tu bolsillo, sin dudas! Los ingredientes necesarios son una barra de jabón de coco de 150 gramos, una cucharada de glicerina y agua destilada.

Ralla la barra de jabón para que quede casi como un polvillo o escamas bien pequeñas. Calienta el agua destilada y antes de que hierva retira del fuego y añade el jabón. Mezcla bien con la batidora. Luego coloca unas seis tazas (1,4 litros) de agua destilada y sigue mezclando. Si te queda muy espeso, añade más agua. Si te queda muy líquido, deberás añadir más jabón o seguir batiendo un poco más.

Receta N° 1 de jabón líquido para lavar los platos

En este caso, los ingredientes que necesitas son bórax, bicarbonato de sodio, jabón de Castilla, agua, aceite esencial a elección y vinagre blanco destilado. Vierte en una taza de agua (250 ml) dos cucharadas (30 ml) de vinagre. Calienta en una olla a fuego medio y cuando comience a hervir reduce el fuego. Vierte una taza de bórax y otra de bicarbonato. Revuelve bien hasta que todo esté integrado. Añade media taza de jabón de Castilla sin dejar de remover y, por último, aceite esencial de limón, por ejemplo. Cuando se enfríe pasa a un frasco de vidrio con tapa.

Receta N° 2 de jabón líquido para lavar los platos

Obtendrás más de un litro de detergente con esta receta. Los ingredientes son un litro de agua, 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y un jabón de marsella sin glicerina (300 gramos). Los utensilios que precisarás son una botella de 1,5 litros de plástico y con tapa, una cazuela mediana, una fuente resistente al calor y un embudo.

Calienta el agua y ralla el jabón mientras tanto. Antes de que hierva el agua, retira dos tazas y vierte junto al bicarbonato. La otra mitad deja que se siga calentando hasta romper el hervor. En ese momento añade el jabón rallado y mezcla bien durante varios minutos. Vierte la mezcla de agua y bicarbonato y remueve todo sin apagar el fuego. Luego retira y deja que se enfríe. Rellena el recipiente y listo.

Receta de jabón líquido para lavar la ropa

Como precaución inicial, recuerda usar elementos de protección para tus manos, rostro y vestimenta para hacer este jabón de la ropa. Los ingredientes que precisas son un litro de aceite usado y colado, 200 gramos de soda cáustica, una cucharada de sal, dos litros de agua y opcional aceites esenciales para darle rico aroma a las prendas.

ropa tendida chatirygirl

Elabora la receta al aire libre. Mezcla en un recipiente grande el agua con la soda cáustica, añade el aceite y la sal. Con un cucharón de madera remueve durante 45 minutos (puedes hacer descansos). Deja reposar tapado por dos días y recuerda removerlo varias veces al día. Calienta agua hasta un poco antes de hervir y echa de a poco en la mezcla, agitando lo más fuerte posible. Puedes añadir en ese momento los aceites o esencias. Vierte en diferentes botellas y rotúlalas bien para que nadie se equivoque. Deja pasar una semana antes de usar en la lavadora.

Te puede gustar