Cómo hacer un peeling de forma natural

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gilberto Sánchez el 13 noviembre, 2018
Sea cual sea tu tipo de piel es importante que después de la exfoliación la hidrates a fondo. El aceite de oliva te aportará vitaminas y evitará el envejecimiento prematuro

La piel se renueva cada 28 días, más o menos, de forma natural, eliminando las células muertas de la piel. Al hacernos un Peeling, que es la traducción al inglés de la palabra exfoliación, lo que conseguimos es acelerar este proceso para que nuestra piel tenga un mejor aspecto.

Por qué debemos hacernos un peeling

El peeling se usa para eliminar o aliviar manchas, cicatrices, acné, arrugas y estrías. Los peeling naturales pueden aplicarse en cualquier parte del cuerpo.

El peeling regenera una capa fina de la piel renovando nuestra piel con ácidos.

A continuación aprenderás como hacer un peeling natural y fácil con cosas que podemos tener en casa, como fruta y aceite.

ingredientes:

Modo de empleo:

  1. Limpiar la zona a tratar con abundante agua templada, una vez que esté  totalmente limpia, debes exfoliar primero la zona, en este caso usaremos las semillas de la Papaya.
  2. Vacía la papaya con una cuchara, para luego triturar las semillas. Después debes de frotar varios minutos en forma de círculos suavemente sobre el área a tratar.
  3. A continuación haremos una mascarilla: triturar la piña, desechando la parte central, y la papaya, y aplicar una fina capa en la zona que vayas a tratar. Dejarla reposar cinco minutos y finalmente retirarlo con agua. Aplicar el aceite de oliva en la zona para hidratar.

Después de hacer el procedimiento, usa el aceite de oliva y dejarlo actuar, sea cual sea tu tipo de piel, esto es importante ya que necesitas hidratación.

Es conveniente que lo hagas por la noche una o dos veces a la semana. Cuanto tu piel mejore es conveniente hacerlo solo una vez al mes.

Consejos importantes:

Si tienes la piel dañada, quemada o estas embarazada, es conveniente que esperes un mes o incluso tres para hacerte un peeling.

Puede que al principio se te ponga roja la piel, pique, o se reseque, si es muy molesto retíralo cuanto antes, poco a poco tu piel se hará tolerante a los ácidos del peeling.

Si te sobran las semillas de la papaya, puedes congelarlas para un uso posterior. No se debe guardar la piña y la papaya trituradas. Después de hacerte un peeling es conveniente que uses maquillaje o crema con protector solar.