Cómo hacer un ramo de novia

Yamila Papa 1 septiembre, 2018
Al hacer un ramo de novia no solo evitarás mayores gastos para tu boda, sino también tener algo hecho por ti en ese día tan importante de tu vida en pareja.

Si estás en plan boda económica o DIY, y tienes tiempo para encargarte de varias cosas al mismo tiempo, quizás te interese saber cómo hacer un ramo de novia. Este elemento suele ser bastante costoso si se compra ya armado, sobre todo con flores exóticas.

Para ahorrarte algo de dinero y tener algo hecho por ti para ese día tan especial, solo tienes que poner manos a la obra. No es tan difícil como parece. Incluso puedes hacer algunos de prueba hasta que hagas el más bonito y perfecto para la fiesta.

Pasos para hacer un ramo de novia: elegir las flores

mujer con ramo de flores sintiéndose mejor que nadie

Como primera medida, has de determinar qué tipo de bouquet prefieres, de qué color serán las flores y cómo quieres que sea el ramo (más o menos cargado, con accesorios, vintage, etc).

Para gastar mucho menos te recomendamos que optes por flores de estación y locales. Las puedes comprar en un mercadillo o incluso por internet. Una de las mejores es la hortensia, que crece todo el año.

La anémona está disponible en todos los colores y además florece en la época de bodas por excelencia: entre primavera y otoño. Las amapolas son rojas pero también hay en otros tonos; los alcatraces son blancos con tintes amarillos, rojos, morados o naranjas.

Los crisantemos, las margaritas y las rosas florecen todo el año y se pueden conseguir en casi todos los colores. Para el verano exclusivamente hay dalias, delphiniums y lisianthus; si te casas en invierno puedes optar por orquídeas, tulipanes o ranunculus.

Si no quieres flores frescas o prefieres hacer un ramo de novia con anticipación, la mejor opción es usar lavanda. Esta planta es muy bonita cuando está seca y te permitirá combinarla con otras de tonos blancos o amarillos por ejemplo. Ideal si la decoración de tu boda incluye el morado o el lila.

Una vez que tengas las flores para tu ramo, prepara el espacio de trabajo. Puedes elegir la cocina o el balcón, la terraza o el patio; la idea es que al terminar puedas limpiar fácilmente. Compra los materiales necesarios: tijeras, cintas, pegamento, aguja e hilo, alfileres, apliques, etc.

Con un limpiador de tallos o unas tijeras saca las hojas y las espinas de todas las flores. La idea es que queden lisos para no lastimarte o pincharte y para que queden más bonitos. Trata de que todos los cabos tengan el mismo tamaño.

También quita aquellos pétalos que no están sanos o su color se ha apagado. Para armar el bouquet propiamente dicho no hay reglas que seguir; se trata simplemente de ir ‘agregando flores’ con la combinación que más te guste.

En el caso de que las flores sean de diferentes tonos, puedes ir intercalándolas. La idea es que comiences por el centro y vayas armando el ramo en forma circular añadiendo más flores alrededor. El ancho que tenga puede depender de tus gustos y hasta del tamaño de tu mano.

Aprovecha su colorido: Decora con flores tu hogar

Hacer un ramo de novia: la agarradera

Cesto de flores de adorno.

Para hacer un ramo de novia debes tener en cuenta el vestido, el color que imperará en tu fiesta y el estilo de la celebración. Por ejemplo, puedes hacer una agarradera con brocados o encaje si te vestimenta también lo lleva o incluso si tu vestido es sencillo, darte el gusto de llevar un ramo impresionante.

Una vez que tengas el bouquet listo, te recomendamos que lo sujetes con una banda elástica o cinta y que en seguida te pongas a trabajar en la decoración de los tallos o el agarre que tendrá.

Aquí es donde sacarás a relucir tus dotes de ‘manitas’ ya que puedes hacerlo de diferentes maneras o materiales. Lo más rápido y sencillo es comprar una cinta y envolver con ella los tallos. Para que no se mueva, coloca un poco de pegamento en un extremo, da todas las vueltas que consideres necesario y al terminar, fija con más pegamento.

Es un día muy especial: Conoce las decoraciones para bodas en tendencia

Puedes añadir una cinta de otro color (o del mismo) en forma de moño o decorar con perlas o algún aplique en el centro. Recuerda que deberás llevarlo en la mano y no debe molestar en ningún momento.

No hace falta que todo el tallo esté tapado con cintas. Algunos diseños solo usan este elemento en la mitad para que la novia lo pueda sostener sin problemas (y sin lastimarse ni teñirse la mano de verde).

Una idea bien DIY y que incluye reciclado es usar un tubo de cartón decorado con cintas de raso. Le dará un soporte mayor a tus flores y evitarás que se rompan. Recuerda que durante la boda estarás muy nerviosa o ansiosa. Esta opción te permite mantener el bouquet siempre en buen estado.

Y si no te agrada la idea de hacer un ramo de novia con flores… siempre puedes innovar. Será una idea más que original y con lo que tienes en casa. ¿Qué tal hacer flores con telas o sedas?

Incluso algunas novias se animan a confeccionarlas con papel, broches, perlas y hasta con fieltro. A diferencia de los florales, estos ramos durarán mucho más tiempo y podrás guardarlo entre tus principales tesoros. Si cumples con la tradición de arrojarlo a las solteras invitadas a la boda, será un recuerdo muy preciado para la que lo consiga atrapar.

Te puede gustar