Cómo hacer un tiramisú light con requesón

Esta receta rompe con algunas creencias sobre hacer postres deliciosos y al mismo tiempo saludables. El tiramisú light con requesón es la opción ideal para cuidarse sin renunciar al placer.

¿Crees que no es posible hacer un tiramisú light con requesón y que al mismo tiempo sea delicioso y saludable? Puede que te lleves varias sorpresas con respecto a maleabilidad que tienen los dulces, y la capacidad de ser creativos sin alejarse demasiado del sabor tradicional.

Por este motivo no tiene que resultarte extraño preparar un exquisito tiramisú light con requesón. Si bien existen personas que no se preocupan por cuántas calorías o carbohidratos tienen las recetas dulces, no significa que estén en lo correcto y que no haya otra forma de conservar el sabor pero más integralmente.

El ingrediente más destacada del tiramisú light con requesón, evidentemente es ese derivado lácteo, que erróneamente está catalogado como un tipo queso, cuando en realidad es más cercano al suero o a la nata. Este se obtiene del suero, justo después de haber cuajado.

Así pues, no contiene los elementos perjudiciales y contraproducentes de la leche completa. Es más, es bajísimo en grasas procesadas, tanto que por cada 100 gramos requesón solo hay 4 gramos de grasas. Este porcentaje disminuye aún más si este tipo de cuajada se hace sin ella, bajando a solo 2 gramos de grasa.

Además, el contenido de sodio es también mínimo. De allí el sabor característico, y que lo vuelve ideal para usarlo en la receta de este tiramisú light con requesón.

De igual manera, la incidencia de este lácteo no se nota tanto con combinación con otros elementos, como por ejemplo, el típico chocolate o el cacao que cualquier tiramisú contiene. Es solo cuestión de animarte y te llevarás una grata sorpresa. Incluso, si estás tratando de perder esos kilos de más o haces alguna dieta.

Preparación del tiramisú light con requesón

Una versión saludable pero deliciosa del tradicional tiramisú

Sí, tal cual lo has leído. Esta manera alternativa de hacer este tradicional postre no tiene que ser desagradable solo por estar elaborado ingredientes más saludables. De hecho, el objetivo de encontrar nuevas y mejores preparaciones de recetas que parecían inamovibles es precisamente el reto.

Atrévete e inténtalo tú mismo, tan solo con seguir estos pasos que estamos por mostrarte.

Lee también: ¿Cómo hacer un postre de tiramisú?

Tiramisú light con requesón

Esta receta está estimada para repartir porciones entre 5 personas. De manera que, dependiendo cuántos vayan a degustarlo, las cantidades reflejadas pueden sufrir alguna variante. Lo importante es que sigas el procedimiento.

Ingredientes

  • 5 rebanas de pan de molde integral
  • ¾ taza de requesón (265 g)
  • ¾ tazas de yogur griego (150 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 2 cucharadas de leche de soja (30 ml)
  • 3 láminas de gelatina de sabor neutro
  • ½ vaso de café molido (100 g)
  • 3 cucharadas de azúcar moreno (45 g)
  • 3 cucharada de cacao en polvo (45 g)
  • 1 cucharada de brandy (15 ml)
  • 1 cucharada de chocolate negro (20 g)

Ver también: Tiramisú al melón

Preparación

  • Comienza preparando el café. Una vez listo, agrega el azúcar moreno y la cucharada de licor de brandy. Deja que enfríe y reserva.
  • Seguidamente, hidrata las láminas de gelatina con agua a temperatura ambiente.
  • A continuación, procede a calentar la leche de soja. Cuando hierva, mezcla con láminas de gelatina y reserva.
  • Coloca el requesón, el yogur griego y la miel en un bol.
  • Con la ayuda de una batidora preferiblemente, comienza a batir por 3 minutos hasta que se hayan integrados homogéneamente los ingredientes y hasta que no veas grumos.
  • Después agrega la mezcla de la leche con las láminas de gelatina dentro del bol con el requesón batido y vuelve a reservar todo.
  • Asegúrate de retirar las orillas o cortezas de los panes y córtalos en tiras.
  • Luego, humedece un poco las tiras del pan en el café que elaboraste al principio.
  • Añade la mitad de la mezcla de requesón batido sobre la capa de pan.
  • Con la ayuda de un colador, espolvorea cacao hasta que cubras muy bien la superficie blanca del requesón.
  • Repite el proceso: primero remojar en café, luego colocar las capas de pan y culminar con el relleno de requesón encima. Así hasta terminar con la totalidad de la preparación
  • Finalmente, introduce en el refrigerador y deja, al menos, 2 horas. Lo ideal y recomendable es que pase allí toda la noche ¡Y listo! Habrás conseguido un tiramisú light con requesón.
Te puede gustar