¿Cómo hacer un tratamiento capilar con aceites calientes?

Gracias a los aceites calientes conseguiremos aumentar el grosor de la fibra capilar y un cabello más brillante. Podemos mezclar varios aceites o bien combinarlos con hierbas aromáticas para obtener más beneficios

Tu cabello precisa de ti, no hay que esperar a que esté débil o enfermo para darles el cuidado necesario. Una atención semanal con aceites calientes mantendrá su bienestar y fortaleza.

¿A quién no le gusta lucir una brillante y fuerte cabellera? Pues nada mejor para realzar la belleza de tu pelo que un buen tratamiento capilar. 

Hablemos un poco de cabellos

Dedo sosteniendo cabello

El cabello está formado por una fibra de queratina y se divide en la raíz que se proyecta por encima de la superficie de la epidermis y el tallo que se ubica en un folículo piloso.

Debido a su estructura y función primaria (la protección del cráneo) el cabello está expuesto a numerosos elementos que pueden influir en su salud. 

Factores que influyen en la salud de tu cabello

  • Rayos solares: Los rayos solares fuertes actúan sobre las fibras de queratina modificando su estructura y coloración a largo plazo. De hecho, en los casos más serios pueden ocurrir quemaduras en el cuero cabelludo.
  • Características del agua: La concentración de sales así como el pH del agua con que nos lavamos el pelo influyen notablemente en su elasticidad. Así, un agua dura puede volverlo quebradizo y reseco.
  • Exposición a sustancias químicas: La exposición a sustancias tóxicas daña la estructura del pelo, provocando su caída y afectaciones en los folículos pilosos. Por eso, debemos tener en cuenta lo negativo que es el hábito de fumar o la cosméticos que contienen demasiados químicos.
  • Alimentación inadecuada: Se ha comprobado que una dieta rica en vitaminas, hierro y proteínas es esencial para el crecimiento y fortalecimiento del cabello.
  • Manejo inadecuado: Peinados muy tirantes, utilizar demasiado tiempo la secadora o tintes muy agresivos pueden dañar tus cabellos. Incluso, puede verse afectado tu cuero cabelludo y si no se trata a tiempo la afección, puede volverse permanente.

También podría interesarte: Alimentos para lucir piel y cabello más bonitos 

Características de los cabellos

aceites calientes para el cabello

Las cualidades que tiene el cabello se deben a la queratina que lo conforma y son tres: elasticidad, resistencia y porosidad.

Elasticidad

Nuestros cabellos pueden estirarse y recuperar su forma natural sin romperse. Es algo que se debe tener en cuenta durante la elaboración de tintes y otros productos de belleza para no dañar las fibras capilares.

Resistencia

Las células cuticulares unidas le confieren fortaleza al pelo haciéndolo resistente a la rotura, el calor y la putrefacción.

Porosidad

El cabello tiene la capacidad de absorber líquidos, es por eso que cuando está mojado es más largo y esponjoso.

Por otra parte, para mantener y potenciar las cualidades del cabello existen diversos tratamientos naturales. Sin embargo, nada como los aceites calientes para mantener la humedad de la fibra capilar y aumentar su brillo.

Aceites calientes para el cuidado capilar

Existen tres tipos de cabello en función de su emulsión epicutánea:

  • Normal: Aspecto brillante, suave y aterciopelado.
  • Seco: Aspecto seco y quebradizo.
  • Graso: Aspecto brillante y grasoso.

Dependiendo de cuál sea el tuyo, deberás elegir un tratamiento de aceites calientes. Sin embargo, se dice que es un mecanismo favorable para todo tipo de cabello pues nutre la raíz, desenreda las fibras y añade volumen.

aceite-de-oliva

Para hacer un tratamiento capilar en base a aceites calientes puedes utilizar:

  • Aceite de oliva: Es el más común, tiene propiedades antioxidantes y es rico en vitaminas A y E. Además, es antibacteriano y garantiza un cabello suave, fuerte y brillante.
  • Aceite de jojoba: Rico en vitamina E, nutre, suaviza y aporta volumen al cabello.
  • Aceite de coco: Excelente para aportar brillo y nutrir la raíz capilar.
  • Aceite de ricino: Tiene propiedades astringentes, fortalece las fibras y sirve de protector al cabello quebradizo.
  • Aceite de aguacate: Ideal para reparar el cabello seco, es hidratante y reparador de puntas.
  • Aceite de almendras: Estimula el crecimiento del cabello, lo nutre y lo suaviza.
  • Aceite de sésamo: Excelente acondicionador, previene la caída del cabello y le da volumen.

Así, puedes probar cada uno de ellos o combinarlos hasta determinar cuál es el más efectivo para ti.

No olvides leer: 5 trucos de belleza con aceite de oliva

¿Cómo hacer el tratamiento con aceites calientes para el cabello?

  1. Selecciona el aceite que prefieras
  2. Calienta dos a tres cucharadas del mismo durante 1 minuto ya sea en el microondas o al fuego.
  3. Después colócalo en un tazón pequeño.
  4. Luego prueba la temperatura con los dedos, no lo uses hasta que sientas un calor soportable y agradable.
  5. A continuación utiliza un algodón para esparcir la mezcla por tu cabello y asegúrate de masajear tu cuero cabelludo de forma tal que absorba el aceite.
  6. Cubre tu cabeza con un gorro de plástico y espera una hora.
  7. Finalmente lava tu cabello como de costumbre y notarás el cambio.
  8. Repite el proceso una vez a la semana.

Aceites calientes combinados con hierbas

  • Para realzar el color del cabello: 
    • Cabello negro u oscuro: té negro, salvia, romero, nogal u ortiga.
    • Cabello rubio: perejil, nuez moscada, ruibarbo, hamamelis, caléndula o clavo de olor.
    • Cabello rojo: hibiscus, trébol rojo o manzanilla.
  • Además, para hidratar utiliza caléndula, lavanda, pétalos secos de rosa o Aloe vera.
  • También puedes estimular el crecimiento del cabello utilizando menta, perejil, salvia, cola de caballo, manzanilla, jengibre o canela.
  • Si quieres fortalecer las fibras de cabello opta por usar ortiga, cola de caballo, bardana o árnica.

Unos consejos finales

Ahora solo tienes que elegir el tratamiento de aceites calientes que prefieras y poner manos a la obra. Para finalizar te ofrezco estos consejos. Si los sigues tu cabello estará sano, brillante y fuerte:

  • Aliméntate adecuadamente.
  • Elimina el estrés de tu vida, tanto el que proviene de traumas físicos como emocionales.
  • No olvides realizar ejercicios físicos habitualmente.
  • Igualmente, utiliza los productos adecuados para lavar tus cabellos.
  • Evita utilizar secadoras y otros implementos que puedan dañar tu cuero cabelludo.
  • Evita peinarte con estilos que fuerzan demasiado el cabello.
  • Cepíllate suavemente cuando tu pelo esté seco y péinate con cuidado.
  • González Minero Francisco José, Bravo Díaz Luis. Estudio botánico y farmacéutico de productos con aplicación en cosmética y cuidado de la piel. Ars Pharm  [Internet]. 2017  Dic [citado  2018  Nov  12] ;  58( 4 ): 175-191. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2340-98942017000400007&lng=es.
  • Montenegro L, Pasquinucci L, Zappalà A, Chiechio S, Turnaturi R, Parenti C. Rosemary Essential Oil-Loaded Lipid Nanoparticles: In Vivo Topical Activity from Gel Vehicles. Pharmaceutics [Internet] 2017;9(4):48. Available from: https://dx.doi.org/10.3390/pharmaceutics9040048
  • Zeeshan Ahmad, The uses and properties of almond oil, Complementary Therapies in Clinical Practice, Volume 16, Issue 1, 2010, Pages 10-12, ISSN 1744-3881, https://doi.org/10.1016/j.ctcp.2009.06.015. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1744388109000772)