Cómo hacer una loción relajante para dormir mejor

Ya que el mundo de los olores es muy subjetivo, para elaborar la loción cada uno deberemos buscar la fragancia de nuestro agrado y que consiga relajarnos

Las brumas de almohada (loción / spray relajante para dormir mejor) están de moda. Se trata de un tipo de aguas perfumadas con un delicado y suave aroma, creado en especial para las almohadas. Para que impregnemos con este agradable olor su superficie y consigamos así conciliar mejor el sueño. Están elaboradas con elementos relajantes que facilitan nuestro descanso. Así que… ¿y si aprendemos a elaborar nuestra propia bruma de almohada?

Los beneficios de las brumas de almohadas

brumas almohada

Las brumas de almohada tienen que ver con la aromaterapia. También son conocidas como las “pillow mist”, y están cogiendo mucho peso entre todas aquellas personas que necesitan relajarse y alcanzar un sueño reparador. Una opción a tener en cuenta, sin duda. Y es que, como ya sabes, existen una serie de esencias y olores capaces de incitar en nosotros determinados estímulos e incluso emociones, y es ahí donde se basan estos productos elaborados por muchas firmas de cosméticos que tantas opciones nos ofrecen en el mercado.

Disponen de virtudes calmantes, son aceites esenciales 100% extraídos de plantas como la lavanda, los geranios, el árbol del té, la vainilla…aplicados sobre la almohada nos sumen en un estado de calma. La realidad es que todo resulta algo subjetivo, es cierto, de ahí que debas elegir qué tipo de olor va contigo y cuál te ofrece mayor calma. Obviamente el simple perfume en nuestra almohada no va a inducirnos al instante en el ansiado sueño, pero si puede lograr relajarnos, aportarnos una sensación de dulce bienestar que nos envuelve y nos relaja… solo entonces podremos cerrar los ojos con comodidad y dormir. Así que ¿por qué no probarlo?

Comentarte que puedes encontrar opciones en el mercado muy conocidas, como la famosa firma L ´Occitane, pero resultan algo caras y siempre es más interesante elaborarlas nosotras mismas. Te aseguramos que es muy sencillo, y de este modo puedes elegir tú misma esas fragancias que sabes te relajan más o te producen mayor bienestar. ¿Lo intentamos?

Cómo preparar una bruma de almohada

aceites-esenciales-1

Bien, como ya te hemos señalado el  mundo de la aromaterapia es muy subjetivo, de ahí que debas explorar tú misma entre este fascinante mundo de aceites esenciales para encontrar aquel que te encandile, aquel que te ofrezca sosiego y una sensación de bienestar. No tienes más que acudir a una tienda natural e incluso a una perfumería especializada, y probar las opciones existentes en el mercado.

Nosotros, por nuestra parte hemos utilizado estas esencias por considerarlas como las más conocidas a la hora de inducir la relajación. Esperemos que sean de tu agrado y que te animes a probarlo.

¿Qué necesito?

  • 1/2l de agua destilada
  • 1/2 vaina de vainilla (puedes encontrarla fácilmente en las tiendas, son una especie de cañitas oscuras, son aceitosas y miden unos 12 centímetros).
  • La piel de media naranja
  • 5 gotas de aceites esenciales de vainilla y azahar
  • Una botellita con un difusor.

¿Cómo lo preparo?

almohada

  • Es muy fácil, verás. Lo primero que haremos es poner a hervir en el medio litro de agua,  la media vaina y la piel de la naranja. Esperaremos que llegue a ebullición aguardando a que se mantenga así durante dos minutos. Lo que deseamos es conseguir una infusión donde queden impregnadas las esencias de estos dos productos naturales.
  • Una vez haya transcurrido este tiempo, lo dejaremos enfriar y lo colaremos, quedándonos con el agua resultante y retirando la vainilla y la naranja. Una vez frío y colado, es el momento de añadir los aceites esenciales (5 gotas de cada uno, del que hayamos elegido en la tienda). Decirte además que la vaina de vainilla puedes seguir utilizándola, para postres o para hacer nuevas infusiones.
  • Nosotros hemos utilizado la vainilla y el azahar para conseguir así una mezcla exquisita entre lo cítrico y lo floraL, que siempre relaja mucho los sentidos y es muy agradable. Además nos sirve para potenciar el olor de la infusión que hemos hecho con la vainilla y la naranja. Ya verás como toda esta combinación, si la pruebas, te da muy buen resultado.
  • Ahora, lo movemos todo bien, e introducimos el contenido conseguido en la botellita con pulverizador que hayamos elegido.¡Y ya lo tienes listo! Recuerda que para conservarlo bien tienes que dejarlo en el refrigerador, y que te puede durar unas tres semanas. De todos modos, si en algún momento notas que ya no huele tanto como al principio, puedes preparar uno nuevo.
  • Ahora, cada noche antes de ir a dormir, rociamos con el pulverizador la superficie de nuestra almohada. Verás que sensación más agradable cuando dejes tu rostro sobre ella. ¡Te encantará!
  • Es sencillo y sobre todo económica, y recuerda que puedes utilizar otras opciones también muy interesantes con el cedro, las rosas, la canela… puedes utilizar esta bruma también como ambientador para tu habitación, es muy natural y no contiene ningún químico. Anímate pues a elaborar esta bruma perfumada y ya nos contarás.
Te puede gustar