Cómo hacer una infusión de hojas de mango para tratar la diabetes

Aunque este remedio de hojas de mango es muy efectivo para tratar la diabetes, si estamos siguiendo un tratamiento médico es fundamental consultar con el especialista antes de tomarlo.

¿Cómo hacer una infusión de hojas de mango para tratar la diabetes, un remedio natural y de agradable sabor? Es un remedio muy económico y fácil preparar, y aporta resultados efectivos en el corto plazo.

La diabetes, una enfermedad en aumento 

Un ritmo de vida agitado y una alimentación baja en nutrientes son causas del aumento de la diabetes en el mundo. Los niveles inadecuados de azúcar en sangre son el detonante de un padecimiento que cada día suma más personas en su larga lista.

La sed excesiva, repentina pérdida de peso, visión borrosa y ganas permanentes de orinar son algunos de sus síntomas. Quienes padecen diabetes también experimentan cansancio excesivo sin causa aparente, y una muy lenta cicatrización.

Un remedio efectivo para tratar la diabetes es preparar en casa esta infusión de hojas de mango. Es un proceso muy sencillo, económico, pero sobre todo muy efectivo.

Lee este artículo: Cómo afecta el azúcar al organismo: todo lo que debes saber

Para el combate de diversas patologías

El té de hojas de mango es muy efectivo en el combate de la angiopatía diabética y la retinopatía diabética. También ayuda a tratar la hiperglucemia.

Dos de los compuestos de este té, el taraxerol-3 beta y el extracto de acetato de tilo, estimulan la síntesis de glucógeno. Es una sustancia que abunda en el hígado y en los músculos y que puede transformarse en glucosa cuando el organismo lo requiera.

Entre muchos otros beneficios y propiedades, al té de mango se le atribuye el poder de frenar la progresión de la diabetes, la curación de los vasos sanguíneos y del páncreas.

Los taninos y las antocianinas

En las hojas del mango abundan unos compuestos llamados taninos y antocianinas, que favorecen el control y la prevención de la diabetes. Son poderosos antioxidantes que nivelan, además, el colesterol y la glucosa en sangre.

El mango es una fruta dulce, rica en fibra. En él abundan algunos saludables nutrientes, como potasio, fósforo, hierro, yodo, calcio, magnesio, sodio y zinc. También nos aporta vitaminas A, B,C, E y K y otros valiosos componentes anticancerígenos.

Innumerables beneficios

Las propiedades del mango también ayudan a contrarrestar otras dolencias. Controlan la diarrea, fortalecen el sistema circulatorio, ayudan a bajar la fiebre y la presión arterial.

El mango es un relajante natural que combate el insomnio, el asma, la bronquitis y el resfriado común. Es ideal para tomarlo como prevención de este tipo de patologías.

Cómo hacer una infusión de hojas de mango para tratar la diabetes

Ingredientes

  • 4 hojas de mango tiernas
  • 4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

  1. En una olla se coloca agua a hervir.
  2. Se incorporan las hojas de mango y se dejan durante cinco minutos.
  3. Por último, se cuela la infusión y se deja enfriar.

Esta infusión se toma a lo largo del mismo día de su preparación, para evitar que pierda sus propiedades. Para notar resultados favorables se recomienda repetir el proceso durante 30 días.

Hojas de mango molidas

Otra forma de consumir hojas de mango consiste en molerlas; de esa manera, también mantiene sus efectivas propiedades para tratar la diabetes. En un lugar oscuro se dejan secar, se muelen y se conservan en un envase de vidrio.

  • Añadiremos media cucharadita de estas hojas molidas en agua caliente para obtener una infusión.
  • Otra opción es agregar estas hojas molidas a otras preparaciones, como es el caso de batidos y zumos de frutas.

No te pierdas: 7 infusiones medicinales para tratar la diabetes alta de manera natural

Otra variedad de infusión de hojas de mango para tratar la diabetes

Ingredientes

  • 12 hojas de mango
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  1. Añadir las hojas de mango en un recipiente con el agua.
  2. Dejar en remojo toda la noche.
  3. Al día siguiente, colar el agua y beber en ayunas.
  4. Lo repetiremos a diario, por un mínimo de tres meses.

También se pueden hervir 4 hojas de mango previamente lavadas en medio litro de agua. En la misma agua se dejan toda la noche y al día siguiente se cuelan; esta infusión se toma a diario, antes del desayuno.

La infusión de hojas de mango para tratar la diabetes ha demostrado ser un remedio muy efectivo. Gracias a sus poderosos componentes, que regulan los niveles de azúcar en la sangre, ayuda a controlar el avance de la enfermedad.

De forma simultánea, esta bebida ayuda a combatir otras dolencias como las que aquejan el estómago, el corazón o los pulmones. La ingesta de esta deliciosa fruta y la infusión que se hace con sus hojas es una excelente opción para mantener un organismo sano.