Cómo hacer una loción natural para el cuerpo

Al preparar nuestra propia loción corporal en casa podemos adaptarla a nuestras necesidades e incluir aceites esenciales que, además, le aportarán un aroma especial y personalizado

Hacer una loción natural para el cuerpo es muy divertido y fácil de hacer. A cambio podremos obtener una buena alternativa para mantener nuestra piel suave, con un rico aroma e hidratada. Además es una alternativa natural y económica que podremos usar siempre que queramos. La cantidad es otro factor que no debe preocuparnos ya que si hacemos de más, siempre podemos compartirla con nuestra familia o amigos, quienes quedarán muy agradecidos con el regalo.

Material para elaborar la loción natural para el cuerpo

  • ¾ de taza de aceite puro. Se recomienda el aceite de almendras por sus propiedades hidratantes y de absorción. Se puede conseguir fácilmente en los herbolarios.
  • Una taza de agua de rosas. En caso de no tener acceso a la misma, se puede sustituir por agua normal.
  • 2 cucharaditas de cera de abejas, procurando que provenga de una tienda especializada y asegurándose de que el etiquetado corrobore su procedencia natural y sin conservadores o químicos extra.
  • 30 gotas de aceite esenciales. Una buena opción para tu loción natural, es la lavanda, no solo por lo aromática que es sino también por sus conocidas propiedades curativas aliviando las quemaduras de sol. Sin embargo, puedes usar distintos aceites para poder elegir la que más te apetezca usar. Las opciones son infinitas: aceite de naranja, de té verde, etc.
  • Un frasco de cristal que se pueda cerrar herméticamente.

Para la elaboración de una loción natural para el cuerpo también será necesario contar con una batidora, un recipiente de cristal de tamaño pequeño o medio y una espátula para revolver todos los ingredientes. Se recomienda que los productos que uses para fabricar esta loción o cualquier otro producto de aromaterapia no lo uses para otros fines. La razón de esto es que los materiales comunes en estas mezclas suelen dejar residuos que son muy difíciles de eliminar en su totalidad.

Procedimiento para hacer la loción natural para el cuerpo

Primero

  1. Verter en un recipiente de cristal el aceite puro (almendras) y luego añadirle la cera de abejas.
  2. Poner al baño maría dentro de una olla de manera que el agua cubra hasta la mitad del  recipiente de cristal.
  3. Calentar hasta que se disuelva la cera de abejas y luego retirar del fuego.
  4. Dejar enfriar durante uno o dos minutos, pero no más porque la cera se endurece con suma facilidad..

Segundo

  1. Verter el agua de rosas (o agua normal) en una batidora y batir a alta velocidad con la tapa puesta.
  2. Sin dejar de batir y destapando sólo la tapa auxiliar, vierte la mezcla de aceite y cera para que se cree una mezcla homogénea con el agua.
  3. Cuando ya haya incorporado las ¾ partes de la mezcla de aceites se podrá comprobar cómo empieza a espesar. Terminar el proceso.

Tercero

  1. Agrega las 30 gotas de aceite esencial de tu preferencia.
  2. Se mezcla todo y ya tenemos nuestra loción natural para el cuerpo.
  3. El siguiente paso sería ponerla en el frasco para su almacenamiento.
  4. Por último limpiar cualquier residuo de loción que haya quedado en la batidora, con una espátula.

Usos y cuidados de la loción natural para el cuerpo

Esta loción corporal nos aporta grandes beneficios que con el uso diario mejorarán considerablemente tu piel. El primero de estos beneficios es la suavidad que obtendrás gracias al aceite de almendras, el cual también ha sido muy usado en la industria cosmética para crear mascarillas, cremas y otros productos similares.

Los aceites esenciales también son de gran ayuda y la ventaja de hacer tu loción natural para el cuerpo con ellos es que obtendrás el beneficio que más se adapte a tus necesidades. Por ejemplo, si buscas tener un sueño más placentero y alejar el insomnio, el aceite esencial de lavanda será la opción ideal. Para la época de fríos y gripes, el aceite esencial de algún cítrico te mantendrá libre de gripe.

Esta loción natural tiene una vida útil de 6 meses, siempre y cuando se conserve en un lugar fresco o en el refrigerador.

Te puede gustar