Cómo hacer una pomada casera para calmar las picaduras de mosquito

Algunas sustancias como los aceites esenciales de lavanda, manzanilla, citronela y almendras son estupendas para desinflamar y calmar la comezón de las picaduras de mosquito.

¿Saliste de vacaciones y regresaste a casa con una angustiosa comezón por piquetes de mosquito a pesar de haber usado repelente? Si este es tu caso, puedes remediar el problema preparando una pomada casera para calmar las picaduras de estos molestos insectos. Sigue leyendo.

Cómo hacer una pomada casera para calmar las picaduras

Ya sea que vivas en una región calurosa y húmeda o bien planees unas vacaciones a un entorno caluroso o tropical, siempre se corre el riesgo de que nos piquen los mosquitos.

Aunque existen algunos productos en el mercado creados para apaciguar las molestias, la mayor parte de estos son elaborados a partir de sustancias sintéticas.

Sin embargo, en Mejor con Salud nos preocupamos por que los remedios que compartimos sean de la fuente más natural posible y con productos que ya tienes en tu hogar. Así que a continuación te presentamos 3 alternativas de cómo hacer una pomada casera para calmar las picaduras de mosquito.

Pomada con cera de candelilla y lavanda

La cera de candelilla es un compuesto muy apreciado en todo el mundo debido a sus múltiples aplicaciones cosméticas, las cuales la colocan como un material muy seguro que servirá como base para elaborar casi cualquier pomada.

Además, otro de los ingredientes principales para realizar esta pomada es la lavanda. ¿Por qué razón? Uno de los grandes beneficios del aceite de lavanda es que funciona como un potente repelente de mosquitos. Además, tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a disminuir la hinchazón, irritación y comezón de las picaduras de insectos.

Ingredientes

  • ½ cucharada de cera de candelilla (6 g)
  • 1 cucharada de lanolina (12 g)
  • 5 cucharadas de aceite de almendras dulces (75 ml)
  • 40 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Envase con tapa (de unos 100 g)
  • Espátula de madera

Preparación

  • Coloca la cera de candelilla junto con la lanolina en un recipiente a baño María para que se derritan juntas.
  • Cuando la cera y la lanolina se hayan diluido y enfriado un poco, vierte el aceite de almendras dulces y agita con la espátula. Debes tener cuidado de que la base disminuya su temperatura para que las propiedades del aceite no se pierdan.
  • Una vez que la mezcla se torne opaca y sea de consistencia cremosa, vierte las gotas de aceite esencial de lavanda e incorpóralas suavemente con la espátula.
  • Cuando los ingredientes hayan formado una mezcla homogénea, debes vaciar el contenido en el envase con tapa y esperar hasta que se enfríe la pomada.
  • En cuando la pomada se solidifique, puedes aplicar en las zonas afectadas.

Lee este artículo: 7 usos domésticos de la lavanda que te gustará conocer

Pomada con vaselina y manzanilla

En primer lugar, la vaselina estimula y acelera la renovación celular. A esta base le agregaremos el aceite esencial de manzanilla el cual es muy popular por sus propiedades antiinflamatorias, antisépticas y analgésicas.

El aceite esencial de manzanilla combate la inflamación y comezón provenientes de las picaduras de mosquito; además, limpia y acelera la regeneración celular. A continuación te compartimos el procedimiento.

Ingredientes

  • 100 gramos de vaselina o parafina
  • 1 cucharada de manzanilla seca (15 g)
  • Recipiente de vidrio (de unos 100 g)
  • Cuchara de madera
  • Filtro o malla
  • Guantes

Preparación

  • En un recipiente, se coloca la vaselina a baño María durante unos minutos para que se funda.
  • Cuando la vaselina ya se encuentre en estado líquido, se agregan las flores de manzanilla secas y se mantiene la mezcla a fuego lento durante un par de horas.
  • Una vez que la vaselina se haya impregnado de las propiedades y el color de la manzanilla, debes retirar los restos de la hierba con ayuda del filtro o la malla. Es importante que este paso lo realices con cuidado y de preferencia con guantes, ya que la mezcla estará caliente.
  • Vierte el concentrado en el recipiente de vidrio y deja que se enfríe. ¡Listo, tienes una pomada casera para calmar las picaduras de mosquito!

Sigue leyendo: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

Pomada con manteca de karité y citronela

La manteca de karité se ha utilizado desde la antigüedad debido a sus excelentes propiedades humectantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Por otra parte, el aceite de citronela es un buen analgésico, antiséptico y repelente de mosquitos. Como resultado, dichos ingredientes son perfectos en una pomada casera para calmar las picaduras de estos insectos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manteca de karité (15 g)
  • 1 cucharadita de aceite de almendras (5 ml)
  • 20 gotas de aceite esencial de citronela
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Envase de cristal pequeño (25 ml)
  • Espátula de madera

Preparación

  • En un envase calienta la manteca de karité a baño María por unos minutos. Cuando la manteca se haya disuelto, retira del fuego con cuidado y deja enfriar por algunos minutos.
  • Un poco antes de que la manteca de karité cambie a una consistencia menos líquida, vierte el aceite de almendras y mezcla muy bien con una espátula de madera.
  • Tras obtener una mezcla sea homogénea y cuando se haya enfriado un poco más, agrega el aceite de lavanda y el de citronela.
  • Incorpora los ingredientes y viértelos en un envase de boca ancha. Déjalos enfriar por algunas horas antes de aplicar en las lesiones.

¿Qué te pareció este tutorial sobre cómo hacer una pomada casera para calmar las picaduras de mosquito? Esperamos que tengas los ingredientes necesarios para poner manos a la obra.

No obstante, aunque la mayor parte de los ingredientes son naturales, es importante realizar una prueba de alergia antes de aplicar las pomadas para que no exista alguna complicación.

¿Y tú? ¿tienes algún secreto para calmar las picaduras de mosquito?