Cómo hacer una pomada de árnica y aceite de coco para el dolor lumbar

Aunque el árnica es más conocida por sus propiedades antiinflamatorias, el aceite de coco también puede colaborar a la hora de aliviar el dolor lumbar, gracias a su aporte de nutrientes.

El dolor lumbar, también conocido como lumbalgia o lumbago, es un incómodo dolor que se presenta en la espalda baja. Normalmente, viene acompañado de inflamación y fuertes dolores. La causa más común es la llegada de una edad avanzada, que produce el deterioro de los músculos.

En este artículo te presentamos una pomada económica y sencilla de preparar para que alivies el dolor lumbar.

¿Qué es el dolor lumbar?

Tanto hombres como mujeres pueden sufrir en algún momento molestias a la altura de los riñones. Comúnmente, el dolor aparece entre los 30 y 50 años de edad. Este dolor es conocido como dolor lumbar y es una de las razones más frecuentes de las consultas médicas y de las ausencias laborales.

La causa principal de esta dolencia es la enfermedad de disco y la degeneración vertebral que aumenta a medida que se envejece. Mientras más edad tenga la persona, menos fuerza ósea logra conservar, menos elasticidad y menos tono muscular. A su vez, los discos de las vertebras pierden líquido y flexibilidad y ya no pueden proteger a las mismas.

Lee también: Lipoma en la espalda: prevención, síntomas y tratamiento

¿Cuáles son las causas del dolor lumbar?

La lumbalgia tiene diversos causantes que, en muchos casos, se relacionan con la vejez. La distensión muscular es una de ellas, ya que, al hacer un esfuerzo para alzar un objeto pesado, puede ocurrir estiramiento de los músculos. Esto provoca dificultades para levantarse o para caminar.

Hay otras dolencias que pueden generar dolor lumbar:

  • Por ejemplo, la ciática, que por sí misma representa un dolor muy fuerte en la pierna, puede generar dolor lumbar.
  • Asimismo, la espondilolistesis, que se presenta cuando una vértebra se desplaza a la parte inferior de la espalda por encima de otra, provoca inestabilidad y comprime la raíz nerviosa.
  • La artrosis lumbar ocurre cuando los discos intervertebrales de la zona lumbar se desgastan. Muchas veces causan inflamación, además de inestabilidad en la espalda baja.

Esta dolencia genera dolor, inflamación e incomodidad en la zona lumbar. Incluso puede provocar ciática en muchos casos.

  • Otras causas frecuentes son las fracturas de la médula espinal, osteoporosis, cáncer en la médula, hernia discal, infección de riñones, cálculos renales, enfermedades en los órganos de reproducción femeninos y problemas relacionados con el embarazo.

Por suerte, las pomadas son muy eficaces para combatir el dolor lumbar.

Prepara una pomada con árnica y aceite de coco para el dolor lumbar

Árnica

El árnica cuenta con propiedades analgésicas que alivian el dolor en caso de esguinces y otras lesiones musculares. También es antiinflamatoria, pues ayuda a disminuir la hinchazón de los golpes o lesiones gracias a un compuesto conocido como helenalina.

Cuando se aplica en la piel, tiene un efecto que combate la irritación, gracias a que tiene propiedades antimicrobianas.

Usos tópicos del árnica.

El árnica es muy recomendada por ser rubefaciente, es decir, que tiene el poder de estimular la circulación sanguínea donde se aplique. Esto permite que desaparezcan los hematomas o disminuye las posibilidades de que aparezcan.

Aceite de coco

Por su parte, el cuerpo asimila muy bien los ácidos grasos saturados que contiene el aceite de coco, pues son de origen vegetal. En su composición, se encuentran el ácido láurico, palmítico, mirístico, oleico y linoleico. Contiene hierro, vitaminas E y K que convierten al aceite de coco en un complemento ideal para la salud.

También es antimicrobiano, antifúngico y antibacteriano. Incluso, estimula el sistema inmunitario y se utiliza como calmante muscular.

Unir las propiedades del árnica con el aceite de coco es una solución económica y sencilla para aliviar el dolor lumbar. Agregar un poco de cera de abejas le dará consistencia y ayudará a aplicar la pomada o gel.

Ver también: 3 consejos para combatir el dolor de espalda de la bicicleta

Receta para elaborar la pomada

Ingredientes

• 3 cucharadas de cera de abejas (45 g)
• 1 cucharada de aceite de coco (15 ml)
• 2 cucharadas de aceite de árnica (30 ml)

¿Qué debes hacer?

• Calentar la cera de abejas en un recipiente a baño María.
• Cuando se derrita, poner fuego lento y agregar el aceite de árnica y el aceite de coco.
• Remover todo, apagar la mezcla y dejar reposar.
• Aplicar en la zona afectada dos veces al día.

Cuando se presenta un dolor en la zona lumbar lo mejor es atacarlo antes de que empeore. Como se explicó antes, las causas son múltiples, pero para cada una existe un tratamiento específico. Mientras esperas a recibir el tratamiento ideal para tu caso, lo más recomendable es aplicar una pomada de árnica y aceite de coco para el dolor, que te generará alivio rápido, seguro y natural.

Te puede gustar