Cómo hacer una salsa de yogur casera

04 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
La salsa de yogur casera es una salsa muy versátil que puede acompañar una gran variedad de platos. Os animamos a cocinarla en casa y os ofrecemos todas las alternativas posibles a esta deliciosa receta.
 

La mayoría de las salsas que compramos en el supermercado las podemos hacer nosotros mismos en casa. De este modo evitamos consumir un producto que contiene aditivos de dudosa calidad en su composición. Elaborando las preparaciones de manera casera nos aseguramos de utilizar ingredientes de primera calidad.

Hoy os explicamos cómo elaborar salsa de yogur casera, deliciosa y muy versátil, para combinar con cualquier tipo de plato. Con este tipo de salsa se podrán mejorar las cualidades organolépticas de casi cualquier preparación. Además es muy sencilla de elaborar, por lo que no necesitarás disponer de mucho tiempo.

Las ventajas de las salsas caseras

Algunas de las ventajas de hacer nuestras propias salsas en casa son:

  • Podemos personalizarlas con los ingredientes que más nos gustan.
  • Usamos ingredientes frescos y las salsas están prácticamente recién preparadas cuando las consumimos. Así se mantienen todas las propiedades beneficiosas del yogur, en este caso.
  • Son más económicas, sobre todo si tenemos en cuenta que cocinamos solo la cantidad necesaria.
  • Evitamos las sobras y que se nos pueda estropear, sobre todo con ingredientes perecederos que se estropean una vez abiertos, como es el caso del yogur.
  • Podemos adaptarlas a las necesidades de las personas que vayan a consumirla. En el caso de la salsa de yogur, podemos utilizar yogur sin lactosa si alguna persona es intolerante a la lactosa o un yogur vegetal si alguien es vegano, por ejemplo. 
 

Recuerda que existe evidencia científica para afirmar que el consumo de ultraprocesados es negativo para la salud. Las salsas se encuadran dentro de este grupo de alimentos, salvo cuando se elaboran de manera casera.

Salsa de yogur casera: una salsa con muchas variantes

Existen tantas salsas de yogur como podamos imaginar. Esto es así porque el yogur combina muy bien con otros ingredientes como  Así, podemos obtener una salsa salada, picante, dulce o agridulce. Todo dependerá del plato con el que vayamos a acompañarla.

Lee más: 13 especias que debes tener en tu cocina

Si nos gustan las salsas más ligeras y claritas, usaremos yogur natural; lo podemos alargar con un poco de agua.

En cambio, si nos gustan espesas o lo que queremos es elaborar alguna salsa para mojar, elegiremos un yogur entero o yogur griego. Le podemos añadir pepinillos, aceitunas o anchoas bien picaditas. El resultado será una salsa de yogur casera con más cuerpo. 

¿Cómo usamos la salsa de yogur casera en la cocina?

La salsa de yogur casera tiene infinidad de usos en la cocina. Veamos alguno de ellos.

Huevo cocido con salsa de yogurt.

Aperitivo para dipear

 

En este caso, estamos hablando de algo parecido a un mojo o a una salsa muy espesa. Puede acompañar un entrante a base de humus y guacamole, en los que podemos mojar palitos de verduras, tostadas o pan tipo pita. 

En este caso, recomendamos usar un yogur griego natural y condimentar con especias o hierbas frescas al gusto. 

Salsa para rellenos

¿Te gustan los kebabs, burritos o bocadillos vegetales? Entonces la salsa tzatziki griega es la más indicada para acompañar este tipo de preparaciones. Quizá sea una de las salsas de yogur más conocidas. Su sabor nos refrescará la boca y dará cremosidad a todo el relleno.

Salsa para aliñar ensaladas

Esta salsa sirve para aliñar ensaladas verdes, de arroz, de pasta o de legumbres; incluso para acompañar unas deliciosas verduras al vapor.

Descubre más: Ensaladas sencillas y saludables para una alimentación sana

Prueba a sustituir con esta alternativa a las habituales vinagretas. Además, aportará cremosidad al plato, siendo más ligera, digestiva y baja en grasas que las salsas preparadas con nata o queso.

Cocina con platos calientes

La salsa de yogur es apta tanto para recetas de carne como de pescado. Combina muy bien con los guisos de cordero, pero también nos sirve para acompañar platos más sencillos, como una pechuga de pollo a la plancha. 

Si queremos acompañar  lomo de salmón o merluza, mezclaremos el yogur con  eneldo, cebollino, curry o un poco de mostaza.

Recuerda que el consumo de pescado es fundamental. Sobre todo los azules contienen ácidos omega 3 en su composición. De acuerdo con una investigación publicada en la revista American Family Physician, la ingesta regular de estos nutrientes contribuye a reducir el riesgo cardiovascular. Acompañar dichos productos marinos con la salsa de yogur es una buena idea para que los niños los consuman.

 

Salsa de yogur casera: la receta básica

Como ya hemos visto, podemos elaborar muchos tipos de salsa de yogur. Sin emabrgo, hay unos ingredientes básicos que no pueden faltar para hablar de una auténtica salsa de yogur.

Yogur casero

Estos son los ingredientes que necesitaremos para 4 personas: 

  • 250 gramos de yogur (2 unidades comerciales). Para elaborar la salsa básica, elegiremos yogur natural, el de toda la vida; sobre todo nos fijaremos en que no esté azucarado.
  • 1  o 2 cucharadas soperas de aceite de oliva. Podemos usar algún otro aceite vegetal más suave si encontramos el sabor muy fuerte, pero debemos elegir siempre aceites vegetales prensados en frío, sin refinar.
  • 50 cl de zumo de limón.
  • 1 cucharadita rasa de sal marina.
  • 1/2  cucharadita rasa de pimienta negra molida.

Vertemos todos los ingredientes en un bol, empezando por los yogures, el aceite y el zumo de limón. Salpimentamos y mezclamos bien con una cuchara hasta que quede todo integrado. Si no la vamos a consumir al momento, la conservamos en la nevera, máximo de un día para otro. 

Prepara salsa de yogur para acompañar tus platos

Ya veis, así de fácilasí de rica. A partir de aquí podemos añadir todos los ingredientes que deseemos. Te aconsejamos que experimentes para encontrar tu receta preferida. ¡Esperamos que sea todo un éxito en vuestra cocina!

 
 
  • Srour B., Fezeu LK., Kesse Guyot E., Alles B., et al., Ultra processed food intake and risk of cardiovascular disease: prospective cohort study. BMJ, 2019.
  • Tomdio A., Ritchie M., Miller AC., Omega 3 fatty acids and cardiovascular disease prevention. Am Fam Physician, 2019. 100 (4): 209-210.