¿Cómo hacer y cuáles son los beneficios del agua alcalina?

Carolina Betancourth 2 diciembre, 2014
El agua alcalina no es más que un agua cuyo pH supera los 7 puntos en la escala ácido-base. Te presentamos distintos métodos para alcalinizar el agua.

El agua alcalina es un tipo de agua ionizada que actúa como un potente y natural antioxidante, con capacidad de ayudar al organismo a eliminar los desechos ácidos que produce el proceso natural de la digestión.

Este tipo de agua tiene un OPR negativo, que es un antioxidante muy potente y que, gracias a la producción de iones hidroxilos, favorece la producción de oxígeno, ayudando a combatir  los radicales libres, corrigiendo a su vez el balance acido-básico del cuerpo, regenerando las células y combatiendo diferentes signos del envejecimiento.

El agua alcalina funciona como un antiácido natural que ayuda a neutralizar los niveles de acidez en el cuerpo, previniendo el desarrollo de muchas enfermedades y combatiendo problemas comunes como el reflujo ácido.

Lee también: Los 6 mejores alimentos alcalinos del planeta

¿Cómo hacer agua alcalina?

Por lo general, se recomienda comprar tabletas para agregar al agua y así obtener agua alcalinizada. La otra opción es comprar máquinas que convierten el agua de grifo en alcalina. Pero estos métodos suelen ser poco accesible para la mayoría de las personas, por lo que te queremos compartir tres trucos caseros para preparar agua alcalina.

Método número 1

Una forma de alcalinizar el agua es utilizando dos recipientes. Llenamos uno de los recipientes con agua y después la verteremos en el otro recipiente vacío desde una buena altura. Cuando el agua cae, hace burbujas y esto permite conseguir un buen nivel de alcalinidad después de repetir el proceso por 8 o más veces.

El agua que usemos tiene un pH de 7,2 y este método nos permitirá aumentarle por lo menos 5 décimas, que aunque no es mucho, sí es bueno para alcalinizar nuestro cuerpo.

Te puede interesar: Cómo alcalinizar tu cuerpo para tener un buen estado de salud

Método número 2

El segundo método para obtener agua alcalina casera es hervir agua durante 5 minutos. Pasado este tiempo, el agua pasará de un pH de 7,2 a un pH de 8,4, el cual alcalinizará nuestro cuerpo. Algunos dicen que se debe beber caliente, pero lo cierto es que cuando se enfría igual conserva la alcalinidad.

Método número 3

El último método casero que podemos hacer para alcalinizar el agua, es agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio a un vaso de agua. Con esto el agua pasará de tener un pH 7,2 a un pH de 7,9.

Ten en cuenta que para ser considerado alcalina, el agua debe superar un pH de 7,3  y a partir de allí, cuanta más suba, más alcalina será (aunque obviamente no nos debemos exceder).

¿Cuáles son los beneficios de beber agua alcalina?

Contribuye a la buena digestión

Beber agua alcalina promueve la eliminación de toxinas y evita que se vuelvan a acumular, de esta manera se encarga de la eliminación de desechos de nuestro organismo y previene diferentes enfermedades.

Se recomienda para los casos de diarrea crónica, para la indigestión, las enfermedades del estómago e intestino y el estreñimiento. Además, favorece la  digestión de los alimentos, neutraliza la hiperacidez gástrica, origen de gastritis y úlceras gastroduodenales.

Previene enfermedades

El consumo de agua alcalina puede prevenir a mediano plano enfermedades frecuentes como diabetes, asma bronquial, dermatitis, hepatitis, artritis crónica reumática, colesterol alto, síndrome de Meniere, insomnio, obesidad, dolores de espalda, neuralgias, enfermedades del climaterio, hemorroides, disentería crónica, entre otros.

Visita este artículo: 6 aspectos de la diabetes que debes conocer

Previene el envejecimiento prematuro

La acumulación de toxinas en nuestro organismo hace que se frene la regeneración celular, lo que a su vez causa envejecimiento prematuro. Al promover la eliminación de estas toxinas y desechos, el agua alcalina promueve una buena oxigenación de las células y previene el envejecimiento.

Además, también combate los radicales libres, que son causantes de enfermedades y de envejecimiento prematuro.

Combate la retención de líquidos

Beber agua alcalina con frecuencia nos ayuda a purificar nuestro cuerpo, haciendo una eficaz desintoxicación para eliminar todos los residuos ácidos, desechos y  toxinas que afectan la salud de nuestro organismo y causa problemas como la retención de líquidos.

Al promover un equilibrio del pH de nuestro cuerpo, las células no tendrán la necesidad de retener líquidos para luchar contra la  acidosis y pondrá en marcha el metabolismo.

Previene la osteoporosis

Beber agua alcalina promueve la eliminación de residuos sólidos, como el ácido úrico y los nefrolitos a través de la orina, ayudando a prevenir los problemas como la osteoporosis, ya que su acción permite liberar el calcio que estaba atrapado en dichos residuos, devolviéndole el pH alcalino a nuestra sangre.

Te puede gustar