¿Cómo identificar los lunares peligrosos?

En el siguiente artículo te enseñaremos a detectar los lunares peligrosos que pueden indicar la presencia de un cáncer de piel. ¡No te lo pierdas!

Los lunares, aunque son comunes en las personas, pueden volverse peligrosos o pueden llegar a ser melanomas (cancerígenos). Por ello, es muy importante ser conscientes y estar pendientes de posibles lunares peligrosos.

Entre las tres formas en que se muestra el cáncer de piel, la más peligrosa es la forma del melanoma. Esto se debe a que se puede propagar más fácilmente e incluso podría llegar a ser letal.

El peligro se hace presente en la medida en que aparece en las células encargadas de dar color a la piel (lunares, pecas, manchas de nacimiento). Después de revisar este artículo, fíjate en tu piel y, de encontrar anomalías, visita a un dermatólogo.

¿Cómo identificar lunares peligrosos?Cómo identificar lunares peligrosos

1. La asimetría

Si al revisar un lunar o una marca de nacimiento encuentras una forma asimétrica, podría tratarse de un posible melanoma. Fíjate si el lunar se divide en dos mitades desiguales.

La mayoría de lunares presenta forma de esfera o de círculo, así que si tus lunares tienen una forma dispareja, pueden ser lunares peligrosos.

2. El tamaño

Generalmente, los lunares pueden tener hasta 1 cm de diámetro. Si uno de tus lunares presenta un tamaño mayor o si notas que está creciendo, debes estar muy atento a sus cambios o ir al dermatólogo.

3. El color

Los lunares normales, en la mayoría de casos, presentan un color homogéneo, igual en toda su área; un color domina y es parejo. Si en un lunar observas varios colores, debes alarmarte. Posiblemente se trate de un lunar cancerígeno.

4. Son lunares peligrosos si aparecen repentinamente

Si en tu piel aparece de súbito un lunar y empieza a tornarse negro, debes poner mucho cuidado y visitar al dermatólogo. Es muy posible que tenga índice de malignidad.

Un estudio reciente demostró que el melanoma no surge necesariamente en personas con muchos lunares. También aquellos que tienen pocos o no tienen ninguno deben estar atentos ante cualquier cambio en la piel. 

5. Inflamación, dolor, sangrado o picadura.

En este caso debes estar mucho más atento a los cambios que sucedan. Sin duda alguna debes visitar de inmediato a un dermatólogo. Estos signos pueden estar determinando un fuerte potencial maligno. Los lunares normales no deben presentar estos síntomas. Si los tienes, posiblemente sean lunares peligrosos que pueden arriesgar tu salud.

6. Los bordes

Si el lunar no muestra con claridad su inicio o su fin o si los bordes del lunar no están bien definidos, también debes prestar atención. Puede tratarse de lunares peligrosos, pues los lunares benignos están bien definidos.

7. Antecedentes en tu familia

Si en tu familia se han tenido casos de cáncer en la piel o de lunares peligrosos, sería muy importante que realices una visita al dermatólogo. Si bien es sabido que los lunares no son hereditarios, cada familia comparte un tipo de piel y unas susceptibilidades en la misma, así que debes ser cuidadoso.

Recomendaciones y cuidadosEl bloqueador solar evita la aparición de lunares peligrosos

Para evitar el surgimiento de marcas malignas o lunares peligrosos, debes evitar la exposición al sol. Usa bloqueador solar con alguna frecuencia moderada, evita exponerte a luces UV directas y evita el uso de productos que puedan atentar contra tu piel. Asimismo, no debes usar camas de bronceado ultravioleta.

Si luego de leer este artículo, encuentras alguno de estos factores de riesgo, visita al dermatólogo. El tiempo es un factor importantísimo para realizar un posible tratamiento. Si no tienes ningún síntoma, no es necesario que te alarmes, pero sí debes proteger siempre tu piel.

  • Akbani, R., Akdemir, K. C., Aksoy, B. A., Albert, M., Ally, A., Amin, S. B., … Zou, L. (2015). Genomic Classification of Cutaneous Melanoma. Cell. https://doi.org/10.1016/j.cell.2015.05.044
  • Balch, C. M., Gershenwald, J. E., Soong, S. J., Thompson, J. F., Atkins, M. B., Byrd, D. R., … Sondak, V. K. (2009). Final version of 2009 AJCC melanoma staging and classification. Journal of Clinical Oncology. https://doi.org/10.1200/JCO.2009.23.4799
  • Boiko, A. D., Razorenova, O. V., Van De Rijn, M., Swetter, S. M., Johnson, D. L., Ly, D. P., … Weissman, I. L. (2010). Human melanoma-initiating cells express neural crest nerve growth factor receptor CD271. Nature. https://doi.org/10.1038/nature09161
  • Schadendorf, D., Fisher, D. E., Garbe, C., Gershenwald, J. E., Grob, J. J., Halpern, A., … Hauschild, A. (2015). Melanoma. Nature Reviews Disease Primers. https://doi.org/10.1038/nrdp.2015.3