Cómo puede influir la fase lunar en el parto

A la mágica Luna se le atribuye el aumento de partos que se adelantan y la aparición de complicaciones. La evidencia científica no ha encontrado ninguna vinculación entre las fases lunares y el parto.

Madres, astrólogos y matronas insistirán en que la influencia de la fase lunar en el parto es real; para médicos y otros especialistas forma parte de las fantasías que rodean, tanto a la luna como al embarazo.

La luna es la protagonista de muchos mitos y creencias. Su brillo luminoso ha inspirado a magos y poetas. El embarazo, ese extraordinario milagro humano de crear una nueva vida, también está expuesto a muchas leyendas inspiradas por el mágico satélite que ronda al planeta Tierra.

Aunque la evidencia científica señala claramente que no hay ninguna influencia de la fase lunar en el parto, es un mito que sostiene sobre algunas verdades irrefutables.

La Luna sí influye

La luna influye en la fluctuación de las mareas. Pero el aumento o la disminución de las mareas no es solo responsabilidad de la gravedad de la Luna. La gravedad del Sol y de la Tierra también forman parte del movimiento de las grandes masas de aguas oceánicas.

Esta influencia de la Luna sobre los líquidos también afecta a las plantas. Desde tiempos remotos, pueblos antiguos de todas las latitudes han tomado en cuenta las fases lunares para iniciar la siembra de los cultivos y para recoger la cosecha.

Fases de la luna.

El influjo lunar sigue siendo tomado en cuenta en la agricultura moderna. Para actividades como la pesca y la fruticultura los momentos de mayor luminosidad lunar son tomados en cuenta.

Pero la influencia de la Luna no termina en el planeta. El calendario lunar de 28 días coincide con el ciclo menstrual regular de la mujer, con lo cual la Luna se ha convertido en la protagonista de la mayoría de los mitos de la fertilidad de numerosas civilizaciones y culturas.

Leer también: 5 formas en que la luna afecta tu salud

La fase lunar en el parto

En numerosos blogs de maternidad y espiritualidad es posible encontrar cómo puede afectar la fase lunar en el parto. En muchos casos, la información dice estar avalada por matronas, médicos o enfermeras de distintas salas de parto.

Sea una realidad o una superstición, no deja de ser interesante valorar la experiencia de estas personas que han atendido cientos o miles de partos. De acuerdo con estas creencias, los cambios de una fase lunar a otra pueden incidir en el momento del alumbramiento:

  • Luna nueva: los partos tienden a ser fáciles y muy rápidos. Las membranas suelen romperse solas durante el trabajo de parto. Sin embargo, un día antes de la luna nueva, supuestamente los partos pueden ser muy largos y difíciles.
  • Cuarto creciente: El avance paulatino del trabajo de parto y la dilatación continua hace que la madre tome consciencia de que el bebé va a nacer. Cada una de las fases del trabajo de parto dicen que se da a su debido momento, por lo que puede ser la fase lunar ideal para parir.
Fase lunar en el parto.

  • Luna llena: se dice que es la fase lunar donde ocurren más nacimientos, ya que los partos se adelantan. Hay rupturas prematuras de membranas y condiciones desfavorables en el cuello uterino. Esto ocasiona partos más prolongados y trabajosos.
  • Cuarto menguante: Suele haber pocos partos. Se encuentras más bolsas rotas con el líquido amniótico teñido. Dicen que ocurren partos en los que hay que invertir mucha energía y paciencia para esperar que el bebé nazca.

La Luna, el parto y la ciencia

Creer o no en la influencia de la fase lunar en el parto, corresponde a cada madre y a su nivel de espiritualidad o fe. Sin embargo, la investigación científica va a contracorriente de la creencia popular.

En estudios publicados en distintas revistas científicas de Estados Unidos, España, Alemania, Italia y La India, entre 2005 y 2012, en los cuales se recopiló y contrastó la información de millones de nacimientos con los ciclos lunares de los años de estudio registrados.

La evidencia hallada por distintos investigadores es que no hay ninguna vinculación entre la influencia de la fase lunar en el parto, el aumento o disminución de los alumbramientos o en la aparición de complicaciones.

Mujer embarazada.

La investigación más grande que se ha realizado en este sentido, es un análisis de 4.071.166 de nacimientos ocurridos al sudoeste de Alemania, en los que no se encontró ninguna vinculación entre los nacimientos y las fases lunares. ¡Más de 4 millones, un número importante como para despejar dudas!

Debes leer: ¿Es posible adelantar el parto con remedios naturales?

A manera de conclusión

Es tu decisión creer que la fase lunar puede determinar de alguna forma cómo será tu parto. Si te has preparado para llevar con conciencia un trabajo de parto y un alumbramiento natural, difícilmente la Luna incidirá en como será la llegada de tu bebé al mundo.

Si te dejas llevar por coincidencias, miedos y supersticiones, seguramente tu mente se encargará de hacer los enlaces que necesitas, para justificar que tu trabajo de parto sea fluido por la Luna. Está en tus manos. Tú decides.