¿Cómo influye la pornografía a nuestra vida sexual?

Puedes adentrarte en nuevas técnicas para avivar la llama en pareja o bien podrías perjudicarla. ¿Cómo influye la pornografía en la vida sexual? Conoce sus aspectos positivos y negativos para que evalúes esta práctica.

Se trata de un entretenimiento erótico a través de imágenes, pero ¿cómo influye pornografía a nuestra vida sexual? ¿Ha impulsado una cierta liberalización sexual o ha creado clichés fantasiosos sobre las relaciones? ¿Buena o mala? Es sin duda un tema de gran polémica y frecuente debate. Conoce sus efectos.

De acuerdo con la Real Academia Española, la pornografía es una presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación en el observador. También se define como un espectáculo, texto o producto audiovisual que utiliza material sexual. Su máximo exponente es el cine pornográfico, una industria multimillonaria.

Existen múltiples posturas y controversias. Por un lado, tenemos a aquellos que lo satanizan y, por otro, quienes advierten en ella una herramienta para canalizar sanamente la sexualidad.

El consumo de material erótico tiene efectos mucho más importantes de lo que creemos

7 posturas sexuales fáciles para variar tu vida sexual.

La pornografía y sus efectos en la sexualidad

La sexualidad es una dimensión fundamental del ser humano, necesaria para identificarlo como tal. En este sentido, los productos audiovisuales eróticos influyen mucho más de lo que creemos.

El individuo aprende una gran cantidad de pautas por observación. En muchas ocasiones, basta con ver las conductas ajenas repetidas una y otra vez para que éstas se conviertan en parte de nuestros hábitos de comportamiento.

En otras palabras, la pornografía es un producto cultural inmerso en nuestro contexto social que altera el comportamiento sexual en general porque el hombre se transforma en lo que contempla.

El cine y, más recientemente, el Internet han influido de forma más directa en nuestras costumbres. Un ejemplo claro de ello es que la sociedad comenzó a fumar más cotidianamente desde que las películas se llenaron de actores que tenían ese vicio y dejó de hacerlo cuando ellos disminuyeron esas prácticas en la pantalla.

De esta manera, la pornografía no está falla de esa capacidad de influir en nuestras vidas. La propensión a afeitarse el vello púbico, la predisposición a probar el sexo anal, la práctica de ciertas posturas acrobáticas son actuaciones cada vez más comunes y la pornografía ha jugado un papel fundamental en ello.

Ver también: ¿Hablas durante el sexo?

Aspectos positivos de la pornografía

Además de considerar que mejora de la comunicación en la pareja y ayuda a una mayor calidad sexual, los defensores del material pornográfico cuentan con una serie de alegatos:

  • La pornografía reduce la inhibición. Ha eliminado tabúes y prejuicios con respecto al sexo.
  • Es un medio para mejorar el rendimiento sexual por aprendizaje.
  • Aumenta el nivel de excitación.
  • Evita la monotonía en las parejas y estimula la creatividad.
  • Puede ser un complemento para experimentar más.

Algo importante de resaltar es que nunca debe tomarse como ejemplo el tamaño de los atributos sexuales de los actores y actrices, la intensidad y forma de los orgasmos, el uso (o más bien falta de uso) del preservativo.

Es interesante leer: El sexo puede curar gran parte de nuestros males

No tienen vida sexual activa.

Lo malo

Los detractores de la pornografía coinciden en señalar una serie de aspectos que influyen negativamente en la vida de quienes consumen material erótico. La consideran una grave amenaza para la sociedad, la familia, los hijos y la felicidad individual. En la lista figuran las siguientes consecuencias:

  • Deja la impresión de que el sexo no tiene relación con la intimidad; que no está relacionado con el amor, el compromiso o el matrimonio.
  • Crea la idea de que formas acrobáticas de practicar sexo proporcionan más satisfacción y que el sexo irresponsable no tiene consecuencias adversas.
  • La pornografía muestra un mundo ficticio que puede acabar produciendo frustración en los espectadores a la hora de practicar sexo real. Afecta la autoimagen y la atracción por la pareja.
  • Hace que la agresión sexual parezca menos grave de lo que es.
  • Puede sustituir el interés por las relaciones reales.

Nunca debe olvidarse que el porno es material actuado por lo que está completa y totalmente pactado y organizado. Hay un equipo humano detrás trabajando para resaltar las apariencias que quieren y ocultar las que no. No refleja la realidad de la sexualidad.

¿Cómo influye pornografía a nuestra vida sexual? Como habrás visto, el consumo de contenido erótico puede tener un uso adecuado o inadecuado. No es ni bueno, ni malo en sí mismo. Los efectos que tenga la pornografía en pareja dependerán de la finalidad y el contexto en el que lo utilicen.