Cómo ir de compras con la pareja sin discutir

Yamila Papa Pintor · 17 junio, 2018 · Última actualización: 27 diciembre, 2018 27 diciembre, 2018
Ir de compras con tu pareja no tiene por qué ser una pesadilla o la 'invitación' para discutir durante horas. Para evitar que ocurra, se deben tener en cuenta los gustos de ambos y pasarlo lo mejor posible.

Hay veces que contar con una segunda opinión a la hora de esccoger algo puede ser muy útil. Sin embargo, para ir de compras con la pareja hay que saber cómo evitar las temidas discusiones.

Ir de compras con la pareja: el eterno dilema

Hay personas a las que les encanta ir de compras, pasarse horas probándose prendas o zapatos, viendo escaparates… Sin embargo, hay mucha más gente totalmente opuesta. Personas más prácticas y rápidas, que no pasan horas en las tiendas.

Ir de compras con la pareja.

En las parejas no es raro encontrar estos dos tipos de personas. veces queremos que nuestras parejas nos acompañen a comprarnos ropa, ya sea para preparar un evento especial (por ejemplo una fiesta) o para compartir algo más que una película un sábado por la tarde.

Por supuesto esto se extiende a comida, muebles o accesorios para la casa. Todo esto puede convertirse en una batalla campal cuando los dos miembros no se ponen de acuerdo, o cuando comienzan a sumar gastos.

Puede que te interese conocer: Los motivos más frecuentes por los que las parajes discuten

Consejos para no discutir al ir de compras con la pareja

Aunque a veces es bueno acudir con la pareja, no siempre tiene por qué ser buena idea. Se deben tener en cuenta los gustos y preferencias del otro y no pedirle deasiado, sobre todo si se sabe que estará incómodo.

compras con la pareja

1. Tener sexo antes

Una buena sesión de sexo puede ayudar a sentirse relajados. Con una mejor predisposición, se soportan mejor las esperas.

2. Planificar la ruta

Sobre todo si a la pareja no le gusta ir de compras, lo mejor es ir con una idea fija de las tiendas que se quieren visitar. Así al menos se puede anticipar parte de la ruta, saber cuándo hacer descansos y qué tipo de comercios se verán.

3. Comprar un par de cosas

Aunque haya una gran lista, lo mejor es comprar lo básico si a tu pareja no le agrada ir de compras. Pasarse horas y horas de tiendas para comprar de todo puede llevar a discusiones si la otra parte pierde la paciencia.

4. Comprar cosas para los dos

La mejor manera de hacerlo más llevadero y hacer que sea una verdadera actividad de pareja. Además, ayuda a conocer mejor los gustos de la pareja, lo que beneficia la relación.

ir de compras con la pareja: habla con tu pareja.

5. Hacer una pausa para comer

Por ejemplo, si se va por la mañana, se puede aprovechar para tomar el desayuno o la comida al terminar con las compras. Así, salir de compras se convierte en una excusa para salir juntos.

6. Pedir su opinión

La pareja no debe dedicarse solo a llevar bolsas o sostener otras prendas mientras se está en el probador. Pídele activamente su opinión, muestra interés por su parecer, y deja que participe en la decisión, sobre todo si es algo para los dos.