Cómo lavar nuestro pelo de manera natural y rápida

Marisa · 7 junio, 2019
Aplicaremos estos remedios cuando no tengamos tiempo para lavarnos el cabello, pero tampoco de forma habitual, ya que a la larga pueden ser contraproducentes

Seguro que alguna vez te ha pasado. Tienes una cita o compromiso y notas que no te da a tiempo a prepararte como a ti te gustaría. Hoy te ofrecemos tres soluciones para aquellos momentos en los cuales te gustaría lavar tu pelo, pero no tienes tiempo suficiente para hacerlo.

Nuestro cuero cabelludo forma una grasa llamada sebo, cuya función es la de lubricar y proteger la piel. Sin embargo, algunos tipos de cabello son más propensos a generar esta grasa en exceso, dando como resultado un aspecto descuidado, sucio y grasiento, aunque lo hayamos lavado el día anterior.

Las causas de este exceso de sebo suelen ser hereditarias, pero también influyen los cambios hormonales, la alimentación o los largos periodos de estrés. Muchas veces, puede provocar la aparición de caspa.

Por otro lado, si tu cabello es muy graso puedes acudir a tu médico para que te recete medicamentos con ácido retinóico, que regula la secreción de las glándulas sebáceas. Sin embargo, en la mayoría de los casos bastará con darle a nuestro cabello los cuidados adecuados.

Cómo lavar el pelo de manera natural y rápida

Cabello mojado

La mejor solución es volver a lavar el pelo con champú. Pero muchas veces los altos contenidos en siliconas de los productos pueden agravar la situación y hacer que el pelo se vea apelmazado. Por eso, es importante saber elegir bien aquellos productos para nuestro tipo de cabello, y mejor si sus ingredientes son naturales.

Pero, ¿y si no contamos con el tiempo suficiente para volver a lavar el pelo? Hoy en día existen en el mercado multitud de soluciones para mitigar esta producción de grasa. Los conocidos como champús secos se utilizan pulverizando el producto sobre las raíces. Después de dejarlo actuar unos minutos, este absorberá el exceso de sebo.

No obstante, podemos fabricar en casa un tipo de champú que produzca el mismo efecto. A continuación, te explicamos cómo.

Lee también: Pelo graso: remedios para combatir el exceso de sebo

Un lavado rápido y con un buen resultado

Cepillado adecuado del cabello

El talco

¿Qué necesitas?

  • Talco
  • Secador de pelo
  • Cepillo

¿Cómo se hace?

  • Debes extender los polvos de talco por tu cabello, de manera que queden homogéneamente distribuidos. Tras frotar debidamente, deshazte de los polvos con un buen cepillado de pelo. Después, peínate como siempre, con secador y cepillo.
  • Este remedio es muy sencillo, consiste en usar el talco para absorber la grasa de tu pelo, de manera que quede limpio y presentable para tu cita.

Nota: no utilices demasiada cantidad de polvos de talco, ya que puedes resecar demasiado tu cabello y tener dificultades a la hora de eliminar los restos con el cepillo. Por otra parte, ten en cuenta que no debes recurrir a este truco de manera regular, sino de manera ocasional, en casos de emergencia.

Arroz

¿Qué necesitas?

  • Un puñado de arroz
  • Trituradora

¿Cómo se hace?

  • En este caso, solo necesitas un puñado de arroz. Tritúralo hasta que sea polvo. También puedes comprar harina de arroz.
  • Con ayuda de una brocha, aplícalo por todo el cuero cabelludo y déjalo actuar unos minutos. Después, cepilla para eliminar los restos de harina de arroz y usa también el secador si lo deseas.

No te pierdas: Los 5 mejores remedios caseros para el cabello graso

Con un poco de algodón y alcohol, raíces limpias

Mujer con cabello bonito y limpio

La zona del pelo que más rápidamente se ensucia es la parte más cerca a la raíz. La grasa natural del pelo proviene del cuero cabelludo, y de ahí se extiende poco a poco a través de las fibras capilares.

Una solución sencilla para limpiar nuestro pelo, es aplicar un poco de alcohol sanitario en algodón, para aplicarlos en las raíces de nuestro pelo, y así eliminar la grasa presente en ellas.

¿Qué necesitas?

  • Alcohol antiséptico
  • Algodón

¿Cómo se hace?

  • Humedece el algodón en un poco de alcohol y aplícalo en las raíces.
  • Tras aplicar el alcohol, bastaría con masajear la cabeza y peinarnos como solemos hacer cada día.

¡Recuerda!

Aunque estos trucos pueden serte de gran ayuda en caso de emergencia, evita recurrir a ellos de forma regular, ya que puede ser contraproducente para la salud de tu melena. Así pues, la mejor opción siempre será lavarse con agua limpia y un champú adecuado al tipo de cabello.