¿Cómo limpiar correctamente nuestros oídos?

El uso de bastoncillos de algodón puede causar lesiones en el canal auditivo. Por eso, es primordial conocer otras alternativas para limpiarlos de forma correcta.

Es muy importante aprender a limpiar correctamente nuestros oídos para evitar que la acumulación de cerumen ocasione problemas. Si bien el oído cuenta con un sistema natural de autolimpieza, a veces es necesario retirar los residuos con una ayuda extra.

El problema es que muchos aún eligen métodos poco apropiados, como el uso de bastoncillos de algodón. Estos, aunque parecen prácticos, pueden originar lesiones que van desde una obstrucción, hasta infecciones y perforaciones. ¿Cómo deberías hacerlo?

Cuando los tapones de cera causan dificultades auditivas es primordial acudir donde un profesional para recibir un tratamiento adecuado. Si solo se trata de una limpieza regular, existen algunas alternativas naturales que pueden ayudar. ¡Toma nota!

¿Por qué es peligroso introducir objetos extraños en el oído?

Antes de entrar en detalle sobre los métodos para limpiar correctamente nuestros oídos, es prudente repasar por qué no se deben introducir objetos extraños en los mismos. El uso de lápices, bastoncillos o llaves a la hora de quitar la cera puede ser bastante peligroso.

El conducto auditivo es una compleja estructura con una forma parecida a la de un embudo. Su parte más estrecha va en dirección al interior de la cabeza, específicamente a la membrana timpánica. Allí, gracias a la secreción de unas glándulas, se fabrica el cerumen.

Es primordial tener en cuenta que esta sustancia grasosa cumple una función protectora, ya que evita que el polvo y otras partículas lleguen al tímpano. Por lo tanto, su presencia, en cierta cantidad, es necesaria para evitar el desarrollo de algunas infecciones.

Pero como su acumulación también puede ser contraproducente, en ocasiones se debe retirar. No obstante, introducir objetos extraños como los ya mencionados, puede ocasionar:

  • Que la cera penetre a más profundidad del conducto auditivo.
  • Una alteración del pH del conducto auditivo.
  • Disminución de los mecanismos de defensa a la hora de luchar contra agentes infecciosos.
  • Formación de tapones de cerumen que pueden dificultar la audición.

Formas de limpiar correctamente nuestros oídos

Existen varios métodos para limpiar correctamente nuestros oídos sin necesidad de utilizar herramientas peligrosas. Algunos remedios de origen natural pueden servir como apoyo; sin embargo, en lo posible se deben evitar soluciones con aceites, ceras o velas. Las opciones recomendadas son:

Gotas

Para limpiar la cera de los oídos

El uso de gotas puede ayudar a limpiar correctamente nuestros oídos. De hecho, es una de las alternativas preferidas. En el mercado están disponibles en diferentes presentaciones y sus ingredientes pueden incluir peróxido de hidrógeno, cloruro de sodio y bicarbonato de sodio.

Nota: aunque son efectivas, en personas con sensibilidad pueden ocasionar irritaciones. Se debe hacer una pequeña prueba antes de usarlas en su totalidad.

Irrigación

Cuando el problema por acumulación de cerumen es persistente, el profesional puede aconsejar una irrigación del oído. Es un procedimiento que también se conoce como lavado con jeringa, que consiste en una inyección de agua templada para reblandecer la cera.

Nota: La técnica debe ser aplicada por un experto, ya que un error puede acabar en el daño del tímpano.

Paño suave

limpiar correctamente nuestros oídos

Esta es una de las mejores opciones para limpiar correctamente nuestros oídos en casa. Considerando que el oído tiene un mecanismo de “autolimpieza”, no es necesario eliminar en su totalidad la cera. Por eso, basta con usar un paño suave y húmedo para quitar los excesos.

La única excepción para no usar este método es cuando el cerumen genera obstrucciones o infecciones. De ser así, el médico debe hacer una revisión y recetar otros tratamientos.

Manzanilla

El agua de manzanilla es una de las opciones naturales que pueden contribuir a limpiar los oídos sin causar reacciones indeseadas. Sus componentes regulan el pH del canal auditivo y ayudan a ablandar la cera que produce obstrucciones.

  • Para emplearla debes hacer una infusión con las flores de manzanilla. Luego, pasas el líquido por un colador y lo empleas cuando aún esté tibio. Introdúcelo con cuidado en el oído usando una jeringuilla o gotero. Por último, drena los residuos.

¿Cada cuando debemos limpiar nuestros oídos?

La recomendación general es limpiar el conducto auditivo externo 2 o 3 veces por semana. Para esto, se puede utilizar una gasa o paño húmedo. Si el oído segrega mucha cera, se pueden emplear otros métodos de limpieza por lo menos una vez al mes.

 

  • O'Handley JG, Tobin EJ, Shah AR. Otorhinolaryngology. In: Rakel RE, Rakel DP, eds. Textbook of Family Medicine. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 18.
  • Pfaff JA, Moore GP. Otolaryngology. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, eds. Rosen's Emergency Medicine. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 72.
  • Propst EJ, George T, Janjua A, James A, Campisi P, Forte V. Removal of impacted cerumen in children using an aural irrigation system. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2012;76:1840-3.
  • McCarter DF, Courtney AU, Pollart SM. Cerumen impaction. Am Fam Physician. 2007;75:1523-8.