Cómo limpiar el cuerpo de la energía de las exparejas

Todas las personas con las que nos relacionamos ejercen una influencia en nuestra energía, por lo que debemos aprender a perdonar y a dejar ir para canalizarla

La energía es un factor muy importante ya que afecta directamente el funcionamiento del cuerpo. La energía es la intensidad de ánimo bueno o malo con el que realizamos una actividad.

El mundo se rige a través de relaciones sociales, no solo con uno mismo, sino con las personas que nos rodean; estas últimas se consideran relaciones interpersonales.

No obstante, algunas van más allá que otras. Son las que se conocen con el nombre de ‘relaciones íntimas o de pareja’. Este tipo de acercamiento entre dos personas involucra de manera completa factores sentimentales.

Las aproximaciones entre dos individuos genera más que un contacto físico. Estas se centran en una comunión energética, teniendo en cuenta lo íntimo del acercamiento.

En pocas palabras, mantener una relación de pareja incluye compartir: información hormonal, química y sensorial; la cual se percibe de manera paulatina.

El problema en sí no es establecer un puente energético con la pareja. Lo negativo se presenta en el momento de absorber la energía de las otras personas con las cuales se ha relacionado esta.

Los chakras

los chakras

Ver también: Técnicas Montessori para canalizar la rabia y el nerviosismo en los niños

Estos son propios de la filosofía oriental, la cual afirma que poseen una conexión energética con la médula espinal, especialmente con el centro de la misma, además de con los plexos nerviosos.

Por otra parte, los chakras se asocian con el plano físico a través del sistema endocrino. Este es el encargado de regular el funcionamiento integral de las emociones y el balance mental.

La teoría los enumera 7 puntos de chakra importantes. Estos son necesarios por completo y tienen objetivos similares pero, a su vez, distintos.

  • Básico o primer chakra. Este se encuentra al final de la columna vertebral y, además, es considerado el ancla del espíritu.
  • Espléndido o segundo chakra. La altura del abdomen se encarga de albergarlo. Influye sobre la temperatura del organismo y el sistema nervioso.
  • Plexo solar o tercer chakra. Su lugar corresponde a su nombre, el plexo solar. Ejerce influencia sobre el sistema digestivo.
  • Cardiaco o cuarto chakra. Se alberga a la altura del corazón y refleja los sentimientos más profundos.
  • Laríngeo o quinto chakra. La garganta es su lugar, por lo tanto, supervisa la tiroides; además, es encargado de la comunicación.
  • Tercer ojo o sexto chakra. Su ubicación física está en medio de las cejas; no obstante, su función es netamente espiritual y regula la glándula pituitaria.
  • Coronario o séptimo chakra. La parte superior de la cabeza alberga este chakra; su función espiritual se da solo si se realiza un trabajo consciente.

Se nombra los chakras dentro de las relaciones de pareja, debido a la importancia de estos, ya que suelen conectarse de forma mutua. Así, la transmisión de energía se hace más íntima.

Ritual limpiador de energía

Alternativas para limpiar la energía del cuerpo

La energía puede ser positiva o negativa, eso depende de la relación. Si es actual, íntima y amorosa, significa que hay una rotación energética buena entre las dos personas.

Si esta ya está rota (expareja), la energía se torna pesada y poco productiva; en ese orden de ideas se recomienda limpiar al organismo por completo.

Las siguientes son algunas alternativas para conseguir grandes resultados.

Ritual limpiador de energía

Para realizar este breve ritual es recomendable mantener la meditación; además, conseguir un hilo o una cuerda de color rojo y una vela blanca por cada ex pareja.

A continuación exponemos los pasos para conseguirlo.

  • Realizar una lista de todas las ex parejas con las cuales hubo prácticas íntimas. Visualizar a la persona si no se recuerda el nombre.
  • Tomar el hilo o la cuerda de color rojo y comenzar a realizar un nudo por cada persona nombrada o visualizada.
  • Por cada nudo repetir esta frase: “Nada de ti en mí, nada de mí en ti. Gracias. Paz”.
  • Encender una vela blanca después de nombrar cada pareja.
  • Meditar frente a cada una durante unos minutos y ofrecer pensamientos positivos para los nombrados anteriormente.

Te recomendamos leer: 2 minutos de meditación para estar más sanos

Meditación profunda

Meditación profunda

Esta alternativa consiste en involucrar cada uno de los chakras con la energía del universo con el fin de liberar cada cosa negativa albergada en el organismo.

Asumir una posición cómoda en un lugar silencioso, tranquilo y relajado; luego, cerrar los ojos y comenzar a visualizar cómo la energía se canaliza y se desprende de cada uno de los chakras.

Perdonarse a sí mismo y a cada persona con la cual se mantuvo una relación íntima es justo para conseguir la trascendencia plena.

Por último, despedirse de tal individuo y observar la posición cómoda y tranquila de uno mismo.