Cómo limpiar la estufa y el microondas naturalmente

Fernando Clementin · 19 septiembre, 2018
Si te gusta la limpieza con productos naturales, debes saber que la estufa y el microondas también pueden quedar relucientes con algunas soluciones sencillas y amigables con el medio ambiente.

A diferencia de otras habitaciones del hogar, la limpieza de la cocina requiere de ciertos conocimientos específicos para el correcto tratamiento de los artefactos que allí se encuentran. En ese sentido, limpiar la estufa y el microondas puede ser una tarea un tanto complicada, a no ser que cuentes con estrategias como las siguientes.

El uso mismo de la estufa puede llevar a que se vea salpicada salsa o que se ensucie con restos de comida. Algo similar ocurre con el microondas; son elementos que, día tras día, se ven expuestos a una suciedad constante. Por eso, te será de gran utilidad contar con recomendaciones como las que enumeramos a continuación.

Consejos para limpiar la estufa y el microondas de manera natural

A continuación, te ofreceremos algunos valiosos consejos para deshacerte de la suciedad que puede afectar a estos artefactos de uso cotidiano. Lo mejor de todo es que podrás hacerlo de manera totalmente natural y sin recurrir a costosos productos con químicos.

Trucos para limpiar la estufa

El agua caliente como primer aliado

Si la estufa tiene una capa superficial de grasa que debemos remover, no hay nada más efectivo que el agua caliente para lograrlo. Calienta un poco de agua en una olla y viértela sobre la superficie sucia. No necesitas echar demasiada; la finalidad es solamente despegar y ablandar la suciedad adherida.

Luego de esperar unos minutos a que el agua hirviendo cumpla su cometido, procede a realizar la limpieza como solías hacerlo. Puedes utilizar una esponja suave o una de acero, dependiendo del material del artefacto.

Lee: Cómo desengrasar tu estufa con 5 soluciones ecológicas

Bicarbonato y limón

Estos dos ingredientes naturales pueden formar una excelente solución para limpiar la estufa y el microondas, aunque en este caso nos abocaremos a la primera de estas dos opciones.

¿Qué necesitas?

  • 3 o 4 cucharadas de bicarbonato (27 o 36 g)
  • El jugo de 2 o 3 limones

Nota: Las cantidades variarán en función de la cantidad de grasa adherida.

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla ambos ingredientes. Verás que se formará una pasta que hará espuma al principio.
  • Cuando acabe de burbujear, aplícala sobre la estufa y deja que haga efecto.
  • Después, utiliza una esponja —preferiblemente de acero, si la superficie lo permite— y restriega para quitar la suciedad. Finalmente, quita los restos con un paño y abundante agua.

Alcohol y algodón

¿Sabías que el alcohol es otro elemento que puede serte de ayuda al limpiar la estufa y el microondas?

  • Lo que tienes que hacer es remojar el algodón en alcohol y pasarlo por toda la superficie sucia.
  • Luego, tras esperar unos minutos, vuelve a frotarlas con un cepillo de dientes viejo también empapado en alcohol.
  • En último lugar, pasa un trapo seco para quitar los restos de la limpieza.

Ver también: Cómo limpiar tu casa si tienes mascotas

Trucos para limpiar el microondas

Con agua y limón

Este truco es extremadamente sencillo, pero de gran utilidad.

¿Qué necesitas?

  • El jugo de 1 rodaja de limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 hoja de perejil o 1 cucharadita de bicarbonato (4 g) (opcional)

¿Qué debes hacer?

  • Coloca una rodaja de limón o exprime su jugo en un vaso de agua; puedes añadir también una hoja de perejil o una cucharadita de bicarbonato.
  • Luego, deberás encender el aparato a una potencia alta por un par de minutos —la duración, en realidad, dependerá de cada microondas—. La idea es que el vapor del agua se adhiera a las paredes, por lo que deberías ver el vidrio empañado.

En ese momento, abre la puerta y retira el vaso con mucho cuidado para no quemarte. A continuación, solo tendrás que completar el proceso pasando un trapo de cocina por todo su interior. El aparato debería estar ahora perfectamente limpio y, además, bien desodorizado.

Usar bicarbonato de sodio

Este elemento permite concretar una limpieza tan rápida y efectiva como el punto anterior.

  • Tan solo deberás colocar una cucharada de bicarbonato (9 g) sobre una esponja húmeda y, luego, pasarla por el interior del aparato.
  • Como paso final, enjuaga con bastante agua y seca con un paño las paredes.
  • No te olvides de retirar también el plato y las rueditas, ya que se ensucian y pueden acumular mal olor. Lávalo a mano como un plato normal.

Vinagre para desinfectar

El tercer consejo de esta lista apunta a otro elemento natural que de seguro tienes en tu casa: el vinagre. Con él, puedes limpiar, desinfectar y desodorizar el microondas rápidamente; no obstante, el aroma que dejará no será tan agradable como el del limón.

¿Qué necesitas?

  • 1 cucharada de vinagre blanco (15 ml)
  • 1 ½ vaso de agua (300 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Añade en un bol de vidrio el vinagre blanco junto con el agua y mételo en el microondas. Enciéndelo unos 3 minutos en potencia alta.
  • Luego, al igual que en el caso anterior, simplemente procede a limpiar con un paño cuando el interior se haya enfriado. Si utilizas bicarbonato y agua en el paño para limpiar notarás que será aún más sencillo remover la suciedad.

Como verás, limpiar la estufa y el microondas no requiere de grandes secretos ni tampoco de productos caros. Con apenas un poco de ingenio y ciertos ingredientes específicos, esta tarea puede completarse en cuestión de minutos.