Cómo limpiar los residuos pegajosos del piso

Aunque lo ideal es limpiarlos inmediatamente, si los residuos pegajosos se han incrustado en el material debemos tener cuidado para no dañarlo al ir a retirarlos.

Sin desearlo nuestro suelos o pisos puede acabar muy pegajosos. Cuando tenemos invitados en casa y celebramos una comida, algunos restos de alimentos pueden acabar debajo de la mesa, hay accidentes inesperados y nuestro suelo puede sufrir. Por otro lado, si tenemos niños en casa ,son inevitables los accidentes de este tipo, refrescos por el suelo, helados o chucherías que dejan el piso pegajoso.

Existen muchas técnicas para evitar que el suelo quede pegajoso una vez que lo limpiamos, porque no hay nada que nos dé más rabia que limpiar una superficie, dedicar esfuerzo y tiempo y ver que no obtenemos buenos resultados. Cuando se nos cae algo al suelo intentamos recogerlo al momento y pasar la fregona para recogerlo todo, sin embargo, muchas veces se nos quedan los pisos pegajosos.

Creemos que lo hemos limpiado todo bien, sin embargo, la realidad es muy diferente. Si estás cansado de limpiar y no conseguir buenos resultados te damos las claves para acabar con los suelos pegajosos y devolverles así su brillo y limpieza.

Evita los pisos pegajosos con los siguientes trucos

Pisos.

Para conseguir una limpieza impoluta del suelo necesitarás los siguientes materiales:

  • Fregona
  • Agua caliente o hirviendo
  • Limpiador de suelos
  • Vinagre blanco
  • Amoniaco
  • Un cubo de la fregona
  • Trapos suaves

Lee este artículo: Claves para recuperar el brillo de tus suelos. ¡Lucirán de forma espectacular!

¿Qué debes hacer?

Si te encuentras con un suelo muy pegajoso, sigue nuestros pasos para eliminar toda esa suciedad incrustada en el piso.

  • Llena el cubo con agua caliente, el agua caliente remueve mucho mejor la suciedad que la fría, y más si son superficies pegajosas.
  • A continuación, añade al agua una cantidad de jabón para suelos, dependerá de si tu suelo es de madera, parqué, mármol o azulejos.
  • Humedece la fregona y limpia a fondo frotando con fuerza.
  • Si observas que no se ha quitado toda la suciedad, vacía el cubo y llénalo de nuevo con agua caliente y medio vaso de amoniaco de uso doméstico (100 ml).
  • Limpia de nuevo la zona afectada y frota con fuerza.
  • Seguidamente, retira esa agua y vuelve a llenar el cubo para después añadir vinagre blanco. El vinagre es bueno para desinfectar y eliminar todo tipo de bacterias.
  • Deja que el suelo se seque al aire libre y verás que con estos tres productos conseguirás un buen resultado.

Consejos adicionales y recomendaciones

  • Ten cuidado si tu suelo es de madera porque si permanece mucho tiempo húmedo porque podría dañarse y levantarse alguna tablilla.
  • Si la superficie a limpiar no es grande y tan solo es una pequeña parte, prueba a eliminar la suciedad con un borrador mágico industrial. Hay productos que pueden ayudarte sin problemas.
  • Busca fregonas o trapeadores de calidad para que puedan recoger mejor toda la zona sucia y pegajosa, hay de diferentes materiales aptos para todo tipo de pisos.
  • Si la mancha es de un refresco y, por ende, de azúcar, con un limpiador doméstico será suficiente para eliminarla.
  • Con el paso del tiempo, puede que nuestro suelo se dañe porque la capa protectora ha desaparecido. Para mejorar su aspecto, vuelve a barnizar o colocar el protector de suelos adecuado.
  • Los productos naturales como el vinagre, el jugo de limón o el amoniaco doméstico son productos aptos para la familia, no son corrosivos si sabemos utilizarlos adecuadamente, por lo que puedes emplearlo en tu casa independientemente de que tengas niños pequeños o mascotas.

Descubre: Los mejores trucos para recoger muy bien los vidrios rotos

 

Otro método para quitar los residuos pegajosos del piso

Si la superficie no es muy grande pero se ha concentrado en una zona mucho más pequeña un trozo pegajoso, podemos emplear diferentes técnicas para poder recuperar la naturalidad de nuestro piso.

Te contamos qué debes hacer:

  • Rocía sobre el trozo pegajoso un spray lubricante. Un material graso también podría valerte, aunque recomendamos un spray con agua, es decir, el que se utiliza para evitar que las puertas chirríen. Deja que el spray lubricante haga su efecto durante unos minutos para ablandar esa superficie.
  • Frota el sitio con ayuda de un paño limpio, para eliminar parte de ese spray graso y parte de la suciedad.
  • Si todavía no se ha quitado todo y si tu suelo lo permite, te aconsejamos que utilices una rasqueta para rascar el suelo e ir levantando lentamente y con seguridad todo lo incrustado. Ayúdate de aceite de bebé o de más spray para que la superficie esté húmeda.
  • Por último, una vez que hayas quitado toda la suciedad, limpia toda la zona con un jabón apto para tu tipo de suelo y agua caliente para que quede perfecto.

La próxima vez que te encuentres con un suelo pegajoso o residuos indeseables en tu hogar, ya sabes qué hacer para eliminar las manchas difíciles. No dudes en compartir con tus amigos y conocidos estos conocimientos para que ellos también puedan aplicar estos trucos.