Cómo limpiar los riñones con remedios sencillos y naturales

Al realizar ejercicio facilitamos la labor del riñón. Además, si la actividad física es prolongada, también podemos eliminar toxinas a través de la transpiración

Mucha gente no sabe la importancia real que tiene mantener limpios y saludables nuestros riñones. Pero la realidad es que muchas enfermedades se originan en el sistema urinario.

Además, estos órganos se encargan de eliminar las impurezas del organismo. Por tanto, es vital que siempre estén en excelentes condiciones. Descubre en este artículo cómo mantenerlos limpios y sanos.

Síntomas que nos indican que debes limpiar los riñones

Si sufres estos síntomas puede ser que tengas algún desequilibrio en tu sistema urinario:

  • Si tienes la presión demasiado alta o baja.
  • Si te duelen las áreas inferiores y anteriores del abdomen.
  • Si tu orina es de color oscuro.
  • Si tienes sed excesiva.
  • Si te duele la espalda encima de la cintura.
  • Si vas mucho al baño durante la noche.

También es señal de alerta si se sufren estos otros síntomas:

  • Si orina menos de medio litro por día.
  • Si se siente todo el tiempo la vejiga llena.
  • Si hay dolor en la micción.
  • Si los tobillos se hinchan mucho a la noche.
  • Si a la mañana tienes los ojos demasiado hinchados.
  • Si se presentan hematomas sin haberte golpeado o hemorragias.

A su vez, la presencia de cálculos biliares o piedras en los riñones y vejiga son razones suficientes para limpiar los riñones o limpieza renal. A continuación detallamos cómo.

Síntomas que nos indican que es preciso limpiar los riñones

¿Cómo evitar el desequilibrio en los riñones?

  • Controlar la alimentación es muy importante. Así podemos evitar que la cantidad de toxinas aumenten en el organismo, vayan a la sangre y luego no puedan ser eliminadas por orina.
  • Evita consumir mucha sal o productos procesados (sobre todo los congelados y empanados). Estos favorecen la formación de cálculos o insuficiencia renal.
  • No abusar del consumo de productos lácteos, en especial los enteros (no descremados)

Cuidado con los lácteos para los riñones

  • Trata de reducir la cantidad de ingesta de proteínas animales, desde carne hasta huevos. Esto ayuda a precipitar el calcio en la orina. Como consecuencia aumentan las posibilidades de padecer cálculos y además cuentan con mucho ácido úrico.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas o con mucho azúcar, porque hacen que se elimine más rápido el calcio.
  • Intenta mantener una dieta vegetariana o bien rica en alimentos naturales. Añade a tu alimentación muchos zumos naturales de frutas o verduras.
  • Consume en cantidad alimentos con propiedades diuréticas como naranja, uva, limón, pomelo, apio, zanahoria, pepino, manzana, sandía, melón, lechuga, níspero y melocotón.
  • Limita el uso de medicinas como la aspirina, el ibuprofeno o similares.
  • Bebe una cantidad considerable de agua por día (dos litros en invierno y tres en verano). Hazlo hasta que la orina sea casi transparente o de un amarillo muy claro. Tampoco es bueno abusar porque los riñones trabajarán más.

Beber agua para los riñones

Limpia tus riñones en tres días

No se trata de una solución mágica que te garantice “riñones limpios en 72 horas”. No obstante, puede ayudarte en este proceso.

En primer lugar, es preciso que durante estos tres días no consumas nada de café, alcohol, refrescos, sal y alimentos con demasiadas proteínas. Todos actúan irritando los riñones y evitan que la vejiga pueda eliminar las toxinas. Sustituye las bebidas por agua mineral, las carnes por semillas de linaza o girasol y almendras.

Desayuno

Comienza el día con un desayuno que incluya un vaso de zumo de arándanos. Este reduce las cantidades de calcio que se acumulan en la vejiga.

Estos sedimentos causan lentitud en las funciones del riñón. También provocan que las toxinas no “salgan” del cuerpo, además de infecciones urinarias y piedras en los riñones, que son muy dolorosas.

Arándanos para los riñones

A media mañana, bebe un vaso de zumo rico potasio, que actúa como un tónico de limpieza. También te ayudará a tener muchas energías durante este proceso de tres días. Lo puedes hacer tu mismo con un zumo o licuado de zanahorias, apio, perejil y espinacas.

Almuerzo

Para el mediodía, bebe un vaso de clorofila líquida. Esta sustancia de color verde le da ese tono a las plantas y se puede conseguir en las casas naturales o dietéticas.

También puedes hacerla sembrando césped en una maceta, lo cortas y licuas. Beneficia el organismo, mejora el sistema inmunitario y ayuda a limpiar la sangre, entre otras ventajas.

En cuánto a las comidas y cenas en general, puedes consumir lo que desees, teniendo en cuenta que se aconseja dejar la carne y las harinas por estos tres días. Aprovecha para hacer una dieta.

Merienda y cena

Entre el almuerzo y la cena, a la hora de la merienda, bebe una taza de té de semillas de sandía. Es una bebida muy suave con efectos diuréticos, que ayudan a activar el funcionamiento de los riñones y la vejiga. Te ayudará a digerir mejor la comida y evacuar antes de la noche.

Para la cena, bebe un zumo de zanahorias para corregir la frecuencia de orina. También puedes consumir zumo de arándanos.

Antes de dormir, bebe un té de hojas de menta o diente de león. Estos desintoxican el cuerpo y digieren mejor la comida por la noche.

Té de menta para los riñones

Últimos consejos

  • No te olvides a su vez de realizar ejercicio o deporte durante estos tres días. Puedes realizar una caminata diaria de 30 minutos, para facilitar el trabajo de los riñones.
  • También se recomienda visitar un sauna para expulsar las toxinas mediante la transpiración.
  • Puedes tomar un baño de asiento con agua caliente en casa también. Y después refrescarte con una ducha de agua templada o fría.
  • Y por último, estira tu cuerpo, por la mañana y la noche. Elongar de forma correcta te ayudará a “activar” y tener más energías para afrontar el día y a su vez, a descansar mejor.

Imágenes cortesía de Andrew Magill, Andreas Kontokanis, Kyle MacDonald, Chris RubberDragon y Tony Alter.

  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. (2013). Diet for Kidney Stone Prevention. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse.
  • Sampiro, F. J. B. (2007). Protective effects of cranberries on infection-induced oxidative renal damage in a rabbit model of vesico-ureteric reflux. International Braz J Urol. https://doi.org/10.1111/j.1464-410X.2007.07088.x
  • Motulsky, A. G. (1989). Diet and Health: Implications for Reducing Chronic Disease Risk. In Diet and Health: Implications for Reducing Chronic Disease Risk. https://doi.org/10.17226/1222