Cómo limpiar zapatos de cuero: 5 consejos útiles

Los zapatos de cuero requieren un cuidado especial para mantenerse en óptimas condiciones. Por lo anterior, te compartirmos 5 interesantes trucos para limpiarlos sin dificultad. ¡Toma nota!

Limpiar los zapatos de cuero es una tarea que puede resultar tediosa cuando se desconoce la técnica adecuada. Si bien hay productos especializados que lo facilitan, es conveniente conocer algunos trucos que permiten dejarlos impecables y suaves sin gastar de más. ¿Te interesa?

En esta oportunidad queremos compartir 5 consejos que ayudan a remover la suciedad de tus zapatos, dejándolos con un aspecto suave y brillante. Lo mejor de todo es que no tendrás que comprar productos convencionales, ya que proponemos su limpieza a partir de ingredientes naturales. ¡Apunta!

5 consejos para limpiar los zapatos de cuero

La mejor manera de conservar los zapatos de cuero en perfecto estado es haciéndoles mantenimiento después de cada uso. Aunque a veces lo pasamos por alto, en su superficie van acumulando restos de suciedad que puede acelerar el deterioro del material. ¿Cómo facilitar su limpieza?

1. Limpiar los zapatos de cuero con un cepillo o paño

Persona limpiando un conjunto de zapatos de piel
En primer lugar, se debe eliminar la suciedad superficial empleando un paño o cepillo.

La primera recomendación para limpiar los zapatos de cuero es eliminar la suciedad de su superficie con la ayuda de un cepillo suave o paño. Si los zapatos tienen cordones, lo idóneo es lavarlos por aparte con agua y jabón para que queden completamente limpios.

  • Cepilla en varias dirección, haciendo una ligera presión para desprender el polvo adherido. Para terminar, frota el calzado con un paño seco y limpio.

Lee también: 6 sorprendentes formas de reciclar tus zapatos viejos

2. Agua y vinagre blanco

Una solución de agua y vinagre blanco puede ayudar a retirar las manchas que hacen lucir mal la superficie de este tipo de calzado. Sin embargo, es importante aplicarlo de manera uniforme, no solo en la mancha, ya que podría quedar con parches.

  • Tras aplicar la solución sobre el calzado, sécalos con un paño limpio y suave y ponlos al sol.

3. Aceite de oliva

Aceite de oliva
El aceite de oliva es útil cuando los zapatos lucen con un aspecto opaco y sucio.

La aplicación de aceite de oliva sobre los zapatos de cuero puede dejarlos más lisos y brillantes. Por eso, si estos han adquirido un aspecto opaco y sucio, asegúrate de probar este truco. Es idóneo para remplazar las ceras y productos especiales.

  • Aplica unas gotas de aceite sobre los zapatos y frótalas con un paño limpio y suave.

4. Polvo de talco para las manchas de grasa

Las manchas de grasa suelen ser bastante notorias sobre las superficies de cuero. Por fortuna, se pueden remover con facilidad con la ayuda de polvo de talco. Este ingrediente absorbe la grasa y evita que forme parches sobre el material.

  • Para empezar, seca la mancha de aceite con un paño limpio y seco de algodón hasta que la humedad desaparezca. Ten cuidado al limpiar la grasa, pues si la frotas puedes extender la mancha.
  • A continuación, aplica el polvo de talco sobre la zona deseada y déjalo reposar toda la noche.
  • A la mañana siguiente, sacude los zapatos y retira los residuos con un cepillo suave.

Descubre: 10 curiosos trucos para dejar tus zapatos como nuevos

5. Cáscaras de plátano

¿Sabías que puedes limpiar los zapatos de cuero con una cáscara de plátano? Aunque a menudo las consideramos un desecho, se pueden aprovechar con otros fines en el hogar. Los compuestos que tienen en su parte interior ayudan a retirar los residuos que se acumulan sobre el cuero, dejando la superficie brillante.

  • Toma una cáscara de plátano y frota la parte blanca sobre los zapatos. Luego, pule con un paño de algodón hasta retirar los residuos. Finalmente, ponlos a secar al aire libre.

¿Cómo limpiar los zapatos de cuero por dentro?

Mujer echándole talco a los zapatos: limpiar zapatos de cuero
La limpieza interna es fundamental para eliminar hongos y malos olores.

Después de limpiar los zapatos de cuero por fuera, es el momento de limpiar su parte interna para evitar la proliferación de gérmenes y malos olores. Si bien lo pasamos por alto, el sudor y las bacterias que se retienen en el interior son los causantes de olores indeseados e infecciones.

Instrucciones

  • Para empezar, humedece un paño con agua y unas gotas de amoniaco. Luego, frota el interior del calzado y déjalos secar a la sombra.
  • Más tarde, cuando los zapatos ya estén secos, vierte en su interior una cantidad generosa de bicarbonato de sodio. Agítalos para que el bicarbonato se distribuya bien.
  • Déjalo actuar toda la noche y, a la mañana siguiente, tira los residuos.
  • Por último, recuerda ponerte un poco de polvos para los pies antes de usar los zapatos con el fin de evitar el mal olor.

¿Aún no limpias tus zapatos de cuero? Anota estos sencillos trucos y déjalos como nuevos. Como lo puedes notar, son muy fáciles de aplicar y no requieren de grandes inversiones.