Cómo lucir unas pestañas sanas y hermosas

Este artículo fue redactado y avalado por Valeria Sabater
· 25 enero, 2014 · Última actualización: 7 diciembre, 2018 7 diciembre, 2018
Haz que tus pestañas crezcan más fuertes y sanas con aceite de ricino o vaselina. Pestañea con frecuencia para estimular la circulación de la zona.

A todas nos gusta poder lucir unas pestañas atractivas, largas y sanas con las que poder iluminar nuestra mirada.

Aunque en algunas ocasiones se nos caen, tienen una especie de caspa que nos provoca algunos picores o pequeños problemas que nos impiden poder mostrarlas en el buen estado que desearíamos.

Las pestañas, además de cumplir una función estética, tienen una importante función para nuestros ojos que no podemos olvidar: protegernos de la luz solar, filtrando sus rayos; y evitar el impacto del polvo y otros cuerpos extraños.

Nos encanta disponer de unas pestañas largas y hermosas, pero recordemos que son imprescindibles para nuestra vista, de ahí que, cuanto más fuertes y tupidas estén mucho mejor. ¿Te gustaría saber cómo conseguirlo?.

Principales causas de los problemas en nuestras pestañas

pestañas

Los dermatólogos nos dicen que la vida media de una pestaña es de unos cinco meses, momento en que es reemplazada por una nueva.

Que esto no ocurra, es decir, si no se desarrolla una nueva pestaña que sustituya a la anterior, depende de algunos factores que vamos a explicarte a continuación. Conoce las principales causas por las que, en ocasiones, las pestañas se vuelven frágiles o dejan de crecernos:

Mantener una mala alimentación

Así,las pestañas pueden volverse frágiles o dejar de crecer si nos faltan determinadas vitaminas y minerales. La caída de las pestañas siguen los mismas causas que la caída del cabello.

Necesitamos un consumo equilibrado de:

  • Vitaminas A, B, E y vitamina H (biotina).
  • Hierro.
  • Magnesio.

Intenta pues introducir en tu dieta todas aquellas verduras verdes, tales como espinacas, coles de bruselas, brócolis… así como cereales, levadura de cerveza, frutos secos como nueces, pistachos, almendras y ácidos grasos Omega 3, presente por ejemplo en el salmón.

Malos hábitos en el maquillaje

El no desmaquillarte por las noches es sin duda un grave error. Hay muchas personas que olvidan quitarlo cuando van a acostarse, ello supone acumular un exceso de suciedad.

Puede interesarte: Descubre los ingredientes que debes evitar en los cosméticos

Es más, las máscaras de pestañas diseñadas a prueba de agua suelen ser las más dañinas, porque cuesta mucho limpiar el ojo y retirarlas por completo de las pestañas. Utiliza un desmaquillante adecuado y hazlo mediante lentos movimientos desde dentro hacia afuera y con mucha delicadeza.

Uso de rizadores

En ocasiones nos maquillamos con prisa, esto hace que no nos fijemos en el estado de nuestros rizadores. La goma que llevan en su estructura de metal suele estropearse con facilidad, y ello hace que acaben dañando las pestañas e incluso arrancándolas.

Sustituye a menudo las gomas de los rizadores.

Orzuelos o perrillas

Se trata de una inflamación del párpado (blefaritis) debida a un absceso. Este se produce debido a una acumulación de grasa, ahí donde nacen las pestañas. Se produce por el contacto con bacterias, en especial cuando nos tocamos los ojos con las manos sucias. 

Seborrea

Se sucede cuando se queda un exceso de grasa en la orilla de los párpados, provocando que las pestañas se peguen las unas con las otras produciendo una especie de escamas blancas.

Es muy normal en la gente joven, y se sucede por deficits nutricionales o cambios hormonales.

Remedios para lucir unas pestañas sanas y hermosas

Batido nutritivo para las pestañas

jugo de zanahoria Food Thinkers

Si nos tomamos un zumo todas las mañanas que contenga todos los nutrientes adecuados, podremos tener unas pestañas sanas, además de un cabello fuerte y brillante.

Para ello mezcla:

  • Dos zanahorias.
  • Una naranja.
  • Polen de flores.
  • Miel.
  • Nueces.
  • Piñones.

Lo licuamos todo hasta obtener un zumo muy atractivo que beberemos de inmediato. Su aporte de vitaminas y minerales es ideal.

Fortalece tus pestañas

El aceite de ricino es un excelente aliado para fortalecer tus pestañas

Si sueles maquillártelas recuerda añadir primero una máscara invisible que suelen vender enriquecida ya con unos protectores nutritivos.

De todos modos, y si no sueles maquillarte, siempre es conveniente cepillarlas todos los días con un peine pequeño especial, extender sobre ellas una fina capa de vaselina o incluso aceite de ricino, ello hará que crezcan más y de forma sana. Pero recuerda, las dosis deben ser muy pequeñas para no dañar tu ojo y que aparezca conjuntivitis.

El remedio de la manzanilla

Manzanilla (2)

Para que este remedio funcione debes usar siempre manzanilla natural, no de la que venden en bolsitas. Basta con que pongas a hervir dos o tres flores con una taza de agua.

Después utiliza un algodoncito para pasarlo por tus párpados, humedeciendo bien las pestañas.

Ver también: Los 5 mejores zumos para potenciar la visión

Pestañea con frecuencia

Según los dermatólogos, esto estimula la circulación del párpado y el crecimiento de las pestañas.

Utiliza una máscara de pestañas adecuada

Intenta siempre adquirir un rímmel con pantenol, ya que disponen de vitamina B5, ceramidas y factor de protección solar.

Aquellos que se venden como waterproof (los que no desaparecen con el agua), suelen ser más peligrosos para nuestras pestañas porque cuesta más retirarlos.

 

Estos son algunos consejos que puedes tener en cuenta para conseguir unas pestañas bonitas y voluminosas sin hacer muchos esfuerzos.