Cómo mejorar la relación en familia

Es fundamental que los miembros de la familia pasen tiempo juntos. La comunicación es la base para edificar una relación familiar saludable y fortalecer los vínculos afectivos

Es el principal y más importante círculo social que una persona puede tener. Por ello, es fundamental cuidar la relación en familia como lo que es: un tesoro. Algo que tenemos siempre a nuestro lado, pero que a veces descuidamos.

Es esencial dedicar una parte de nuestro tiempo a nuestra familia, a realizar actividades que fomenten la buena convivencia y, además, lograr un sano desarrollo emocional y cognitivo.

No se trata de una cuestión menor, al contrario. Tener una buena relación con nuestros hermanos y padres fortalece los vínculos afectivos y, sobre todo, mejora la autoestima de los miembros de la familia.

Las relaciones familiares

Para hablar de relaciones familiares se debe tener en cuenta qué clase de vinculo existe entre sus miembros. A veces son vínculos fuertes, capaces de resistir problemas y crisis sobrevenidas. Pero en ocasiones esos lazos son tan débiles que se pueden quebrar a la menor dificultad.

Familia jugando juntos.

En la actualidad no es difícil encontrar familias con desapego. Se trata de familias donde a ninguno de sus miembros le afecta lo que hace el otro o ni se interesa si lo que hace está bien o mal.

Esto sucede, en la gran mayoría de casos, porque es lo que han vivido de generación en generación, es decir, es transmitido de padres a hijos. Por ello, es muy común escuchar dentro de estos hogares: “Que le toque como a mí me tocó”.

Esto no quiere decir que no se pueda hacer nada por ellos, solamente basta que un miembro de la familia quiera romper esas cadenas o ataduras con las que han convivido toda su vida. Todo se puede trabajar, quizá cueste un gran esfuerzo, pero con tesón se puede llegar a mejorar esa relación en familia.

Lee también: La necesidad de pasar tiempo en familia

Mejorar la relación en familia

Hay muchas formas de mejorar esa relación en familia. Un primer paso puede ser algo tan simple como interesarse por lo que hacen nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros abuelos. Y hacerlo recordando que merecen todo el respeto del mundo, incluso si no compartes su modo de pensar.

Fortalecer los lazos

Por muy difícil que haya sido el día, todos queremos irnos a descansar con unas palabras de cariño. Recuérdale cada día a tus hijos, a tu pareja, a tus padres, lo mucho que valen para ti, lo mucho que los amas.

Quizá no les hayas dicho nunca que los quieres, entonces es hora que te animes a hacerlo, te darás cuenta el efecto positivo que tienen en tu vida. Unas palabras, unos pequeños gestos, ayudan a fortalecer vínculos y mejoran la autoestima de quien recibe esa muestra de amor desinteresado.

Y otro aspecto muy importante: hay que ayudarse los unos a los otros, con el fin de lograr más tiempo juntos para fomentar esa buena relación que todos buscan. La familia siempre debe ser un pilar fundamental, un apoyo fuerte que nos acompañe toda la vida.

Actividades juntos para fortalecer la relación en familia

Familia feliz

Hay que buscar tiempo para compartir. Puede parecer complicado en unos tiempos en los que las prisas parecen dominarlo todo, pero a veces solo unos minutos pueden significar mucho. Intenta hacer actividades como estas:

  • Realizar juegos familiares. Por ejemplo, los de mesa ayudan a pasar un rato agradable.
  • Practicar algún deporte en familia (por ejemplo fútbol o baloncesto) o realizar ejercicios juntos.
  • Intentar comer a la misma hora, de esta manera compartirán más tiempo alrededor de un delicioso plato de comida.
  • Realizar los quehaceres del hogar en compañía.
  • Ver una película juntos.

No te pierdas: Tips para ser una familia perfecta 

Y, además de todo ello, conviene celebrar los logros, ya sean familiares o individuales, un medio de motivarse mutuamente para lograr metas. Siempre resulta muy positivo felicitar y resaltar esas cosas buenas que nos llenan de satisfacción.

Un último consejo: cuando haya una discusión evitad alteraciones, no permitáis que se levante la voz, pues esto puede conllevar a que se pronuncien malas palabras que complicarán la situación. Recuerda: “El amor y la comunicación son la base de una sana convivencia”.