Cómo mejorar la salud con una mezcla de bicarbonato y miel de abejas

Para obtener los mayores beneficios de este remedio natural es fundamental que utilicemos miel orgánica de la mejor calidad para así poder aprovechar al máximo sus propiedades medicinales

El bicarbonato de sodio y la miel de abeja son dos productos muy comunes entre los remedios caseros para diferentes tratamientos de salud y belleza. No obstante, mucha gente aún no conoce las excelentes propiedades que podríamos obtener  con la combinación de bicarbonato y miel.

En este artículo damos a conocer cómo podemos mejorar nuestra salud con la mezcla de estos dos ingredientes naturales. Podremos fortalecer nuestro sistema inmunitario, eliminar toxinas, regular el sistema digestivo y mejorar la salud dental, entre otras propiedades.

Un remedio milagroso de bicarbonato y miel

El bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un producto tan útil que se puede usar para mejorar problemas de salud, en tratamientos de belleza e, incluso, para algunas cuestiones del hogar. Aunque su uso más habitual es el de antiácido, en realidad aporta muchos otros beneficios que debemos conocer:

  • Es un gran alcalinizante. En este sentido, no solamente combate la hiperacidez gástrica, sino también el exceso de acidez en sangre, el cual nos predispone a sufrir todo tipo de enfermedades.
  • Tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.
  • Elimina el sarro y previene el mal aliento y la gingivitis.
  • Reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora las infecciones urinarias.
  • Reduce las inflamaciones.
  • Previene la gota y el ácido úrico alto.
  • Acelera la curación en casos de gripes y resfriados.
Bicarbonato de sodio para el mal aliento.

Además, el bicarbonato también destaca por una gran variedad de usos tópicos y para el hogar. Entre estos encontramos:

  • Combate la caspa y limpia el exceso de sebo del cuero cabelludo.
  • Exfolia la piel y elimina las manchas.
  • Es un buen producto limpiador del hogar.
  • Blanquea los dientes.
  • Elimina las manchas de la piel.
  • Es un desodorante natural.
  • Neutraliza los malos olores del hogar.

La miel de abejas

La miel de abejas es un superalimento muy nutritivo y un remedio para prevenir y tratar mucho trastornos. Además, es un edulcorante saludable ideal para prescindir del azúcar blanco de una vez por todas, ya que este no nos aporta ningún beneficio y perjudica a nuestra salud.

La miel de abeja tiene las siguientes propiedades:

  • Es un remedio excelente para las enfermedades que afectan a las vías respiratorias altas, gripes y resfriados.
  • Nos protege del envejecimiento que causan los radicales libres en nuestro organismo.
  • Calma el sistema nervioso a la vez que nos aporta energía y muchos nutrientes.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora la digestión.
  • Activa el metabolismo y nos ayuda a bajar de peso con más facilidad.
  • Facilita la asimilación del calcio y el magnesio, por lo cual es muy adecuada, en especial, para niños y mujeres durante el embarazo y la menopausia. También es muy efectiva para prevenir los problemas de dientes y huesos.
  • Elimina el exceso de líquidos del cuerpo.
  • Combate el estreñimiento, en especial las mieles más oscuras.
  • Previene el insomnio y nos ayuda a descansar mejor.

Además, también destacan los siguientes usos tópicos:

  • Desinfecta las heridas y acelera su curación y cicatrización.
  • Nutre y protege la piel del cutis si la aplicamos como mascarilla.
  • Da brillo y suavidad al pelo a modo de acondicionador.
  • Conservante de alimentos natural.
  • Previene el acné

¿Cómo lo preparamos?

Recomendamos usar miel de abeja ecológica y pura. Hoy en día se comercializan muchos tipos de miel adulterada que contienen azúcar, aditivos e, incluso, antibióticos. Por este motivo, debemos elegir una que sea de calidad y que esté sólida para que mantenga sus propiedades curativas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (27 g)
  • 7 cucharadas de miel de abeja (175 g)
 miel de abejas pura

¿Qué debemos hacer?

  • Para empezar, si la miel está sólida, la calentaremos al baño María para volverla líquida. Después ya no se solidificará.
  • Añadir el bicarbonato de sodio y mezclar bien.
  • Conservar en un recipiente de cristal con cierre hermético a temperatura ambiente.

¿Cómo lo tomamos?

Consumiremos una cucharadita de este remedio de bicarbonato y miel por toma, del siguiente modo:

  • En ayunas.
  • Media hora antes de la comida.
  • Media hora antes de la cena.

Se recomienda mantener este tratamiento durante al menos tres semanas. Pasados los 21 días podemos hacer una pausa de una semana y luego volverla a repetir si lo consideramos necesario.

Por último, lo ideal sería repetir este tratamiento natural dos veces al año, a poder ser, en primavera y en otoño.

 

  • Ellingboe, J. L.; Runnels, J. H. (1966). Solubilities of Sodium Carbonate and Sodium Bicarbonate in Acetone-Water and Methanol-Water Mixtures. J. Chem. Eng. Data. 11 (3): 323–324.
  • Alessandra Moro Buronzo.(2011).Las increíbles propiedades del bicarbonato de sodio. Ediciones Obelisco.
  • Graham, J. (1992). The hive and the honey bee. Hamilton (Illinois): Dadant & Sons.
  • 10 Surprising Health Benefits of Honey.

healthline.com/nutrition/10-benefits-of-honey