¿Cómo modifica el amor nuestra salud?

Yamila Papa 8 noviembre, 2014
Al estar enamorados nuestro cuerpo libera más endorfinas, que es la misma sustancia que se segrega cuando hacemos ejercicio. Gracias a ella nos sentimos mejor y eliminamos tensiones

Estar enamorado es una de las sensaciones más bonitas que existe. Tener mariposas en el estómago, ponernos nerviosos cuando vemos a esa persona, compartir momentos agradables, todo eso es realmente muy bueno y no sólo para nuestra salud emocional, sino también física y mental. Conoce ¿Cómo modifica el amor a nuestra salud? En el siguiente artículo.

Amor y salud, complementarios

Más allá de la felicidad que pueda producir el amor en una persona, los médicos y científicos han demostrado mediante varias pruebas que los que se encuentran en pareja tienen menos posibilidades de enfermarse o bien, tardan menos en recuperarse.
Es que el amor no solamente nos ayuda a ser felices, seguros e importantes, sino que tiene efectos secundarios positivos en la salud. Esto se debe, a un compuesto orgánico llamado feniletilamina, que se produce cuando estamos enamorados y que al parecer, tiene efectos maravillosos en todo sentido.

amor4
Esa sensación de mariposas en el estómago tienen mucho que ver con este compuesto y aparece cuando vemos o pensamos en esa persona tan importante, que nos gusta o nos vuelve locos. Esta “descarga” es buena para el organismo, ya que tiene efectos deseados en la salud. Y no sólo en lo interior, sino en lo externo o estético, ya que la sustancia nombrada anteriormente embellece el cabello, la piel y las uñas, ya que aumenta la cantidad de estrógenos. Si nos ponemos a pensar, tiene mucho que ver con la biología, ya que siempre el objetivo orgánico es la reproducción. Si nos vemos bonitos, entonces el otro también lo pensará y es más probable que haya una continuidad de la especie, por decirlo de alguna manera.
Volviendo a los estrógenos, seguro ya las conocéis. Son las hormonas femeninas cuya responsabilidad es formar todo aquello que se relaciona a lo sexual, como ser las mamas o el ciclo menstrual. Durante la pubertad se encarga de madurar la vagina, las trompas de falopio y el útero, también favorece a que crezcan los conductos mamario o que se produzcan los ciclos menstruales.
Otra de las hormonas que es liberada gracias al amor es la melatonina, también conocida popularmente. Ésta tiene la capacidad de reducir el estrés y evitar el envejecimiento prematuro. También aporta una sensación de vitalidad y plenitud. Por ello, cuando estamos enamorados nos sentimos y nos vemos mucho mejor. La melatonina es una sustancia que está presente en todas nuestras acciones.

amor3
La tercera hormona liberada al enamorarse es la norepirefrina, que afecta el estado de ánimo y la atención, por ello es que nos sentimos más sensibles en todo lo que se refiere a la otra persona. Es la encargada de sacar a la luz nuestro instinto de conservación y de protección, pero también para demostrar los sentimientos.
El organismo también genera más dopamina, un analgésico natural que evita que te enfermes. Si a eso le sumas el hecho de que el sistema inmune estará más reforzado, entonces, no es de extrañar que no pescarás ni un resfriado mientras estés en las primeras etapas de enamoramiento.
Y por último, el cuerpo libera más endorfinas, lo que causa una sensación de bienestar general. Lo mismo que ocurre cuando se hace ejercicio, por más de que te duelan todos los músculos, estarás eliminando las tensiones y tendrás la capacidad para soportar mejor el dolor o las heridas.

amor5
La buena noticia es que los patrones son iguales en todo el mundo, ya que el proceso del amor es el mismo en cualquier país o región. Sin importar el tiempo o el lugar, estar enamorados se siente de igual manera. Lo que si cambia es el contexto cultural, pero a nivel biológico y mental, es idéntico.

Beneficios del amor a la salud

Además de lo mencionado antes gracias a las hormonas producidas y liberadas, estar enamorado genera otras ventajas para nuestra salud:

Mejora tu autoestima

Al embellecernos, cuidarnos y prestarnos más atención con el fin de agradar al otro, nuestro amor propio también aumenta. Los psicólogos indican que primero hay que amarse a uno mismo para luego poder amar a alguien, sin embargo, parece ser que enamorarse tiene sus méritos en este aspecto. La persona comenzará a vestir mejor, a maquillarse, a asearse, a peinarse, hacer ejercicio, comer más sano, etc.

Reduce la depresión y la ansiedad

Aquellas personas que no tienen pareja, sufren más ciertos trastornos psicológicos como es la depresión o la angustia. Esto se puede ver en las personas mayores que viven solas, por ejemplo. Estar enamorado mejora notablemente el estado de ánimo y el aspecto físico, ayudando a su vez en los pensamientos y sentimientos que tenga una persona del mundo o de una situación en particular.

amor

Es la medicina perfecta

El amor sirve para reducir la inflamación, reducir el riesgo a padecer un infarto, bajar los niveles de colesterol y mejorar notablemente a pacientes con enfermedades crónicas como la diabetes o el cáncer. No permite que los virus nos enfermen, hay menos posibilidades de tener bajas en el sistema inmune o de sufrir algún tipo de herpes.

Ayuda a dormir y descansar mejor

Dormir en la misma cama que la persona amada ya es suficiente para un sueño más placentero y sin tantas pesadillas. La sensación de bienestar es tal que “dormirás como un angelito” toda la noche. Por la mañana te levantarás como nuevo, ya que el sistema nervioso habrá descansado y reparado lo necesario. Y disfrutarás de más energía y vitalidad a lo largo de la jornada.

Incrementa la creatividad

Estar enamorado nos hace ver el mundo de otra manera. Esa felicidad y plenitud se traduce en mayor imaginación y capacidad de creación. Si tienes un trabajo donde se requiera innovar constantemente, no hay dudas de que necesitarás encontrar lo antes posible a tu media naranja.

Amor

Te puede gustar