¿Cómo motivar a mi pareja para mudarnos?

Claudia Pamela Forestello · 8 octubre, 2018
Al mudarnos a vivir con nuestra pareja obtenemos múltiples beneficios, pero es muy importante que ambos miembros estén de acuerdo a la hora de dar el paso.

Uno de los integrantes de la pareja tiene la palabra “mudarnos” todo el tiempo rondando su mente. Imagina la nueva casa, está convencido de los beneficios, pero no sabe como convencer al otro. No encuentra las palabras justas o el momento adecuado para hablar del tema.

En algunos casos se trata del primer intento de vivir juntos; en otros, de un cambio de casa. Los motivos, tan fuertes y válidos para uno, pueden convertirse en débiles para otros. Y las dudas llenan el espacio de las conversaciones sin lograr la verdadera motivación.

¿Cómo convencer a mi pareja de mudarnos juntos por primera vez?

1. El ahorro de mudarnos juntos en primer lugar

Cuando hablen de sus sueños personales, como la compra de un vehículo o un viaje que quieran realizar, es el momento ideal del comentario. Vivir juntos les permite ahorrar el dinero de una renta, impuestos y transporte. Al evitar esos gastos tienen la posibilidad de invertir en algo más que deseen.

2. Traducir los beneficios en actos

Aquellos días en que duermen juntos son propicios para mostrar, con actos sencillos, las ventajas de ese famoso “mudarnos”. Ordenar el ambiente, preparar una comida saludable y ayudar con su ropa. Una forma indirecta para hacerle ver lo positivo que es tener en casa a su pareja.

Asimismo, mientras cada uno está en su propio piso, es bueno que sienta la ausencia con alguna necesidad. La manera de que esto suceda es dejar de visitarlo algunos días. Generar la necesidad de pedirle ayuda y, entonces sí, decir al pasar lo importante que es mudarse juntos.

¿Lo sabías? ¿Cómo actúa el cerebro cuando estamos enamorados?

3. Pequeñas pruebas de convivencia

 

Antes de lanzarse a la aventura de convivir en pareja, y más aún si no está convencido, hay que hacer pequeñas pruebas. En lo posible, sin que el enamorado sepa que están realizando esa práctica. Para ello, hay que manejar la suficiente discreción y disimulo para evitar que sienta presiones.

Un día se deja el cepillo de dientes, otro una prenda de vestir y un libro. Así, casi como sin recordar, van ocupando espacios en el piso, hasta que no quede más que formalizar.

La otra gran prueba antes de trasladar todos los muebles a un solo lugar, es tomar unas vacaciones en pareja. Sin amigos ni familiares, hay que embarcarse en un camino de absoluta intimidad las 24 horas del día. Si pasan esta prueba en armonía, están listos para convivir.

Claves para convencer a la pareja de mudarnos a otra casa

1. Elegir el momento adecuado para la persuasión

Si es necesario iniciar una negociación para motivar a la pareja a cambiar la vivienda, deben encontrar el momento adecuado. Un espacio en el que ambos estén atentos al diálogo y no sean interrumpidos. En lo posible, deben sacar el tema cuando haya buen ánimo y predisposición por parte de ambos.

2. Énfasis en las ventajas

Para lograr los resultados deseados hay que presentar los mejores argumentos, claros y organizados. Es decir, hay que estudiar con anticipación los fundamentos más positivos para la pareja.

El vecindario más seguro, la cercanía al trabajo, el colegio de los niños, aquellos detalles que más influyan. Estudiar las palabras que se utilizarán es la mejor estrategia.

Descubre: 7 cosas que suceden cuando vas a vivir en pareja

3. No presionar

Decorar la entrada de la casa con piedras.

Algunas personas tienen serias dificultades para hacer frente a los cambios y necesitan tiempo para asimilar. Cuando se encuentran presionados, la resistencia aumenta y se encierran en sus pensamientos. En estos casos, lo mejor es brindar algunos beneficios y cambiar a otro tema.

En otra ocasión, quizá solos vuelvan al tema y logren profundizar con mayor tranquilidad. Incluso, pueden comenzar juntos a ver algunas alternativas de búsqueda. Nuevos barrios, pensar en otra decoración o conversar con amigos sobre la oportunidad de cambio.

Mudarnos es una decisión que debemos tomar en pareja

Elegir el camino de la convivencia o un cambio de piso, cuando ya están viviendo en pareja, son decisiones que se toman de a dos. Jamás debe ser una cuestión unipersonal porque, si surge un problema, las responsabilidades caerán sobre esa persona.

Si uno tiene más reticencia a participar de este proyecto, su compañero tiene que ser paciente y ofrecer el tiempo necesario. La adaptación a los cambios es una capacidad que difiere de unos a otros.

Es posible lograr un cambio de opinión y la aceptación de lo nuevo, siempre que se maneje el plan con estrategia. Si no están seguros, es mejor esperar que arruinar una relación por actuar de forma apresurada.