Cómo ocultar las verduras en los alimentos para niños

Es importante acostumbrar a los niños a consumir verduras desde pequeños. Introdúcelas en su menú poco a poco, en forma de puré u otros platos donde poder combinarlas con alimentos que les gusten

Las verduras y vegetales son esenciales en la dieta del niño, porque aportan minerales, vitaminas y antioxidantes importantes.

Hay un gran problema cuando, especialmente los más pequeños, se niegan a comerlas.

 Sin embargo, lo puedes solventar y ocultar las verduras entre los alimentos que más les gustan.

Buenos hábitos

Niño comiendo verduras.

Es muy importante que el niño empiece a tomar alimentos sólidos, alrededor de los cinco meses, y que se vayan variando los vegetales progresivamente. Así, el niño se acostumbra a los nuevos sabores, y adquiere este hábito en su dieta diaria.

Es importante ofrecer la misma comida para toda la familia, para que no existan diferencias. Al mismo tiempo, todos los miembros de la familia deben de respetar siempre la hora de la comida. También se puede optar por crear recetas originales y divertidas que les resulten atractivas.

Hay que optar siempre por una dieta rica en alimentos saludables, donde los vegetales, frutas y verduras, estén diariamente presentes.

Trucos para ocultar las verduras y vegetales en las comidas

  1. Ofrece batidos de frutas, que contengan plátano, manzanas o yogur, a la hora del desayuno y de la merienda. Puedes ocultar fácilmente las zanahorias, son dulces y no se nota el sabor. Más adelante puedes mezclar con las frutas rábanos, col o acelgas.
  2. Si a los niños les gustan las legumbres, puedes añadir al cocerlas, cebollas, ajos, tomates, zanahorias, patatas y pimientos. Bien triturar con la batidora las hortalizas y mezclar con las legumbres o todo junto: las legumbres y los vegetales.
  3. Preparar simplemente purés de verduras, donde puedes añadir calabaza, zanahorias, patatas, cebollas o brócoli entre otros.
  4. La pizza es uno de los alimentos favoritos de los niños, por lo que puedes integrar en ella, pequeños trocitos de vegetales. Por ejemplocebollas, zanahorias en tiras o calabacín, bien cubiertos de tomate y queso rallado. De esta manera no notarán el sabor de las verduras, pero ten la siempre la precaución de cortar los vegetales en pequeños trocitos.

  1. Prepara albóndigas, pastel de carne o hamburguesas. Puedes añadir a la carne picada, cebollas, pimientos, zanahorias, puerros y calabacín, todo muy picado. No lo van a notar, porque irá mezclado con la salsa o el tomate, que dismulará el sabor.
  2. Puedes usar los vegetales, para preparar postres y tartas. Por ejemplo la calabaza, para preparar pastel de cabello de ángel o tarta de zanahoria.

No dudes en probar estos trucos para ocultar las verduras, de forma que los más pequeños de la casa lleven una dieta equilibrada en la que los vegetales formen parte de su día a día. Además, puedes desarrollar tu imaginación e incorporarlas a algunos platos tradicionales… ¡Inténtalo!

  • Lakkakula, A., Geaghan, J., Zanovec, M., Pierce, S., & Tuuri, G. (2010). Repeated taste exposure increases liking for vegetables by low-income elementary school children. Appetite. https://doi.org/10.1016/j.appet.2010.06.003
  • Wadhera, D., Capaldi Phillips, E. D., & Wilkie, L. M. (2015). Teaching children to like and eat vegetables. Appetite. https://doi.org/10.1016/j.appet.2015.06.016
  • Havermans, R. C. (2010). Increasing children’s liking and intake of vegetables through experiential learning. In Bioactive Foods in Promoting Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-374628-3.00019-0
  • Knai, C., Pomerleau, J., Lock, K., & McKee, M. (2006). Getting children to eat more fruit and vegetables: A systematic review. Preventive Medicine. https://doi.org/10.1016/j.ypmed.2005.11.012