¿Cómo organizar el día de la boda?

Claudia Pamela Forestello 16 septiembre, 2018
Todos sueñan con el día de la boda y la perfección es el objetivo. Sigue estos consejos y tendrás una fiesta inolvidable

El día de la boda debe estar tan organizado como el resto de los detalles previos relacionados a vestidos, anillos, etc. Es verdad que los novios dedican mucho tiempo a seleccionar salón, vestimenta, invitaciones, etc. Pero, la planificación del día de la boda no puede quedar fuera.

De hecho, es el evento más importante de sus días y todos los invitados estarán allí con gran expectativa. Anotar cada factor importante de la fiesta es fundamental para no olvidar nada.

Consejos para organizar el día de la boda y que resulte perfecto

1. Una ceremonia romántica y corta

Ya sea civil, religiosa o ambas, tienen que acordar que sea precisa y que no lleve demasiado tiempo. Si bien están ansiosos por sellar su amor, cuando son muy largas se genera aburrimiento. Y luego, cambiar el estado de ánimo es un poco más difícil.

Está claro que los amigos y familiares que están allí disfrutan de este enlace. Sin embargo, guste o no, lo más atractivo es la fiesta propiamente dicha. Sabiendo eso, no tiene sentido hacer esperar demasiado.

2. Una recepción especial

bolsa de regalo flores

Tener un detalle mínimo con cada persona que llega al lugar, es una manifestación de gratitud que no se olvida. Muchos hablarán de ello después. Una bienvenida cálida que demuestra, lo importante que resulta para los novios, que compartan el día de la boda.

Según sea el tiempo con que se planifica este momento, existen varias alternativas. Pueden tener algo general o algo personalizado para cada familia. Por ejemplo, una vela aromatizada con un “Gracias Juan por compartir nuestra boda”.

3. Mesas pensadas para interactuar

Pensar quiénes se sentarán en cada mesa es algo que debe hacerse a consciencia. Una gran parte del tiempo la pasarán en esos lugares, por lo tanto tienen que estar a gusto.

Considerar las personalidades, los intereses y las relaciones de familiaridad es muy importante. Esto asegura que todos estén cómodos y puedan conversar tranquilamente.

Ver también: ¿Cómo organizar la boda de sus sueños?

4. Música para todos

Algunas parejas eligen la musicalización de la fiesta de acuerdo a sus propios gustos, pero no deben olvidar el resto. La fiesta es una noche mágica para los novios, pero los invitados son parte esencial de ella.

Aclarar previamente al DJ qué tipo de música prefieren para la cena y preveer un abanico de estilos musicales para el baile. Para hacerlo más participativo pueden colocar tarjetas en cada mesa para que hagan pedidos de canciones.

5. Juegos para bodas

El catering en las bodas.

Seleccionar algún sector del salón y ambientar el mismo para que se realicen juegos especiales. Adultos y niños disfrutan mucho de esta novedad, en especial quienes no desean bailar.

Hay una gran variedad de juegos económicos y divertidos que alegran la fiesta. Otro beneficio es que se produce mayor integración entre los invitados.

6. Barra libre y variada

La bebida es muy importante durante todas las horas que dure la fiesta. Tienen que pensar en que una barra libre a la que se pueda acceder todo el tiempo.

Asimismo, es necesario una variedad que incluya todos los gustos posibles. Diversos tipos de gaseosas, jugos, batidos, cervezas y demás bebidas alcohólicas no pueden faltar.

7. Fotografías con todos

Chica con tomando fotografías

El día de la boda, los novios tienen que saludar y fotografiarse con todos los invitados. Es importante que nadie se sienta desplazado ni olvidado en el evento. Han llegado hasta allí para compartir la ceremonia y deben permanecer en el recuerdo.

En la actualidad, se hace más sencillo conseguir imágenes de todos, por los dispositivos móviles. Así que no olviden invitar a cada uno de los asistentes a sacar sus propias fotografías  y subirlas al muro.

Lee también: 8 ideas originales para catering en las bodas

8. El último recuerdo

La despedida es tan importante como la recepción. Por lo que, se hace necesario ofrecer un souvenir para que lleven a su hogar. Lo ideal, es que sea algo útil y sobrio para que perdure.

Conclusión

Organizar el día de la boda puede resultar agobiante, pero en realidad es sencillo; solo se trata de pensar detenidamente los mínimos detalles para que todos los invitados estén bien.

Un buen ejercicio es imaginarse como un tercero que asiste al lugar y pensar qué le gustaría ver o tener a disposición.

Con alegría, tranquilidad y ganas de divertirse pueden generar el día soñado sin demasiada inversión. Con seguir estos consejos y tomar un tiempo para prepararlo con calma…¡Nada puede fallar!

Te puede gustar