¿Cómo organizar mi tiempo?

Al dejar las tareas difíciles para los momentos en los que estamos más lúcidos nos permitirá ahorrar tiempo y organizar mejor el resto de actividades de la jornada

A medida que vamos creciendo nuestras responsabilidades aumentan cada vez más, y si se tiene hijos en casa, ni hablar.

El trabajo, el hogar, la familia, los amigos, la pareja o los hobbies son puntos que no pueden, o deben, ser relevados por falta de tiempo.

Por esto te traemos este artículo con 7 claves  para que te organices un poco más y puedas disfrutar de todo aquello que te hace feliz.

Todo ello, a  la vez que cumples con las responsabilidades del diario vivir.

1. Anota tus deberes

notas

Nuestra cabeza es un manojo de recuerdos, sueños, ideas y sobre todo pendientes.Despeja un poco tu mente con la ayuda de las notas.

En  estas plasmarás esas tareas que tienes que realizar durante el día.

  • Con esto no te desgastarás recordando qué tenías pendiente y, sobre todo, cumplirás con cada uno de los quehaceres. Recuerda que, a veces, la memoria nos puede jugar una mala pasada.

Ver también: Aprender a perder para poder ganar

2.  Organiza tu rutina

No dejes nada al azar. Si calculas y programas cuánto tiempo te demorarás arreglándote, haciendo el desayuno, una rutina de ejercicio, el camino hacia el trabajo y, en fin, todas las actividades de tu rutina diaria, será más fácil distribuir correctamente el tiempo.

  • Realmente este hábito te evitará el exceso de estrés y, por supuesto, hará más fácil que controles el tiempo que dedicas a cada actividad.
  • Claro está que pueden surgir imprevistos. Por esto no ajustes tanto tus horarios y deja un espacio entre una actividad u otra por si sucede alguna eventualidad.

3. Prioriza tus tareas

agenda-diaria

Ya que vas a utilizar las notas diarias para las tareas que tienes pendientes, procura organizarlas según su nivel de complejidad.

  • Hay quienes son más proactivos durante la mañana, entonces este es el momento ideal para realizar esas actividades con más complejidad ya que se cuenta con toda la energía.
  • Por otro lado, hay otras personas que son más nocturnas y su tiempo de inspiración y destreza es en la noche.
  • Así que igual, si estás en este grupo, comienza por las tareas más sencillas y deja para el final aquello que necesita de toda tu concentración.

4. Enfócate

Muchas veces, al vernos abrumados con tantas responsabilidades, hacemos de todo al mismo tiempo.

Esto es algo que, además de traernos estrés, nos expone a fallar y cometer errores en algunas actividades.

  • Enfócate y dedícale 100 % tu atención a cada una de las labores que debes realizar.

Así no cometerás errores y no tendrás que volver a invertir tiempo en esa misma tarea.

5. Mantén en orden tus espacios

oficina-ordenada

¿Cuánto tiempo perdemos en casa buscando el suéter favorito, la corbata, una pulsera? Lo mismo ocurre en la oficina, con la grapadora, la agenda, aquel documento…

  • Si eres organizado en todos los espacios que habitas será más fácil desarrollar tus deberes.
  • Te sentirás más cómodo y a gusto y, por supuesto, serás más eficiente.

6. Quéjate menos y actúa más

La inconformidad es uno de los principales limitantes con los que luchamos a diario.

Junto con la pereza y la falta de interés, son actitudes que nos hacen fallar, cometer errores y ser infelices.

Si estás pasando por un mal momento en algún ámbito de tu vida, procura mantener la calma y sacar lo mejor de ti.

  • Ve el vaso medio lleno y lucha por dejar eso a un lado y seguir dando, en cada uno de los factores de tu vida, lo mejor.
  • Por otra parte, hay actividades que no nos gusta realizar, pero igual son indispensables.

No pierdas el tiempo ni te desgastes haciendo mal ambiente.

Busca la manera de terminar con éxito esta actividad y listo. Acaba y disfruta del placer de actuar con profesionalidad.

Te recomendamos leer: Permítele a la vida que fluya

7. Permite que te ayuden

trabajo-en-equipo

Si eres de las personas que piensan “si no lo hago yo, no va a quedar bien”, estas siendo muy egoísta contigo mismo.

El trabajo en equipo es necesario, en el hogar, el trabajo, los estudios… ¡hasta en una relación amorosa!

  • Si divides tareas entre quienes te rodean, te estarás quitando la mitad de las responsabilidades que llevas encima.
  • Si eres un líder innato, delega y explica bien los resultados que deseas.
  • Inténtalo y observa cómo tendrás más tiempo para invertir en actividades que realmente lo necesitan.

8. ¿Tienes tiempo para ti?

Sea cual sea el fin de tu necesidad de controlar mejor el tiempo, jamás te dejes a un lado.

Realiza cosas que te hagan feliz: lee un libro, haz yoga, disfruta de aquellos alimentos que te encantan…

De eso se trata de la vida. Si invertimos energía y esfuerzo semana tras semana en el estudio, el trabajo y sacar adelante nuestra familia, lo hacemos por bienestar.

Todo ello con el objetivo de ser personas exitosas, felices, sanas, y traer armonía a nuestras vidas y a la de quienes nos rodean.