¿Cómo organizar un banquete de boda?

A la hora de organizar el banquete de boda se pueden hacer algunas modificaciones al gusto de los novios, pero hay algunas cuestiones que son comunes a todo tipo de enlaces.

Para organizar un banquete de boda existe un protocolo que sirve como guía para no dejar nada al azar. No significa que deban limitarse de forma estricta a sus normas, pero es una gran ayuda para los novatos en eventos.

Está claro que, luego, cada pareja personaliza los momentos claves a su gusto y quitan o agregan detalles. Sin embargo, la base para organizar un banquete de boda es siempre la misma.

Claves para organizar un banquete de boda y no olvidar nada

Luego de la ceremonia y el juramento, lo más común es que amigos y familiares se reúnan con los novios para el festejo. Una coordinación correcta de ese banquete es fundamental para lograr la mejor boda.

1. Los novios al final

El salón o parque seleccionado para organizar el banquete de boda debe estar preparado para recibir a todos. Los primeros en llegar son los padres y padrinos que ocupan el rol de anfitriones.

Todos los asistentes se dirigen allí y es el turno de esperar la entrada de los recién casados. Es una buena idea que, durante este tiempo, se sirvan algunos canapés y bebidas al paso. Cuando ya todos estén en la fiesta, entran los novios a pie luciendo los anillos.

Lee este artículo: 5 ideas de lunas de miel perfectas

2. Selección del salón

El salón es fundamental para organizar el banquete de boda por su capacidad y estilo. Algunos optan por lugares más clásicos o tradicionales y otros prefieren la modernidad. De nuestra elección dependerá la integración y colocación de las mesas, por ejemplo.

También puede variar la organización, según la boda sea de día o de noche o la temporada del año. En algunos, es más imponente el interior y en otros se realiza todo al aire libre. Siempre hay que prever las posibilidades de cambios de clima para esa fecha, para no tener sorpresas luego.

En este mismo acto se puede elegir también el menú que se servirá ese día tan especial. Entradas, menú principal y postre están generalmente a cargo de los salones. A su vez, se suman mesa dulce y comida para una avanzada la noche, en el mismo lugar.

3. Distribución de las mesas

Existen diferentes mesas para optar en un banquete de boda. En las más tradicionales, se coloca una rectangular para los novios, padres y padrinos y redondas para el resto. En las más modernas, no hay una distinción tan clara entre invitados y la mesa presidencial.

Esto se realiza según las preferencias de quienes están encargados de organizar un banquete de boda y cómo la personalicen. De igual modo, siempre lo aconsejable es que la mujer esté a la derecha.

En cuanto al resto de las personas, hay que agruparlas con anticipación por cercanía, familiaridad o posibilidades de integración. La idea es que todos pasen un buen momento durante el tiempo que estén en sus asientos.

4. Los tiempos los marca la novia

La atención debe estar puesta en la novia, ya que es la principal agasajada y responsable de marcar el comienzo de cada actividad. Se comienza a comer solo cuando ella toma el primer bocado y así con el resto de las actividades.

No solamente el vestido y su imagen son las protagonistas de la ceremonia, sino todo su comportamiento. Por lo tanto, nadie debe pasar por encima de ella para llamar la atención.

5. El brindis

Antes de levantarse de la mesa, es oportuno que los novio realicen un brindis de agradecimiento a sus familiares y amigos. Por el amor y por la gente que decidió compartir esa fecha con ellos.

Cuando los novios no toman la delantera o no se sienten cómodos con eso, el brindis lo suele realizar también algún familiar cercano. Siempre con un mensaje corto, claro y feliz.

Descubre: 7 mejores regalos para los invitados a la boda

6. El vals

El primer baile es el vals de los novios, con el tema musical que ellos han elegido previamente. A medida que avanza la canción, padrinos, padres, hermanos y el resto se van sumando a la pista de baile.

A partir de allí, el DJ cambia la música y empieza la gran fiesta. Divertirse es la consigna y seguramente vendrán más adelante cotillón y otros detalles para complementar.

Conclusión

Organizar el banquete de una boda es sencillo si se siguen los pasos indicados por el protocolo. Las variantes se realizan con esa base y siguiendo los gustos y personalidad de los novios.