Cómo organizar una luna de miel

Yamila Papa Pintor · 10 diciembre, 2018
No te preocupes, organizar una luna de miel no es una tarea imposible. Solo es cuestión de planificarlo con tiempo y tener en cuenta algunas reglas básicas. ¡Ya solo queda disfrutar!

Dentro de las tantas cosas que debemos planificar durante una boda, no podemos olvidarnos de organizar una luna de miel como nos merecemos.

Tras meses de nervios, ansiedad y emociones a flor de piel y el primer viaje como esposos debe ser perfecto. Presta atención a los siguientes consejos para pasarlo de maravilla y disfrutar al máximo.

Consejos para organizar una luna de miel

El primer viaje de casados es muy especial, sin importar el destino que se elija o cuántos días dure. Para organizar una luna de miel y que sea exitosa e inolvidable (para bien) te recomendamos que sigas estos tips:

1. Fija el presupuesto

Una boda no es algo muy barato, incluso si queremos una celebración simple, será costosa. Lo mismo sucede con la luna de miel. Sin embargo, podemos encontrar el destino adecuado más low-cost.

Podemos elegir desde un «todo incluido» en una isla del Caribe o un viaje de mochileros por Tailandia. El presupuesto es un factor determinante junto con nuestros gustos.

El presupuesto también nos sirve para tener una noción de lo que debemos ahorrar y cuál es nuestro gasto «máximo». Así podemos preveer elementos adicionales: excursiones, regalos, recuerdos, etc.

Algo muy habitual en los últimos años es que los invitados regalen dinero para costear la luna de miel. La idea es que puedan hacerlo con anticipación y no el día de la fiesta. Así los novios saben de cuánto dinero disponen para hacer el viaje o al menos para pagar una parte de él. Pueden usar estos presentes para costear los hoteles o las excursiones o también algún gasto extra que surja.

2. Define la fecha

Se cree que la luna de miel debe ser inmediatamente después a la boda, pero eso no es así. Si bien muchos novios aprovechan los permisos del trabajo y las vacaciones para tener más días, lo cierto es que podemos viajar en el momento que deseemos.

Definir la fecha con anticipación sirve para conseguir mejores precios en vuelos u hoteles. También nos permite pedir días en nuestro empleo, organizar las excursiones, etc.

Pareja sentada en la playa.
Organizar una luna de miel requiere gran planificación.

3. Determina el tipo de viaje

Para organizar una luna de miel es fundamental que ambos estén de acuerdo en la mayoría de las decisiones. En eso se basa una pareja saludable y equilibrada. Por lo tanto, antes de decidir el destino, determinad qué os gustaría hacer en el primer viaje de casados.

Quizás os fascina la idea de tumbarse en una playa todo el día o recorrer una ciudad de punta a punta. Tal vez sois más «aventureros»’ y deseáis ir por libre al Sudeste Asiático. O esquiar en invierno en los Alpes.

Lo importante es que se puedan combinar los gustos de ambos para que el viaje sea hermoso. Si no hay acuerdo, se puede «partir por la mitad» la estancia y cumplir con los sueños de cada uno. Por ejemplo ir unos días a la playa y otros a la montaña.

Tenlos en cuenta: Los 6 mejores destinos para tu luna de miel

4. Elige opciones «todo incluido»

Es verdad que pueden ser más costosas que «ir por libre», pero cuando se trata de organizar una luna de miel no querrás complicarte la existencia. Los paquetes «all inclusive» son la salvación para no ocuparnos ni preocuparnos por nada.

Nos llevan hasta el hotel, nos ofrecen todas las comidas diarias, podemos optar por diferentes excursiones, incluyen el seguro médico… la pareja solo tiene que pensar en disfrutar y nada más.

Analiza si un viaje de este tipo no termina siendo hasta más barato que uno organizado por ti mismo. Y además, ten en cuenta que estarás ocupada con los detalles de la boda como para añadir también la luna de miel a tus preocupaciones.

Pareja haciéndose una foto.
Para organizar una luna de miel siempre debes contar con las preferencias de tu pareja.

5. Descarga alguna aplicación útil

Las novias del siglo XXI están muy bien asistidas con aplicaciones que se descargan en el móvil y que les ayudan en cada detalle de su boda. También hay algunas que incluyen un apartado para la luna de miel.

Estas apps nos permiten ahorrar tiempo y dinero, guardan nuestro historial de búsqueda, nos recomiendan destinos, nos hacen una «cuenta regresiva» del viaje, nos ofrecen un listado de cosas que debemos llevar, etc.

Más consejos: 10 destinos más románticos para visitar con tu pareja

6. Haz una lista de imprescindibles

Por último, para organizar una luna de miel maravillosa, es fundamental que nada falte. Nos referimos tanto a documentos como a dinero, pasando por ropa o información. Las listas funcionan muy bien si queremos tener todo a la vista.

Confecciona un listado con lo que debes empacar, otro con los datos importantes de la estancia, lugares a visitar, etc. Puede parecer aburrido, pero evitará muchos problemas.

7. Sé flexible

Quizás la luna de miel de tus sueños incluía un crucero por el Mediterráneo, un recorrido en globo aerostático o una cabaña frente al mar en las Islas Maldivas. Pero por motivos de dinero, tiempo o gustos del otro, no será posible cumplir con ese deseo. ¡No te desanimes! Siempre tendrás la posibilidad de realizar ese viaje en el futuro.

Lo importante ahora es que podáis disfrutar en pareja la primera experiencia fuera de casa como esposos. Incluso si el presupuesto solo alcanza para una escapada de fin de semana a una finca a pocos kilómetros del hogar.