¿Cómo podemos aumentar las defensas del organismo?

La práctica diaria de media hora de ejercicio puede ayudarnos a aumentar y reforzar las defensas del organismo y a prevenir enfermedades.

Es muy importante que las defensas de nuestro organismo estén en buen estado. Así ayudamos a nuestro organismo a mantener una buena salud.

A continuación podremos aprender algunos tips para reforzar y aumentar las defensas que protegen nuestro organismo de las enfermedades.

¿Con qué hábitos podemos aumentar las defensas?

1. Consumir proteínas

Ningún alimento nos defiende de la gripe. Sin embargo, si lo pueden hacer algunos nutrientes que se encuentran en los alimentos.

Es recomendable comer alimentos ricos en proteínas. Por ejemplo carne de res y de cerdo sin grasa. Además no hay que olvidar las proteínas que se encuentran en los frijoles, la soja, los pescados y mariscos.

2. Comer frutas diariamente

frutas para depurar el colon

Las frutas nos aportan una gran cantidad de vitaminas A, C y E. Estas son las mejores aliadas para que nuestro sistema inmunológico se mantenga en perfectas condiciones.

Para lograr obtener la vitamina A, debemos comer zanahorias y verduras verdes.

La vitamina C la podemos tomar de las naranjas, limones y otros cítricos.

Por último la vitamina E se encuentra en los frutos secos y semillas.

Ver también: 15 Foods That Boost the Immune System.

3. Controlar el estrés

Cuando se tienen altos niveles de estrés se bajan las defensas del organismo.

Por esta razón es muy importante tratar de controlarlo mediante diversos métodos: salir a caminar , escuchar tu música preferida, bajar la carga laboral delegando tareas…

En resumen, relajarte y disfrutar de las actividades que te motiven, dejando a un lado las preocupaciones.

4. Realizar ejercicio

aumentar las defensas

Los profesionales de la salud recomiendan practicar al menos treinta minutos de ejercicio diario para reforzar las defensas del organismo.

Por otro lado, es importante elegir una actividad física que sea agradable y no resulte aburrida.

El hecho de realizar actividades físicas dentro de nuestras posibilidad, permite incrementar la actividad del sistema inmunológico.

  • G. Gonzalez, B., & Escobar, A. (2006). Estrés y sistema inmune. Rev Mex Neuroci.
  • López Plaza, B., & Bermejo López, L. M. (2017). Nutrición y trastornos del sistema inmune. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.20960/nh.1575
  • Klasing, K. C. (2007). Nutrition and the immune system. British Poultry Science. https://doi.org/10.1080/00071660701671336
  • Fang, Y. Z., Yang, S., & Wu, G. (2002). Free radicals, antioxidants, and nutrition. Nutrition. https://doi.org/10.1016/S0899-9007(02)00916-4