¿Cómo podemos combatir la celulitis?

Carolina Betancourth · 3 febrero, 2014
Es fundamental evitar el consumo de sal, que retiene líquidos, y combinar una dieta equilibrada con ejercicio físico para obtener buenos resultados.

La celulitis es conocida como la alteración estructural del tejido adiposo, graso, en algunas zonas del cuerpo, donde se hace presente con la formación de nódulos de grasa. Suele aparecer en la mayoría de las mujeres en periodos de cambios hormonales como la pubertad o un embarazo.

En este caso, ésta no es tratada como una enfermedad, sino como una alteración de la circulación de la hipodermis. La celulitis, aunque no pone en riesgo la salud de quien la padece, tiende a considerarse un problema estético que, puede llegar a causar molestias y modifica los contornos de la piel.

Dentro de las posibles clasificaciones, la forma de celulitis más conocida es la esclerótica o, como se tiende a denominar popularmente, “piel de naranja”. La denominación se debe, precisamente, a las formas características que se forman a lo largo de la piel.

Eliminar la celulitis

Tal vez te interese: Cuidados en la piel en bebés

Entonces, ¿la celulitis es una enfermedad?

En este caso, la celulitis no es una enfermedad, es un problema estético denominado actualmente PEFE, paniculopatía edemato esclero atrófica. Es importante diferenciar este concepto de la celulitis propiamente dicha, que es la inflamación del tejido celular subcutáneo por causas principalmente infecciosas.

Cabe mencionar que, además de la apariencia, esta parte de la piel suele presentar un tacto rugoso. También, al presionar con los dedos la marca puede quedar visible. Además, se puede sentir una leve sensación de pesadez en la zona afectada, así como un leve hormigueo.

¿Por qué se forma la celulitis?

La celulitis, principalmente, se forma por una sobreproducción hormonal que hace que las células adiposas no funcionen correctamente. Al no poder realizar su función de drenaje correctamente, estas células se inflaman, aumentan de tamaño y tienden a volverse rígidas. Así, finalmente, esto interfiere con la circulación de líquidos.

Hay distintos factores específicos que pueden influir en la formación de la celulitis. Entre otros, destacan;

  • Tener una dieta no balanceada o incompleta.
  • No hacer ejercicio o tener una vida sedentaria.
  • Problemas circulatorios.
  • Sobrepeso.
  • Antecedentes familiares.

¿Qué se puede hacer para combatirla?

Aunque en muchos comerciales aparezcan cremas, productos, cirugías o masajes para combatir la celulitis, es recomendable prevenirla de forma natural. A través de una alimentación equilibrada y una forma de vida saludable, principalmente. 

Se debe tener en cuenta que la celulitis es prevenible. Se puede combatir el problema modificando algunos hábitos de vida para corregir este problema

En primer lugar, se debe abandonar la vida sedentaria y empezar a hacer ejercicio con una frecuencia regular. Además, se debe optar por establecer un régimen alimenticio adecuado, con una dieta balanceada con buena proporción de fibra para contribuir a la mejora del sistema circulatorio y para impedir que se forme celulitis. También es fundamental no consumir tabaco.

La importancia de la inteligencia emocional en el deporte.

¿Cómo lo hago?

Es muy recomendable que en tu dieta incluyas lo siguiente:

  • Legumbres. En especial la soya que ayuda a controlar desequilibrios hormonales.
  • Cereales integrales. Que favorecen a la eliminación de toxinas.
  • Alimentos diuréticos. Como la uva, el melón, el melocotón o el espárrago.
  • Onagra. Un aceite que ayuda a regular determinadas alteraciones hormonales.

Además, al empezar a hacer ejercicio, puedes tener una frecuencia de, por lo menos, tres veces por semana e implementar rutinas como:

  • Tener de 15 a 30 minutos de ejercicio cardiovascular.
  • Trabajar un día la cara posterior de tus muslos, tus femorales.
  • Trabajar otro día las caras internas y externas del muslo, abductores.
  • Otro día, trabajar la cara frontal de los muslos, cuádriceps, y las pantorrillas.

También podrías ejercitar tus brazos y tu abdomen unas tres veces por semana, de acuerdo a tu condición física.

Para leer más: Rutina de ejercicios militares para los amantes del deporte

¿Qué debo evitar?

Grasas

Particularmente en tus comidas evita:

  • Las bebidas alcohólicas, pues favorecen la acumulación de toxinas.
  •  Las grasas saturadas, como la de la mantequilla, la leche o los embutidos.
  • Los azúcares, ya que, en algunos casos, no aportan vitaminas ni minerales, sino grasas que se transmiten a todas partes del cuerpo.
  • La sal, pues contribuye a la acumulación de líquidos.

Es muy importante ser constante muy constante en cuanto a la rutina de ejercicios y que, a su vez, seas muy consciente de tu dieta alimenticia. De lo contrario, difícilmente se puede obtener una mejoría.

Además, es muy recomendable iniciar tanto una dieta como una rutina de ejercicio de la mano de un profesional. El consejo de un especialista siempre convendrá de cara a obtener resultados eficaces.

  • Linder, K. A., & Malani, P. N. (2017). Cellulitis. JAMA - Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.2017.5205
  • Sullivan, T., & De Barra, E. (2018). Diagnosis and management of cellulitis. Clinical Medicine, Journal of the Royal College of Physicians of London. https://doi.org/10.7861/clinmedicine.18-2-160
  • Ellis Simonsen, S. M., Van Orman, E. R., Hatch, B. E., Jones, S. S., Gren, L. H., Hegmann, K. T., & Lyon, J. L. (2006). Cellulitis incidence in a defined population. Epidemiology and Infection. https://doi.org/10.1017/S095026880500484X