¿Cómo podemos dejar de comernos las uñas?

Un remedio muy eficaz para dejar de morderse las uñas es ponerse fundas de porcelana. Duran unos 6 meses. Durante ese tiempo tus uñas estará a salvo y podrán seguir creciendo

Hay mucha gente que tiene el mal hábito de morderse las uñas. Ya sea por estrés, ansiedad, o simplemente por una manía que han tenido desde pequeños, es algo que no pueden dejar de hacer durante el día. ¿Y esto qué provoca? Pues que nuestras manos se afeen mucho debido a la aparición de costras y heridas en nuestros dedos. Es más, mucha gente lo lleva a tal extremo, que en ocasiones pueden aparecer incluso infecciones y heridas más graves.

¿Sois vosotros unas de las tantas personas que se muerden las uñas y no sabéis cómo ponerle remedio? Pues a continuación os daremos una serie de consejos para que dejéis este mal hábito, y que os ayudará a presumir de manos muy pronto.

Consejos para dejar de comerse las uñas

  • Es algo completamente psicológico. El mero hecho de comerse las uñas está simplemente en nuestra mente. Por ello, si quieres dejar de hacerlo, se antoja muy importante que os concienciéis de que es un mal hábito, y cada vez que lo hagáis daros un azote en la mano a modo de “reprimenda”. De esta forma tu mente asociará este hecho con que estás haciendo algo malo.
  • Remedios naturales. Si estáis en vuestra casa, y no paráis de morderos las uñas, hay un remedio bastante directo y efectivo para que al menos paréis un rato. Coged un par de dientes de ajo y refregadlos por todas las uñas. Ya veréis cuando intentéis mordéroslas, llega un sabor muy desagradable a vuestro paladar. Así tu cerebro os mandará la orden de que “estás haciendo algo malo así que deja de hacerlo”. Causa-consecuencia en estado puro. Así mismo, en las farmacias también hay una especie de geles que se aplican en las uñas y que su efecto es mucho más duradero (un par de días).
  • Guantes de látex. Esta es también una forma muy drástica para dejar este mal hábito y que encima os protegerá tanto las costras, uñas o pellejitos, por lo que evitará que aparezcan heridas en el futuro. En cualquier supermercado o farmacia se pueden comprar, así que no tendréis problemas para conseguirlos.
  • Uñas de porcelana.  Este es un método que ha ganado mucho peso en los últimos años. Debido sobre a todo a sus resultados completamente satisfactorios. Se tratan de unas uñas postizas que se superponen en la uña original para que así la persona deje de comérsela. Pero lo mejor de todo, es que como la de porcelana no se puede morder ni quitar, la uña afectada crecerá de manera normal. Esto hará que disfrutemos de unas manos más bonitas en poco tiempo.

En definitiva, como habréis comprobado existen todo tipo de métodos para dejar de comerse las uñas. Os recomendamos que los pongáis en práctica lo antes posible. Seguro que vuestras malogradas manos te lo agradecerán.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar