¿Cómo podemos dormir y descansar mejor?

7 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la médico Maricela Jiménez López
El ejercicio físico puede ser muy útil para conseguir dormir plácidamente, aunque hay estudios que afirman que si es muy intenso puede alterar nuestro descanso, por lo que deberás tener esto en cuenta a la hora de elegir la actividad adecuada.

Dormir y descansar mejor, al menos 7-8 horas diarias, es muy importante para nuestro organismo. Si somos propensos a dormir poco un día sí, y otro también, el cansancio se irá acumulando hasta el punto que nos pueda afectar a nuestra salud, tanto física como mental.

Estas son solo algunas de las consecuencias de no dormir y descansar bien:

  • Aumento de peso y obesidad.
  • Deterioro cognitivo.
  • Afecta a la memoria.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Tiempo de reacción mayor.
  • Incrementa el nivel de agresividad.
  • Afecta a nuestro estado de ánimo y puede desembocar en ansiedad y depresión.

A continuación, te presentamos 5 consejos que te pueden ayudar a dormir y descansar mejor.

Recuerda que el sueño es una fase crucial durante la cual nuestro cuerpo y nuestro cerebro realizan funciones fundamentales de reparación y desarrollo cognitivo, por lo que siempre debemos priorizar un descanso adecuado.

Cinco consejos para dormir y descansar mejor

Hombre con sueño

Establece una hora fija para ir a la cama

De esta forma conseguirás ser constante a la hora de descansar y no alterarás las distintas fases del sueño. Fija una hora, ve a la cama aunque no tengas sueño e intenta relajarte. Aunque no lo creas, seguro te dormirás antes de lo esperado.

No dejes de leer: Niños que quieren dormir en la cama de los padres

No ingieras comida demasiado pesada antes de dormir

Digestion

Si abusamos por la noche, la digestión será mucho más difícil de realizar, provocando que nos pueda doler el estómago mientras estemos en la cama. Esto dificultará mucho que conciliemos el sueño de manera normal.

Haz ejercicio por la tarde

Así, conseguirás quedar exhausto tanto física como mentalmente gracias a todo el ejercicio que has realizado. Tras esto, seguro que tu cuerpo se rinde al descanso lo antes posible.

No obstante, hay que destacar que este consejo no funciona para todo el mundo. Algunas personas incrementan su nivel de alerta y activación tras realizar ejercicio vigoroso. Si este es tu caso, te recomendamos ejercicios más relajantes como yoga o pilates.

También puede interesarte: Descansar mejor por la noche con estos ejercicios

Un baño antes de ir a la cama

Baño desintoxicante

Esta es una forma excelente para ayudar a conciliar el sueño. Y es que el agua caliente te ayudará a relajar todas tus articulaciones y a destensar los músculos, consiguiendo así una gran sensación de bienestar que nos ayudará a dormir mejor.

Ponte música relajante

Cualquier música de tu agrado sirve, aunque recomendamos melodías suaves y repetitivas, como la música chill. De esta forma te desconectarás de todo el ruido con una melodía pacífica antes de inciar tu merecido descanso. También puedes escuchar sonidos de la naturaleza a través de cintas de meditación. Te ayudará a relajar la mente y prepararte para un sueño reparador.

Otros consejos que pueden ayudarte son:

  • Suprime las siestas.
  • Favorece un ambiente tranquilo en la habitación en la que duermas, con una temperatura de entre 15 y 22 ºC.
  • Evita el consumo de bebidas y alimentos estimulantes, como pueden ser el café o el alcohol.
  • Evita el uso de aparatos electrónicos antes de irte a la cama. Por ejemplo, trata de no ver la televisión ni estar con el móvil o el ordenador.
  • Puedes probar determinadas técnicas de relajación para reducir el estrés del día. Puede bastar con mantener una respiración lenta, profunda y consciente durante unos minutos.

Estos son algunos consejos que te podrán ayudar a dormir y descansar mejor, con los beneficios que esto implica, tanto para el cuerpo, como para la mente. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica y llevar así una vida más plácida?

  • Driver, H. S., & Taylor, S. R. (2000). Exercise and sleep. Sleep Medicine Reviews. https://doi.org/10.1053/smrv.2000.0110
  • Greer, S. M., Goldstein, A. N., & Walker, M. P. (2013). The impact of sleep deprivation on food desire in the human brain. Nature Communications. https://doi.org/10.1038/ncomms3259
  • Orzeł-Gryglewska, J. (2010). Consequences of sleep deprivation. International Journal of Occupational Medicine and Environmental Health. https://doi.org/10.2478/v10001-010-0004-9
  • Talbot, L. S., McGlinchey, E. L., Kaplan, K. A., Dahl, R. E., & Harvey, A. G. (2010). Sleep Deprivation in Adolescents and Adults: Changes in Affect. Emotion. https://doi.org/10.1037/a0020138